Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eres rancio y no lo sabes

Cuando un alimento graso se encuentra ligeramente corrompido por el paso del tiempo, y por ello ha adquirido un sabor y olor fuertes y desagradables se dice que está rancio. Lo mismo sucede con la selección de arcaicas frases hechas, chistes más viejos que Matusalén, lugares comunes de nuestra sociedad y costumbres ridículas que van de diferentes sectores como los fans del heavy metal a los onanistas, que reúne Rancio no, lo siguiente, la tercera entrega de los Ranciofacts del dibujante Pedro Vera. Hay que reconocer que lo rancio es gracioso, y advierto que el lector reconocerá muchas situaciones que forman parte de su vida que le harán sentirse patético. El dibujo de Vera es algo rústico y desagradable, pero esas son las herramientas para ser eficaz en su cruel disección de nuestra realidad.

Compartir el artículo

stats