Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sombras del Nublo

Texeda no es solo un negocio, es un modo de vida donde los productos de kilómetro cero son los protagonistas de la mano del chef Borja Marrero

Sombras del Nublo

Sombras del Nublo

Era el año 2006 cuando una película hacía cumplir los sueños de casi todo aquel que la veía. La protagonizaba Russell Crowe y su nombre era Un buen año y era la típica historia de un bróker americano muy estresado que lo dejaba todo y se iba a un chateau francés idílico en medio de la Provenza a vivir de la tierra y el vino sin ansiedad y disfrutando de la buena vida. Pues el proyecto de Borja Marrero en su pueblo natal de Tejeda, uno de los pueblos más bonitos de España, asemeja y mucho a esta famosa película de la década pasada. Se formó en la prestigiosa escuela Hoffman de Barcelona, continúa su formación con Juan Mari Arzak, Ferran Adriá o Ramón Freixa entre otros, ha trabajado por medio mundo hasta conseguir ser el excelente cocinero que es y ahora disfruta de su sueño en el pueblo que lo vio nacer. Texeda no es solo un negocio, es un modo de vida donde los productos de kilómetro cero son los protagonistas, es el sueño y la visión de cómo deben ser los proyectos de hostelería del siglo actual, por este motivo Borja, que es el chef y propietario de la micro-cervecería y restaurante, elabora una de las cervezas con las famosas almendras del pueblo, los huevos camperos son de sus propias gallinas, cría a los baifos que en el futuro le darán la leche para sus postres y más tarde cerrará el círculo cuando pasen por el matadero, sus frutas y verduras son de su propia huerta, los quesos son de la quesería familiar de la zona 'Naroy', donde la segunda generación encabezada por las hermanas gemelas Nati y Beti merecen un reportaje propio debido a la calidad de sus elaboraciones: de los mejores quesos artesanales de la Isla sin duda. Marrero no para aquí: los dulces que pone con el café también son de productores locales, su vajilla es de la artesana de Gran Canaria Radha, las cuales son hechas a mano. Y su último proyecto es echarle imaginación y trabajar la lana de sus ovejas al trasquilarlas, pronto veremos los resultados y es que la filosofía de vida del visionario Borja no deja de sorprender. Visita de peregrinaje obligado para todos los foodies de la Isla y de fuera de ella; disfrutar con vistas de Tejeda y del Roque Bentayga cualquiera de sus tres cervezas, la de almendra, trigo o la extranjera, más tostada, con un plato de carne de cabra o de los huevos a baja temperatura de sus propias gallinas es un plan ideal para cualquier día de la semana.

Compartir el artículo

stats