Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cine

Una Rama a vista de pájaro para Dámaso

Andrés Santana filma el día grande de la fiesta con un dron para su documental sobre el artista

El artista Pepe Dámaso.

El artista Pepe Dámaso. LA PROVINCIA/DLP

La Rama es una celebración esencial para entender al pintor Pepe Dámaso, que es, además, uno de los principales responsables de despojarle los atributos que arrastraba de fiesta cristiana para convertirla en una fiesta pagana con origen en los canarios prehispánicos. Se da la circunstancia de que Dámaso, a su vez, ha filmado la fiesta y le ha dedicado un documental en vídeo, La Rama. Collage (1988). El productor Andrés Santana se desplazó ayer a la capital grancanaria desde Madrid acompañado de Sigfrid Monleón y el director de fotografía de la película, Chechu Graf. Durante el rodaje contarán con el apoyo tanto del ayuntamiento de Agaete y Policía Local, como de algunos vecinos que le han ofrecido sus casas como emplazamientos desde los cuales filmar y donde poder descansar. Está previsto que la filmación se lleve a cabo desde el momento de la Diana, a las 5 de la mañana, hasta que se termine la Bajada de la Rama, cuyo comienzo está previsto a las 10.00 horas. Además de un equipo que se moverá por el pueblo y el puerto de Las Nieves, también está previsto grabar imágenes aéreas desde un dron.

Santana se enfrenta a este nuevo rodaje con una implicación especial. El proyecto de dedicar un filme a Pepe Dámaso surgió hace seis años de otro documental que iba a realizarse sobre César Manrique, que ha quedado guardado en el cajón. "La grave enfermedad por la que estaba pasando Pepe Dámaso me impulsó a tomar la decisión de abordar el documental, que llevaba planteándose desde años antes. Mi experiencia desde que lo estamos abordando es que el documental está ayudando a Pepe a mejorar en su recuperación, le ha dado vida. Desde mi punto de vista, es un pintor que debería estar mucho más valorado. Quizás esto no ha sido así por su enorme profusión como pintor y porque no haya querido abandonar Canarias. Lo que quiero es hacer un documental que esté a su altura como artista y como persona, y que, a través de él, sepamos entender mejor la riqueza histórica y cultural de las Islas". Se da la circunstancia de que el pintor recibió ayer el alta hospitalaria.

Actualmente, el documental se encuentra a principio de su rodaje. No estará finalizado, al menos, hasta 2017. Se trata de una producción de unos 350.000 euros, que cuenta con ayudas del Cabildo de Gran Canaria, Gobierno de Canarias y Cajamar, así como con la participación de Televisión Española y Televisión Canaria. Estos días, el productor mantiene contactos para lograr nuevas vías de financiación que puedan garantizar el proyecto, dadas las características especiales que reviste. "Lo que me gustaría es que se sumase el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria".

El filme sobre Pepe Dámaso será la película número 20 como productor en la carrera de Andrés Santana. De estos, el cineasta nacido en Las Lagunetas (San Mateo) ha producido un total de seis documentales. El primero, Después de tantos años (Ricardo Franco, 1994), sobre la familia Panero y continuación de El desencanto (Jaime Chávarri, 1974), obtuvo el Premio Especial de Calidad del Ministerio de Cultura español. Cuatro han sido nominados a los Premios Goya, ¡Hay motivo! (2004), Emilio Ruiz del Río: El último truco (Sigfrid Monleón, 2008), ¿Cuanto pesa su edificio, Sr. Foster? (Carlos Carcas, Norberto López Amado, 2010) y Ciudadano Negrín (Sigfrid Monleón, Carlos Álvarez, Imanol Uribe, 2010). Santana también produjo el documental Montador de ilusiones (Diego Galán, 2005) sobre el montador Pablo del Amo.

En lo que se refiere a sus producciones ligadas con Canarias, además de Ciudadano Negrín, sobre el grancanario Juan Negrín, último presidente de Gobierno de la Segunda República española, Santana ha sido productor de Mararía (Antonio José Betancor), el filme de tema canario de mayor presupuesto hasta la fecha, unos tres millones de euros, rodada entre Lanzarote y Gran Canaria; La caja (Juan Carlos Falcón, 2006), rodada entre Fuerteventura, La Palma y Madrid, inspirada en la novela Nos dejaron el muerto, de Víctor Ramírez.

Santana produjo también la última película del grancanario Mateo Gil, (Blackthorn, sin destino, 2012) y, gracias al mecanismo de los incentivos fiscales, rodó en Tenerife una parte de Nadie quiere la noche (Isabel Coixet, 2015), que inauguró el Festival Internacional de Cine de Berlín. Santana atesora cuatro Goyas de 15 nominaciones, una Concha de Oro en el festival de San Sebastián y una nominación a los Oscar de Hollywood. Obtuvo la Medalla de Oro en la pasada edición de los Premios Canarias, concedida por el Gobierno de Canarias.

Compartir el artículo

stats