Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

entrevista

"Los artistas cinéticos han utilizado el movimiento de forma circense"

"El equilibrio y la tensión dan lugar a unas obras de una gran pureza geométrica", afirma el crítico de arte, Rubén Suárez

"Los artistas cinéticos han utilizado el movimiento de forma circense"

"Los artistas cinéticos han utilizado el movimiento de forma circense"

Rubén Suárez es un crítico de arte que junto al escultor asturiano Herminio Álvarez impartirá del 22 al 29 de mayo un taller de arte y debate en Las Palmas por iniciativa de AICAV y patrocinio de la Fundación Acuorum, acerca del cual habla en esta entrevista.

¿En qué consistirá el taller de arte y debate que impartirá junto a Herminio Álvarez?

Este taller está concebido como los que normalmente imparten los artistas consagrados, a los que asisten una serie de alumnos de diferentes disciplinas artísticas o de una especialidad concreta durante unos días en los que están junto al maestro que les explica el sentido de sus obras y sin son alumnos de escultura, como en este caso, les detalla cómo realizarlas. Será un taller parecido a los que imparte António López pero dirigido a la especialidad de Herminio que es la escultura.

Teniendo en cuenta que usted es un crítico ¿cuál será su papel en el taller?

Daré unas charlas con las que acompañaré las lecciones de Herminio explicando su obra a los alumnos. De este modo ampliaré cualquier cosa que tenga relación con él. Como una persona dedicada a la crítica de arte desde hace más de cuarenta años, realizaré una ilustración desde el punto de vista de la crítica especializada de su obra porque estuve con él desde que inició su carrera. En cierto modo soy un poco, si no su descubridor, al menos el primero que escribió sobre él y quien más lo ha hecho.

¿Cómo definiría la obra de Herminio?

Dentro de la escultura cinética, porque aunque sea un escultor minimalista incorpora un tipo de arte cinético caracterizado por el equilibrio y la creación de tensiones magnéticas.

¿Cómo logra semejante combinación?

Añadiendo a la escultura minimalista una serie de imanes que crean un movimiento que aunque sea invisible al espectador las convierten en cinéticas. De manera que sus obras se mueven dentro del arte cinético pero no al estilo de los móviles de Duchamp y otras esculturas que no poseen tensiones. En resumen para clasificar su arte de alguna manera podemos decir que es un maestro del arte cinético minimalista basado en equilibrios y tensiones de las formas, todo dentro de la abstracción geométrica.

¿En qué se diferencia el movimiento en su obra del de otros artistas cinéticos?

En el cinetismo el movimiento está producido por motores, por el viento o etcétera, pero en su escultura es imperceptible, invisible, algo que un crítico madrileño definió como equilibrio mágico. Un movimiento especial que ha llevado a decir que sus esculturas desafían las leyes de la gravedad. Por eso este tipo de movimiento constituye una particularidad de su obra que ha introducido en la escultura contemporánea.

¿Qué es lo que tiene de particular?

Los artistas cinéticos han utilizado el movimiento de forma circense. Entre estos hay movimientos que son ópticos como los del artista venezolano Jesús Rafael Soto, móviles, que fueron inventados por Alexander Calder, otros eólicos o que solo lo hacen virtualmente por medio de una ilusión óptica, dando la apariencia de que se mueven como el op art del artista plástico venezolano Carlos Cruz-Díez, uno de los máximos representantes a nivel mundial de este estilo. Pero Herminio crea un movimiento invisible a través de imanes.

¿Entonces supuso toda una revolución?

Cuando empezó fue un atractivo más de su obra que utilizó para lograr que su obra minimalista fuera considerada dentro del arte cinético, pero no me gustaría extenderme sobre este aspecto porque lo importante de su escultura es la cualidad de la forma, su potencia artística, ya que muchas de sus esculturas no tienen movimiento.

¿Pero fue el primer escultor en utilizar imanes en sus obras?

En realidad el pintor y escultor belga Pol Bury ya los había utilizado los imanes aunque de otra forma, logrando un movimiento mágico.

A este aspecto en una ocasión usted escribió que su preocupación más importante era el movimiento perpetuo

En realidad eso fue una broma que escribí a partir de una curiosa anécdota familiar de Herminio, su abuelo buscaba el móvil perpetuo, la hipotética máquina que después de un impulso inicial sería capaz de continuar funcionando eternamente sin necesidad de energía externa adicional. Sin embargo en este aspecto hay que recalcar que Herminio tiene un gran interés por la física que lo convierte en un investigador, algo que lo diferencia de su abuelo que lo que buscaba era una ilusión.

Herminio es conocido fundamentalmente por su obra monumental

Sus creaciones van desde piezas muy elementales hasta grandes obras, pero toda incluye tensiones y equilibrios, con pequeñas obras formadas por cables metálicos hasta grandes creaciones. Es esta combinación del equilibrio y la tensión lo que produce esculturas de una pureza geométrica excepcional.

A pesar de su originalidad es un artista de vocación tardía

Efectivamente empezó a realizar arte un poco tarde, pero su aparición supuso toda una revelación. No en vano, en los últimos quince años sus creaciones han estado presentes en las mejores ferias del mundo. En Madrid expone mayoritariamente en la Galería Cayón, la más importante de arte geométrico de la capital. Precisamente antes de ir a Gran Canaria inaugurará allí una gran exposición que será todo un acontecimiento por lo interesante. Asimismo ha expuesto en todos los museos como el centro Niemeyer, y ha ido a ciudades de casi toda Europa.

Compartir el artículo

stats