Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

cine

Valor se escribe en femenino

En la edición con mayor presencia de Canarias en la historia del festival de Málaga, cuatro cineastas isleñas compitieron con tres cortometrajes. Una recibió el Premio Especial del Jurado en animación

Ana Sánchez-Gijón, en su plató de Tegueste (Tenerife).

Ana Sánchez-Gijón, en su plató de Tegueste (Tenerife). LA PROVINCIA / DLP

Son las cuatro cineastas canarias que participaron en la pasada 18 edición del Festival de Málaga Cine Español y representan tres perspectivas diferentes para abordar el audiovisual de las Islas. Dos son directoras en las treintena y trabajan en tándem desde Las Palmas de Gran Canaria, Cris Noda y Cayetana H. Cuyás; otra es directora, tiene veintiséis años y trabaja en Barcelona, María Sosa Betancor; por último, Ana Sánchez-Gijon, radicada en Tenerife, cumple 29 años en el cine y es directora y productora en una de las empresas de referencia, La Mirada, con una división de dibujos animados denominada La Casa Animada. Sánchez-Gijón es, además, presidenta del Clúster Audiovisual de Canarias. El trabajo firmado por Cris Noda y Cayetana H. Cuyás se titula Silver Sands Motel (2014), el de María Sosa Betancor Eclipse (2014) y el de Ana Sánchez-Gijón La trompeta (2013). Este último obtuvo el Premio Especial del Jurado en cortos de animación.

Pero la presencia de Canarias en el certamen malagueño este año no se limitó a estas cineastas. Otros dos cortos estuvieron presentes en la competición oficial, firmados por Rafael Navarro (La vie en rose) y David Pantaleón (Tres corderos). Además, dos largometrajes filmados en las Islas -uno de productor canario- compitieron por el máximo galardón del festival. El primero rodado en Gran Canaria producido por Adrián Guerra y el segundo en Tenerife por Gerardo Herrero. Son la comedia Cómo sobrevivir a una despedida (Manuela Moreno), con un reparto encabezado por Natalia de Molina, Úrsula Corberó, María Hervás, Celia de Molina y Brays Efe; y el drama Tiempo sin aire, (Samuel Martín y Andrés Luque), protagonizado por Juana Acosta, Carmelo Gómez y Adriana Ugarte. Finalmente, el lanzaroteño Roberto Pérez Toledo fue jurado en cortos de ficción y Zonazine, dedicada al cine español emergente. En esta sección, la tinerfeña Toni Acosta logró la Biznaga de Plata a la Mejor Actriz por Cuento de verano, de Carlos Dorrengo y Ruben Ochandiano.

Asesinato, miedo, crisis

Cris Noda (Las Palmas de Gran Canaria, 1980) y Cayetana H. Cuyás (Las Palmas de Gran Canaria, 1981) se conocieron rodando el cortometraje Fondo o forma (David Pantaleón, 2011). La segunda fue su directora de arte, la primera de fotografía. "Al año empezamos a trabajar juntas", explica Cuyás. "Nuestro primer trabajo de cine como directoras fue Not The End (2012). Empezó como una broma, el supuesto día del fin del mundo, el 31 de diciembre de 2012". "Pensamos: "ya que va a ser el final, qué mejor forma de terminar sino rodando". Lo hicimos todo ese mismo día", añade Noda.

Este último año, su segundo corto juntas, Silver Sands Motel, de cinco minutos, ha llevado a cabo un meritorio recorrido por festivales de la mano de la distribuidora canaria Digital 104. ¿Un thriller deconstruido? Eso es. Narra un asesinato por encargo en un motel de Long Island (EEUU), pero es el espectador el que debe componer el puzzle, sus piezas son una sucesión de planos fijos con apenas movimiento interno ni diálogos. "Nuestro último trabajo es Melodrama, actualmente en fase de montaje. Dejará menos cosas abiertas que Silver Sands Motel". Noda y Cuyás trabajan bajo el sello Studio Las Coloradas en un local situado en este barrio de La Isleta.

Eclipse, de María Sosa Betancor (Las Palmas de Gran Canaria, 1989), dura catorce minutos. Dos niños, Pol y Lua, se preparan para la llegada de un eclipse en un bosque. Es un trabajo de fin de Máster de Dirección Cinematográfica de la Escac, en Barcelona, uno de los más prestigiosos centros de formación de cine de España. Sosa, instalada en la capital catalana desde los 18 años, ha trabajado estrechamente con el muy prometedor director Marçal Forés (Animals, Amor eterno). "Eclipse se parece mucho a "Rem, mi anterior trabajo", explica. Aquel llegó a exhibirse en Sitges, Cannes y Los Ángeles. "Eclipse es una historia de superación de un miedo irracional a lo desconocido. De pequeña me ocurrió algo parecido. Me gusta el cine fantástico, pero como aparece en películas como Martha Marcy May Marlene (Sean Durkin, 2011) y, sobre todo, Take Shelter (Jeff Nichols, 2011). Un acercamiento desde lo psicológico, jugar con la ambigüedad, que el espectador se pregunte si lo que se cuenta no estará pasando solamente en la mente de los personajes".

