Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A la caza del amor

A la caza del amor

A la caza del amor

Si la portada les parece atractiva, esperen a leer la novela. En El arco iris, D.H. Lawrence hizo caso omiso de todos los lugares comunes acerca de la sexualidad, y fue más allá al sostener que el deseo sexual no condiciona solo una parte de las relaciones humanas, sino todas. Lo lógico sería pensar, como escribió Norman Mailer, que Lawrence, cuya potencia sexual era solamente cerebral, anhelaba "tener la vida sexual de una mujer", pero no. En El arco iris, el escritor inglés puso el acento por igual en hombres y mujeres a la hora de retratar la historia de una familia a lo largo de tres generaciones. Prohibida en su día por "obscena", la novela es, en realidad, una precuela de Mujeres enamoradas, en la que Lawence buceó en las raíces de esas mujeres que buscan el amor sin conseguir saciar su deseo.

Compartir el artículo

stats