Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Negro sobre negro

Postman lanza 'Rejuvelac', un ejercicio alrededor del funk, hip hop y dub

Negro sobre negro

Negro sobre negro

El músico y productor Tomás de la Rosa (Tejina, 1968) hace tiempo que encontró en el funk, hip hop y dub el soporte con el que construir su particular universo sonoro. Fascinado por los desarrollos instrumentales de corte negroide y los ritmos rotos, su alter Postman estrenaba el año nuevo con el Ep Rejuvelac (El Hombre Bala, 2015), donde el tinerfeño hurga y retuerce en el colorista surco que presentaba a mediados de 2013, cuando lanzaba el disco That's all love is about (Ruin Records).

Este Rejuvelac es un caramelo en cuatro pasajes que pivotan sobre la techumbre de un artista que está llamado a jugar en las ligas mayores de la electrónica experimental. Masterizado por los malagueños Stay Puft (Bsn Posse), Postman incide en esta nueva entrega en la deconstrucción del hip hop y funk con unos fraseos vocales que, lejos de ser recurso protagonista, quedan atrás, como un instrumento más, que cabalga modulado entre texturas sonoras que lo sitúa en la estela de unos primerizos Dj Shadow o Aphex Twin, salvando las distancias, dos de sus artistas de referencia, sobre todo el proyecto de Josh Davis, de quien se declara un completo admirador.

Evil es el single y primer tema de este Ep, mosaico de patrones marca de la casa, donde alumbra el terreno en el que se mueve ahora; New Way y From The Grave, sitúan de nuevo a Postman en ese frágil territorio de la electrónica abstracta y experimental; mientras que en All you Need, el corte que cierra el disco, de menor octanaje que los anteriores, hace aflorar la percha ambient que frecuenta cuando le apetece con exquisito criterio.

Compartir el artículo

stats