Por primera vez en la amplia historia de la Sociedad Filarmónica de Las Palmas de Gran Canaria una mujer ha sido nombrada presidenta. Se trata de Pilar Roca de Armas, cuyo nombramiento fue ratificado recientemente por la junta directiva de esta entidad, que tiene nada menos que 167 años de historia. La presidenta se ha puesto ya una meta: conseguir llegar a los 1.000 socios.

Reconoce que no será una tarea nada fácil dada la delicada situación económica y la supresión de las diferentes subvenciones por parte de las administraciones públicas. "Todo se va recortando de una manera descarada", lamenta la nueva presidenta. Aún así tiene atisbos de optimismo porque asegura que no se han notado las bajas de los socios que actualmente llegan a los 840.

Es una cifra que va fluctuando con vistas a llegar a los 1.000. "Solamente pedimos 15 euros al mes. Afortunadamente no se ha notado la diferencia de socios, porque creo que la gente se ha dado cuenta de que por 15 euros tiene unos conciertos muy buenos", opina Roca de Armas.

Otra de las asignaturas pendientes es atraer a la juventud a este tipo de actividades, algo también muy complicado. "Lamentablemente los jóvenes no tienen interés. Hemos dado gratis la entrada a los alumnos del Conservatorio para que vengan a nuestros conciertos y no vienen. También facilitamos la entrada a los universitarios que sólo tienen que pagar 1,80 euros, pero vienen poquísimos. En general, cuando acudes a un concierto notas que la mayoría es gente mayor", recuerda. "Y no es solo en Canarias. El único sitio donde la gente joven tiene interés por la música clásica es en Inglaterra. Nosotros no hemos tenido mucha suerte en este aspecto todavía, pero estamos luchando", añade.

Roca de Armas asumió la presidencia cuando dejó su puesto Jerónimo Saavedra al ser nombrado Diputado del Común. "Me llegó de manera imprevista. Mis compañeras me animaron y es una labor bonita, no cabe duda que son 167 años y la Filarmónica ha trabajado mucho para mantenerse porque esto no es nada fácil", resume.

Pese a que es la primera mujer que llega a su puesto, ella prefiere quitarle hierro al asunto. "No ha salido ninguna mujer hasta ahora porque no se ha dado el caso y porque hasta ahora los hombres han sido los que dominaban. En nuestra junta se fueron metiendo varias mujeres y había más mujeres que hombres, pero eso está pasando en otros lugares, como las universidades".

El amor por la música clásica le viene desde que era muy pequeña. Su infancia está plagada de momentos musicales. "Es algo que llevo de familia, he tenido la gran suerte de tener una familia musical, mi abuela y mi madre tocaban el piano. Tocábamos a dos pianos porque mi abuela tenía una casa grande. Este cariño por la música también se lo he inculcado a mis hijos. Yo afortunadamente lo viví desde niña, tanto de la parte materna como paterna, he tenido esa suerte. Recuerdo a mi abuela cómo tocaba el piano, era maravilloso", afirma.

Tres años de mandato

La junta directiva de la Sociedad Filarmónica de Las Palmas de Gran Canaria eligió recientemente a Pilar Roca como nueva presidenta de la entidad, quien sustituye a Jerónimo Saavedra. A partir de ahora la junta, cuyo mandato expira en el año 2016, queda constituida por Pilar Roca de Armas (presidenta), Juan Bethencourt Morrel (vicepresidente), María Concepción de Armas Fariña (secretaria), Margarita Guerra Caballero (tesorera), María Teresa Chesa Ponce (contadora), Vicente Cabrera Morán, Arturo Delgado Cabrera, Benedicta Hernández Cabrera, Aida de la Serna López, Janice Burgoyne de Betancort y Sebastián León García - Hernández.