| División. El proyecto del nuevo Museo Canario se realizó inicialmente en tres fases. Pero la complicada ejecución de las obras, dada la inestabilidad en la financiación pública, ha obligado a subdividir algunas etapas, como muestra el plano sobre estas líneas.

| Usos. La fase inicial que concluirá en breve incluye el salón de actos y salas de exposición, entre otras dependencias. La segunda fase construirá sótanos, talleres para actividades didácticas e investigación, además de la zona de atención al público (con aseos, etc.). En esta se describirá la gran cristalera que ocupará parte de la actual fachada principal. La tercera ofrecerá áreas para la administración y salas de exposición; la cuarta, en donde se ubica el Museo actual, será remodelada y, la fase quinta y última, construirá otros dos sótanos, la tienda, una cafetería y un restaurante, mientras las dos plantas superiores comunicarán con la sala de exposiciones.