Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

literatura

Traducción, ética, lectura

El 'Boletín' del Taller de Traducción Literaria publica un número especial con motivo de su vigésimo aniversario

El Taller de Traducción Literaria de la Universidad de La Laguna cumple veinte años. Con ese motivo lanza su Boletín número 15. El Taller de Traducción Literaria es un seminario permanente dedicado a la práctica de la traducción literaria y a los estudios de traductología, y fue fundado por el poeta y profesor Andrés Sánchez Robayna. Sabemos que mediante diversos métodos -la traducción colectiva, la traducción revisada, la traducción contrastiva, etcétera- vierte al español a escritores de muy diversas lenguas. Su marca es el rigor.

En la portada, el propio Robayna publica un interesante, lúcido artículo titulado La traducción como ética, donde alude, entre otras cosas, al decisivo papel de la traducción en la degradada sociedad contemporánea, en especial a la hora de trasladar la "literatura difícil" (Yves Bonnefoy dixit); un paso crucial para que los textos "difíciles, fuertes, complejos, no queden aislados en sus lenguas respectivas". También porque, siguiendo a Ezra Pound, "Una gran época literaria es tal vez siempre una gran época de traducciones". Contra la boutade de Philip Larkin, quien afirmó no haber leído una sola línea de poesía extranjera. Es, ante todo, un taller de "lectura, en el sentido casi rabínico de esa palabra". En suma, defienden la traducción como ética.

El número, además de recoger las distintas ediciones realizadas -por ellos o en coedición- y los proyectos pendientes, publica poemas traducidos de Kajetan Kovi?, Carlos Drummond de Andrade, Rose Ausländer (tres preciosos poemas, por cierto, como Infinitamente: Olvida / tus límites. // Emigra. // La tierra de nadie / infinitamente / te acoge), Jean Cocteau, Aldo Palazzeschi, John Donne (una nueva versión de El testamento, uno de los grandes poemas de la humanidad) y de algunos metafísicos ingleses como Carew y Herbert. En versión, entre otros, de José Juan Batista, José M. Oliver, Jesús Díaz Armas, Annarita Sorrentino, Margarita Fernández de Sevilla, Laura Repov? o el propio Sánchez Robayna. También hay muestras de traducción colectiva.

Porque creemos en la absoluta necesidad de la traducción (un género en sí mismo), en especial para quienes no conocemos bien otras lenguas y, sin embargo, queremos leer la mejor poesía del mundo, celebramos la ya larga vida del Taller de Traducción Literaria y todos y cada uno de sus logros. Son muchos. Que vengan más.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats