Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arte

El polémico legado de Nicolás Massieu

Los descendientes del pintor lamentan el "desmantelamiento" de su sala en la Casa de Colón

El polémico legado de Nicolás Massieu

Han transcurrido 66 años desde el fallecimiento del pintor Nicolás Massieu y Matos, pero su legado testamentario a la Casa de Colón es a día de hoy objeto de controversia. Alicia y Tomás Morilla Massieu, descendientes del artista, denuncian que la sala dedicada a él en este centro ha sido "desmantelada", incumpliéndose así la voluntad que condicionaba el legado. Se preguntan además qué ha ocurrido con las obras que formaban parte del conjunto y a día de hoy no permanecen expuestas junto a las otras.

"La Casa de Colón incumplió las condiciones del testamento desapareciendo la estancia en la que se encontraba su legado: los óleos, mobiliario, esculturas y pinceles. En la actualidad, tan solo está expuesta parte de su obra legada", comienzan explicando. Los descendientes del pintor recuerdan que "se relacionan en el testamento 16 obras cedidas a la ciudad de Las Palmas como parte de su patrimonio, especificándose que han de ser expuestas en su totalidad en el mismo recinto. La Casa Museo de Colón, tan solo expone siete obras en el espacio dedicado a Nicolás Massieu ¿Qué ha sucedido en estos años? ¿Dónde se encuentran las obras no expuestas al público en la Casa Museo de Colón?"

De las siete obras que se exponen en el espacio dedicado a Massieu, sólo tres forman parte del legado, según el inventario que proporcionan los Morilla Massieu. Este trío de cuadros sería lo único que permanece cohesionado del conjunto original de 16, quedando el resto de creaciones disgregadas. El legado estaba integrado por seis cuadros del pintor; tres de su padre, Nicolás Massieu y Falcón; dos de Manuel Ramírez; uno de Rafael de Urbino; dos bustos de Victorio Macho y dos esculturas que reproducen obras de Fidias en el Panteón de Atenas.

"Que no digan que los cuadros están desaparecidos", contestaba ayer la directora de la Casa de Colón, Elena Acosta, que quiso dejar claro que las obras legadas que no están expuestas en ese centro o en otros espacios del Cabildo grancanario se mantienen guardadas en óptimas condiciones de conservación. "Todo está restaurado y catalogado", añadió.

Acosta especificó que en la Casa de Colón hay una sala dedicada a Nicolás Massieu, "pero no está cómo ellos dicen", en relación a la denuncia de los descendientes. La gestora explica que a lo largo del tiempo, el Cabildo grancanario ha ido reuniendo más obra de este pintor, hasta el punto de que hoy atesora un conjunto que triplica los fondos legados en su testamento. "Las obras de Massieu están todas expuestas. Lo que no está en la sala dedicada a él en la Casa de Colón se encuentra en estancias dignas del centro, como la sala de juntas. Es que no hay espacio, porque tenemos el triple de obra de la que él legó. Además, se han hecho exposiciones temporales en las que se incluyen sus obras. Hablamos del trabajo de un museo profesional y riguroso", explica.

La sala que acoge el grueso de los cuadros de Massieu ya no reconstruye su entorno creativo, como ocurrió en un principio, cuando se expuso por primera vez en la Casa de Colón. "Eso ya no se usa. Lo hizo Néstor en el año 55. Expusieron unos pinceles, un caballete y otras cosas junto con sus cuadros, estaría así hasta principios de los setenta", recuerda Acosta. En todo caso, la directora del centro confía en que finalmente la Isla pueda contar con el ansiado Museo de Bellas Artes, que acogería con una mayor holgura el conjunto de cuadros legado por Nicolás Massieu junto al resto de obras suyas que atesora el Cabildo.

Esta argumentación de Acosta no es nueva, se la proporcionó al consejero insular de Cultura, Oswaldo Guerra, quien hace unos meses inquirió acerca de estos cuadros a petición de los descendientes del pintor.

Compartir el artículo

stats