Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La tumba de Lenin, el clon de Stalin y el presidente Truman

La tumba de Lenin, el clon de Stalin y el presidente Truman

Todos los elementos para tejer una fascinante aventura enmarcada en la Guerra Fría aparecen reflejados en el último álbum de Las aventuras de Lefranc, el número 24, titulado El niño Stalin, en el que, además de su creador Jacques Martin, aparecen dos nombres tan importantes de la escuela franco-belga como Thierry Robberecht y Régric. Todo parte de una visita del intrépido reportero a la plaza Roja de Moscú en noviembre de 1952 para visitar la tumba de Lenin. A partir de ahí se producen una serie de acontecimientos sobre un clon del dirigente soviético que acaba con un conflicto de espionaje internacional. La aparición del discípulo aventajado de Hergé, Regric, imprime una gran pericia técnica en uno de sus mejores títulos.

Compartir el artículo

stats