- 'Pitingo' escora el flamenco hacia la música cubana en Malecón Street. ¿Qué tiene de bueno el disco para quien no lo haya descubierto?

- Las canciones no son nada nuevo porque las conocemos todos. Son grandes éxitos del repertorio universal de la música cubana, pero quizás lo bueno es la armonía que le hemos dado, los aires flamencos, y por supuesto el dar a conocer al público las historias verdaderas de cada canción y cada autor. Estuve con la familia de cada autor en Cuba y conocí la historia de todos ellos. Un disco muy sentido, con mucha raíz.

- ¿Cómo llega a este cuarto disco tras bregarse con el soul, el pop y otros estilos?

- El camino ha sido difícil, dando pasos de hormiguita y sin prisas, pensándolo muy bien todo y con todas las consecuencias. Cada vez que intentas crear algo salen muchos seguidores y muchos detractores. Contamos con ello. Y el disco viene porque conocí a Yadam González, un productor cubano que me ofreció cantar dos o tres primero, que creo que fueron Nosotros, Contigo en la distancia... Me explicó el proyecto, quería que viajara a Cuba, que hablase con los familiares, que aprendiera de las historias, que conociera más de la música cubana, y automáticamente me tiré al río.

- El repertorio cubano es un recurso muy socorrido a la vez que peligroso al que ya se han acercado otros artistas flamencos. ¿Le pareció oportuno acercar su carrera a estas aguas?

- Sí, sí, es verdad, y la única diferencia con este trabajo es que nosotros contamos la historia también en un DVD. Las canciones están más que hechas, no hay nada nuevo que aportar. El público conoce estas canciones pero desconoce el porqué de cada una de ellas. Hay temas que hemos recuperado como La vida es un sueño, de Arsenio Rodríguez, por ejemplo, que no son muy conocidos. Es también nuestro pequeño homenaje a estos músicos porque nos decían los familiares que ya nadie se acuerda de ellos.

- ¿Cómo está funcionando la gira y qué tipo de concierto se va a encontrar el público canario?

- Llevamos dos meses de gira y todo va muy bien, de verdad. Ayer nos dijeron que en Colombia es número cinco en ventas y en Colombia el número diez. En Buenos Aires pegamos un buen pelotazo y en España es Disco de Oro. En Canarias voy a hacer el disco íntegro con algunas pinceladas de cante flamenco, de otros discos anteriores, igual suena Roberta Flack, que siempre lo piden.

- Su carrera ha sido meteórica desde su debut con Pitingo con habichuelas (2006). ¿Cuál es la fórmula para ser un artista de éxito?

- Gracias a Dios todos los discos que he hecho han gustado, también con polémica porque hay que arriesgar, y a veces me río de esa polémica. Las críticas de los puristas vienen de dos lados: los que no quieren que toque a Aretha Franklin, y los que no quieren que toque el flamenco. Y no tengo ni secretos ni fórmulas, sino ser muy humano con el público, hablar mucho con ellos. Termino los conciertos y me pongo a firmar discos, contesto a todo, tengo detalles con ellos, y lo importante es que te vean cercano.

- ¿Ha encontrado ya su propio camino a partir de las raíces flamencas?

- Yo soy un artista flamenco, de raíz flamenca, que nunca ha creído en la pureza del género. Y quien no arriesga no gana. Camarón o Enrique Morente fueron muy criticados por lo que hicieron, y mira ahora. Lo que le ocurrió a Camarón fue increíble. No tengo problemas. ¿Por qué fusionas?, me preguntan. Yo soy una fusión, soy mestizo, así que imáginate.

- ¿Qué nuevo ejercicio de fusión tiene en mente de cara a nuevas grabaciones?

- El paso siguiente es hacer un disco de cante tradicional, aunque parezca una sorpresa. No será un lanzamiento como los otros, será para los más aficionados, y mientras hago este comenzaré con el otro, del que no voy a contar nada todavía, pero que tendrá mi sello.

- Le tengo que preguntar por el incidente que tuvo en marzo pasado cuando las autoridades estadounidenses le negaron la entrada al país.

- Tuve que cancelar conciertos con las entradas vendidas, y al día siguiente me dieron el visado. Yo la verdad, en la Embajada les decía que si me confundían con un terrorista por qué me dejaban salir de allí, aquello al final tuvo una gran promoción mas incluso que si hubiéramos tocado.