La filmación del corto de animación La trompeta, dirigido por el venezolano residente en Tenerife Andrés Nieves, tiene su origen en los cursos que la productora Ana Sánchez-Gijón (Valencia, 1966) organizó entre 2006 y 2011 a través de La Casa Animada. "Tratamos de darle una salida a este sector y al del videojuego, especialmente interesantes para las Islas". ¿Por qué? "A pesar de que tenemos unas localizaciones envidiables, éstas son limitadas por los altos niveles de protección del territorio. La animación, en cambio, no consume territorio. Además, los datos dicen que el setenta por ciento de lo que exporta el sector audiovisual español es animación. Este corto, que hemos desarrollado con el colectivo Bla Blu; la serie de treinta y nueve capítulos Cleo, que he dirigido y actualmente emite el canal Clan de Televisión Española; y la nueva película de los creadores de Las aventuras de Tadeo Jones, que, según se ha difundido, se prepara en Tenerife, son ejemplos de las posibilidades de este género".

La trompeta, de nueve minutos, cuenta la historia de un viejo músico en Nueva Orleans, su penoso estado actual y sus esperanzas. Sánchez-Gijón lo define como "un bello poema audiovisual. Me gusta especialmente su iluminación y estoy especialmente orgullosa de haber sumado al proyecto a Christian Johansen, con quien trabajamos desde hace veinte años, ha hecho una preciosa banda sonora en forma de blues. Es interesante el vínculo que establece entre el crac del 29 y la crisis actual. Está realizado con técnica de animación tradicional en 2D, que es el único espacio donde de verdad podemos competir en Canarias. A mí al menos es el que más me interesa".

Les pregunto a Cris Noda y Cayetana H. Cuyás por el principal valor de Silver Sands Motel. "Es la apuesta de intentar contar una historia con muy pocos elementos, casi sin contar nada", opina Noda. "Fue un corto improvisado, solemos trabajar sin diálogo y con una idea no predeterminada de la duración. Eso sí, sabemos lo que queremos contar y el tono que buscamos. Otro valor es que lo hemos hecho solo cinco personas. Es increíble verlo competir con cortos de un altísimo nivel de producción en un lugar como Málaga". Silver Sands Motel, añade Cuyás, "es una explosión, la recomendación de un amigo nos llevó al motel y fue como llegar al paraíso. El trabajo de dirección de arte lo tenía prácticamente hecho con lo que me encontré allí. La fotografía está inspirada en el trabajo de Francesca Woodmann, que Cris admira de forma especial".

Sobre los referentes de su cine, Cuyás, que trabajó cinco años en la productora danesa Zentropa, menciona Persona (1966), de Ingmar Bergmann. "Soy muy fan del cine nórdico, también de Carl Theodor Dreyer y Lars von Triers. Wim Wenders, los Hermanos Dardenne y Luis Buñuel son otros nombres destacados". "Suscribo todo", apunta Noda, "pero yo tengo además una querencia especial por el cine negro".

Ruta en cinco vías

María Sosa Betancor coincide en la admiración por Lars con Triers, "un gran referente cinematográfico desde que empecé a estudiar cine. Spike Jonze es otro director que me resulta cercano. Su película El ladrón de orquídeas es la que más he visto. ¡Ah, y la española Magical Girl, de Carlos Vermut, fue para mí de las mejores de 2014!" Sosa vive de hacer publicidad en Barcelona. Le pregunto por la situación del sector en la ciudad. "Mal desde que acabé la carrera, las películas que se hacen son muy pequeñitas, sin canales de distribución, todo es amor al arte. Para ganarte la vida o haces publicidad o entras en películas que vienen armadas de fuera". ¿Qué impresión tienes del momento que está viviendo Canarias?" "Me da miedo que las Islas se conviertan en un plató de cine comercial y no estemos potenciando que los canarios creen su propia industria, aunque sea a pequeña escala".

