Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Cristina Ramos Pérez

"Me impone que mi actuación en 'Got talent' llegue a Rusia, Italia o América"

"He recibido ofertas profesionales, pero ahora lo que toca es preparar la semifinal del programa", asegura la cantante y concursante de Got Talent, de Tele 5

Cristina Ramos, en una imagen promocional. LA PROVINCIA / DLP

En el concurso sorprendió con una mezcla de ópera y rock. ¿Pretendía mostrar la fusión fría de la música?

Pretendía demostrar la versatilidad que puedo llegar a tener a la hora de cantar diferentes estilos y registros, y en dos minutos. La producción fue creada exclusivamente para el programa.

¿Y es más de Plácido Domingo o de AC / DC?

No sabría decir. Es como preguntar, ¿qué dedo te gusta más, el índice o el pulgar?

¿Está sorprendida por la repercusión del programa?

Sí. Muchísimo. De hecho no he aterrizado a esta altura de la semana. Hay ya casi 50 millones de visitas en Internet. Anoche con Íñigo -en alusión a su pareja Íñigo Irigoyen, que también participó ese día en el programa con su padre Javier- estábamos cenando, comiendo un bocata de chipirones, y nos reíamos de nervios porque cada cuarto de hora subían 15.000. Era brutal. Yo me he perdido.

¿Cuándo grabó el programa?

En octubre.

¿Lleva 20 años cantando?

Sí. Empecé también obligada porque mi madre un día me dijo: "este fin de semana vas a casa de tu prima, que está buscando a alquien para cantar en bodas y haces una pruebita". Y me sorprendió. Tenía 17 años. A mí siempre me había gustado cantar, pero en la ducha. Me daba muchísima vergüenza. Luego estuve con Melodía Show.

Es una trotamundos de la canción.

Es que me ha tocado cantar de todo un poquito. En la ópera es un poco complicado entrar. Y mientras esperaba el momento me ha tocado estar en grupos de funky, de rock, de verbenas...

¿Qué recuerdos mantiene de esa etapa de verbenas populares con Melodía Show?

Estuve nueve años. La gente nos seguía de un pueblo a otro. Sabes cómo eran las fiestas. Y siempre estaban las mismas caras. Me quedo con el cariño sincero del público, y lo bien que nos lo pasábamos.

¿Y dónde estaban los cazatalento en todos estos años, porque ya había demostrado esa variedad de registros, desde la zarzuela al rock?

Sí, pero es que mi formación es lírica, y hemos estado ahí tanteado. También es verdad que tuve que parar un poco por el nacimiento de mi hijo, y no me pude promocionar como me hubiera gustado. Tenía otras prioridades. Ahora surgió esto, y no me quiero quedar con la sensación de qué hubiese pasado.

¿Está preparada para la nueva batalla?

No sé muy bien qué nos espera. Pero estoy preparada y tengo ganas de ver qué sucede.

¿Y en qué pata musical le gustaría adentrarse?

No sabría decir. Tengo más tablas en rock, funky y disco. Mientras estudiaba en el Conservatorio tocaba los fines de semana en mis grupos, en diferentes escenarios en las Islas. Y además la carrera la terminé recientemente.

¿Qué noticias tiene del impacto de su actuación en el extranjero?

Eso es precisamente lo que impone. El hecho de ver comentarios tan buenos, desde Rusia, a Alemania, Polonia, Italia, Francia, del otro lado del Atlántico.

¿Y de Estados Unidos, que es donde están los grandes productores?

No sé. Pero me imagino que sí.

¿Le ha llegado alguna oferta interesándose por su carrera profesional?

Sí. He recibido alguna que otra propuesta. Pero tengo que verlo con más tranquilidad. Ahora tengo que estar en lo que estoy, que es la producción del nuevo programa.

¿Todavía no se ha celebrado la semifinal?

No, no. La semifinal y final serán en directo. Será el mes que viene.

¿Solía ver este formato musical de talentos?

No, no puedo. Siempre he tenido esa sensación de que podía estar ahí, pero no podía. Y prefería no verlo. Es como si estás a dieta, lo mejor es no mirar la comida basura. De hecho, no había visto este programa.

¿Y tu actuación?

Sí. Quedamos con unos amigos, y vimos el programa todos juntos.

¿Íñigo es un talento musical o familiar?

Ambas. Ha sido quien siempre me ha apoyado. Tengo todo su apoyo y respeto, es como estar trabajando con tu fan número 1. Es una persona que te aprecia, que te quiere y quiere lo mejor para ti. Y, musicalmente, trabajamos siempre juntos, y nos complementamos muchísimo. Y también tiene formación musical.

¿Y fue él quien la inscribió en Tele 5 sin saberlo?

Exacto. Tú lo has dicho. A la media hora de decirle a su madre que iba a inscribirme y mandar vídeos a la productora llamaron por teléfono. Cogió el teléfono, me lo pasó y me dijo: "Di a todo que sí". Y yo diciendo, de qué habla. Y me empiezan a decir que eran de Got Talent, y que habían visto mis vídeos. Y yo me di la vuelta, tapé el teléfono y le dije: ¿Qué has hecho? Mi contestación al principio era decir que no. No tenía muy claro qué quería hacer y si esa era la plataforma adecuada para lo que tenía pensando. Pero luego vi el producto que creó Íñigo. De hecho la música la hizo él. El vestuario también, porque yo no lo veía. Era ir de princesita. Y él en todo momento con la cabeza fría que me encanta, porque tiene una visión de marketing tremenda. Y me vendió el producto y gracias a eso conseguimos ir con seguridad y aceptar el reto. Gustó en el casting. Y lo demás era dejarme llevar y disfrutar.

Elija un cantante nacional.

Mónica Naranjo, por su versatilidad. Es capaz de hacer maravillas con la voz. Tiene un valor muy grande.

Y una voz internacional.

No sabría elegir a una.

Un rincón favorito en la Isla.

Fontanales, en Moya. Estar a gustito en casa de mis abuelos.

Un plato.

Me gusta todo. Pero, la comida exótica: libanesa, marroquí...

Una canción.

'Love of my life', de Freddie Mercury.

¿Cuando la veremos en Tele 5 en la siguiente gala?

Está previsto para el 16 de abril, con la semifinales. Ya en directo.

¿Y dónde podemos verla cantar en Gran Canaria?

El sábado (hoy) en el Teatro Víctor Jara de Santa Lucía a las 21 horas, con Tributo ABBA.

Compartir el artículo

stats