Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

cómic

El lado oculto de la crisis

'Complot: el crac de 1929' muestra una conspiración nazi para desestabilizar la economía mundial antes de la guerra

Una de las viñetas de 'Complot' .

Una de las viñetas de 'Complot' . LP / DLP

El nazismo fue un periodo tan terrorífico de la historia mundial que los nuevos estudios especializados tan sólo corroboran los niveles de degradación inimaginables a los que puede llegar el ser humano en su afán destructivo.

La obra Complot: el Crac de 1929 es una ucronía, ya que aborda la caída de la economía de los EEUU a través de un complot urdido en Europa con Hitler y su círculo más cercano. Pero conociendo las últimas investigaciones sobre la manera en la que solían actuar los servicios secretos del dictador alemán, no es de extrañar que algo parecido hubiese de verdad ocurrido.

La acción comienza en junio de 1928, cuando un joven licenciado en Economía, de nombre Ulrich Schoeller, es abordado por Joseph Goebbels en el exterior de la Universidad Ludwig-Maximilian de Munich. El que fuera ministro de propaganda del Führer invita al joven licenciado a Berghof, cerca de Berchtesgaden, en Obersalzberg, en los Alpes Bávaros, la que fuera segunda residencia de Hitler. Allí es recibido en privado por el que se convertiría en canciller del Tercer Reich en su despacho, donde se le plantea un ambicioso plan en el que el joven licenciado desempeñará un papel preponderante. El objetivo será desestabilizar la economía estadounidense para que, en su caída, arrastre al resto de economías europeas y los nacionalsocialistas puedan aparecer como el gran salvador del pueblo alemán.

Complot: el crac de 1929 es una obra que requiere una lectura lenta y atenta, ya que está edificada a través de continuos cambios temporales que se mueven de forma serpenteante entre 1928 y 1938 y con sesudas explicaciones económicas en todo momento. Se trata de un trabajo a cuatro manos entre los reputados guionistas belgas Didier Swynsen Alcante y Jean François Baudot Gihef, junto al dibujante francés Luc Brahy y la fenomenal participación de la colorista también gala Delphine Rieu. Juntos crean una obra que entremezcla a la perfección el pasado y la ficción para desarrollar una interesante teoría de por qué ocurrió realmente el crack de 1929.

El resultado es muy parecido al de otro clásico del cómic europeo contemporáneo como Érase una vez en Francia en el cual Fabien Nury y Sylvain Vellée entremezclaban mafia, nazis y la Segunda Guerra Mundial para narrar cómo fue la vida del famoso judío Joseph Joanovici que amasó una inmensa fortuna a partir del trapicheo y mercado negro de chatarra durante la ocupación alemana de Francia.

En esta ocasión la acción converge en el llamado jueves negro cuando la economía y el sistema capitalista se hunden de forma desastrosa fruto de la burbuja especulativa que se había hinchado por la economía especulativa. Los autores no se paran en recrear sucesos dramáticos. Simplemente realizan un hábil retrato de una época y muestran la facilidad con la que se puede crear una crisis si entre un grupo de potentados impera cualquier cosa menos la moral.

Compartir el artículo

stats