Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Me ha influido Bernie Wrightson, pero también Gustavo Doré y Goya"

"Domingo Henríquez, de La Palma, se negó a trabajar con los nazis y en solo cinco meses apareció asesinado", señala el dibujante Ioannes Ensis

¿Cómo se planteó el trabajo de trasladar a viñetas la historia de estos refugiados?

He estudiado todo tipo de documentación, entre 7000 y 9000 imágenes. He querido estar lo más próximo a la realidad usando todas las referencias que he podido encontrar y que me han aportado compañeros. Cuando no eran de Mauthausen, llegaban de Bergen Belsen, Auschwitz, Flossenbürg, Natzweiler, Neuengamme, etc.

¿Le ha afectado de alguna manera?

Sí, porque no es como mirar una foto. Hay que analizarla, fijar los detalles, y al final empatizas con las personas que estás dibujando. He tenido pesadilla. En la mayoría de las veces he reflejado lo que había en las fotografía, pero hay partes donde no existe documentación y he acudido a mi pericia como dibujante para ser los más fiel posible.

¿Y cuáles fueron los momentos más emocionantes?

Se me saltaron las lágrimas de alegría cuando estuve dibujando las escenas en la que son liberados por el ejército estadounidense y cómo esa gente consiguió vivir, a pesar de los tormentos y la brutalidad, con un heroísmo sin pretenderlo que surge de la angustia. En contraste con la obra Maus, que era más un 'sálvese quien pueda' me sorprendió que pudieran establecer una organización para salvar a más gente.

Aparte de las fotografías, ¿de dónde surge el resto de la documentación?

De la literatura, el arte, el cine. Tengo influencias del recientedesaparecido Bernie Wrightson, pero también de los maestros de la línea del grabado como Gustavo Doré y el propio Goya.

¿Qué es lo que más resaltaría de los españoles?

El compañerismo y haber pasado juntos por dos guerras que les hacía estar más unidos, aparte con su compromiso político que les hace crear organizaciones más allá de individualismos.

Compartir el artículo

stats