Sergi Arola (Barcelona, 1968) no para. Confiesa estar viviendo una experiencia "increíble" en el restaurante que lleva su nombre en Madrid y, a pesar de que la crisis también está afectando al sector de la restauración y la gastronomía, uno de los más reconocidos ´chefs´ españoles no esconde su amor por las Navidades, aunque advierte: "No me gusta que la gente se esclavice en la cocina en estas fechas".

-¿Cómo ve la relación entre gastronomía e Internet?

-Es una relación complicada. Está en proceso de maduración, como todo en Internet. Las guías, los blogs y la crítica gastronómica ya están en Internet, pero son fenómenos que necesitan madurar. En España, que es un país democrático y con derechos, que haya gente que se ampare en el anonimato para criticar hace que no sólo yo, sino que otros muchos compañeros de profesión miremos con recelo Internet. La gran mayoría de comentarios que se vierten no están autorizados por experiencia ni por currículum.

-Pero sí parece claro que la gastronomía se beneficia de las nuevas tecnologías€

-Sí, eso está claro. Ahora llega a mucha más gente. Podemos hacer llegar nuestras recetas, nuestros comentarios€ Yo, por ejemplo, utilizo Twitter y Facebook. Soy muy adicto a Twitter. Expreso mis opiniones, mis compromisos, mis recelos€ Me gusta que en 140 caracteres puedas matizar lo que quieras decir.

-¿Internet hace mejores cocineros?

-No, en el ámbito de la cocina lo que importa es el probar. Me horrorizaría pensar que la gente pueda valorar mis platos por Internet. Sería monstruoso. Si algo define la gastronomía, es esa necesidad de vivir la experiencia en el restaurante. Por eso me disgusta que se valore la cocina a través de meras conjeturas o fotos.

-¿Seguimos apegados a la tradición y el exceso gastronómico en Navidad?

-Comer bien en Navidad no tiene porque ser necesariamente caro. Creo que es bueno que en esta sociedad, con la que está cayendo, tengamos esos pequeños resquicios como es la Navidad. Contribuyen a bajar la tensión de todo lo que estamos viviendo.

-Recomiéndanos un plato asequible y distinto para estas Navidades.

-Porque no plantearte unas albóndigas de cordero con unas verduritas. Es un plato de altísima cocina. O rodear el cordero con unas patatas y darle un toque exótico con alguna especie asiática, al estilo de lo que puedes comer en alguna calle de Estambul. También puedes comprar el besugo ahora, que todavía no está al precio de más adelante, y congelarlo hasta el día que lo utilices.

-¿Como son tus Navidades?

-Me gusta mucho estar con mi familia, con mis hijas y mi mujer. Odio cocinar en Navidad. No me gusta que se la gente se esclavice en estas fechas. Soy muy de compartir. Me gusta mucho el ´pica-pica´ en Navidad.

-También eres un gran aficionado al rock€

-Me gusta la música de distintos estilos. Esta mañana he estado escuchando las óperas de ´El Holandés Errante´ y ´Tristán e Isolda´, y ahora por la tarde me he puesto algo de Foo Fighters, Fountains of Wayne y REM. Pero también escucho música española. El último disco que me he comprado ha sido el de Sidonie, que me parece el mejor disco que se ha hecho en España en muchos años. Y si puedo, me gustaría ver el próximo año a los Foo Fighters en Santiago de Chile dentro del Festival Lollapalooza.