En la misma dirección, Cris Noda opina que "es estupendo que se esté rodando, pero muchas veces nos encontramos con equipos completamente armados ofreciendo solo puestos de baja cualificación. Es triste sentir que todo el mundo está jugando, pero tú no estás invitada". Cuyás refuerza la misma idea: "Habría que elevar los porcentajes de técnicos locales en las películas que se rueden aquí. Cada vez que tenemos oportunidad lo decimos, hemos escrito varias veces a la Gran Canaria Film Commission, pero no hacen caso".

Ana Sánchez-Gijón, presidenta del Clúster Audiovisual de Canarias, ofrece un diagnóstico detallado: "Que la consejera de Cultura del Gobierno diga que todo funciona estupendamente porque los incentivos fiscales han dado frutos evidencia una desconexión total de la realidad. Pero somos conscientes de que quien primero debe cambiar es la consejería de Hacienda, pues el Parlamento ya declaró en 2009 que el sector audiovisual es estratégico para Canarias". ¿Qué debe hacerse? "Las vías principales son tres: por un lado, que vuelvan las ayudas directas, revisadas, si fuera necesario, hacia un modelo que también tenga en cuenta la comercialización; en segundo lugar, que la Televisión Canaria coproduzca con las empresas audiovisuales isleñas; y, en tercer lugar, potenciar la formación orientándola a las necesidades de la industria. Además, debe consolidarse la fórmula de incentivos fiscales y establecerse un sistema de sociedad de garantías recíprocas, por el cual los productores podamos recibir un aval sin necesidad de hipotecarnos con nuestros bienes personales. Finalmente, que la Reserva de Inversiones de Canarias pueda usarse para financiar obras audiovisuales canarias deberá ser la próxima batalla en el parlamento español".

A María Sosa Betancor le gustaría rodar en su tierra. "Ahora estoy en la productora O, de Luis Cerveró, uno de mis realizadores favoritos. Combinaremos proyectos comerciales de publicidad con personales. Nunca he rodado en Canarias y no me lo perdono. Quiero que mi próximo proyecto sea ahí. Hace poco empecé a escribir una historia con los volcanes de las Islas como protagonistas". ¿Se ha planteado la posibilidad de salir de España a otros lugares donde las oportunidades sean mayores? "Para mí el cine es un juego de valientes. Me lo he planteado muchas veces. Todo el mundo que conozco que lo ha hecho le ha ido mejor. Pero ahora me siento cómoda en Barcelona. Siento que tengo mucho que aprender, prefiero ir con pasitos cortos y firmes antes que lanzarme a la aventura".

Cris Noda y Cayetana H. Cuyás trabajan en estos momentos en un documental sobre un tío de la segunda, Antonio Gómez, "un artista que se fue a vivir a Italia y llegó a ser durante doce años Diseñador Jefe de la Línea Masculina de Valentino. Buscando entre sus cosas me encontré un guión suyo, dos semanas antes de su muerte tuvo reuniones en Madrid para hacerlo. La idea es hacer esa pieza y contar su historia. El año que viene se cumple el veinticinco aniversario de su muerte, quiero tenerlo para entonces". Esta misma semana, Cuyás ha obtenido una beca del Programa Ibermedia para desarrollar el proyecto este verano en la isla caribeña de Puerto Rico. Se presentaron cincuenta y seis proyectos. Respecto a dejar atrás Canarias en busca de mayores oportunidades, Noda y Cuyás opinan que "solo saldrían por vivir experiencias nuevas, no para hacer cine. El cine en Canarias está ahora en ebullición. Se habla mucho de los rodajes que nos llegan, pero no tanto de lo que ocurre aquí. Hay mucha gente haciendo cosas interesantes, arriesgadas. Eso sí, auto producidas porque nadie hace maldito caso".

Por su parte, Ana Sánchez-Gijón está en plena vorágine por el éxito de su serie de animación Cleo en el canal Clan. Ayer mismo se le comunicaba el premio a la mejor serie en el Festival de Cine de Stuttgart. "Éramos la única serie española compitiendo, un festival de cine de clase A en animación. En junio firmaremos la venta al mercado asiático a través de Disney. Tenemos en perspectiva una nueva temporada de otros treinta y nueve capítulos. Puede que sean dos. Hay jugueteros y editoriales infantiles interesadas. Nos gustaría poder producirla aquí. Estoy, además, con el trabajo al frente del clúster. Es un momento delicado, con elecciones a la vuelta de la esquina. Nos volcaremos con el próximo parlamento para recuperar el tiempo perdido. Es evidente que somos industria, cultura y promoción turística. Por eso, urge corregir la manifiesta desigualdad de Canarias en relación a otras comunidades para financiar su audiovisual".

Compartir el artículo

stats