Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nebot: "Esta medida es un escaparate"

La consejera de Igualdad atribuye la retirada de ayudas al concierto a una medida compensatoria

La igualdad es un camino largo que debe recorrerse en sociedad, "no de puertas hacia dentro", puesto que la violencia machista en España ha asesinado a un total de 34 mujeres en lo que va de año, cifra que supera las víctimas registrados en los ocho primeros meses de los dos años anteriores.

Esta lacra social, lejos de un asunto doméstico, es "una cuestión colectiva que nos atañe a todos" y que "debe combatirse en el ámbito público a través de políticas de sensibilización y prevención". Así lo afirma María Nebot, consejera de Igualdad del Cabildo de Gran Canaria, quien atribuye la retirada de las ayudas al concierto de Maluma en Tenerife, postulada por Carlos Alonso, presidente del Ejecutivo tinerfeño, a una reacción directa a las "desafortunadas declaraciones" de Fernando Clavijo, presidente del Gobierno de Canarias, en relación al asesinato de Ana Belén a manos de su pareja, sobre la que manifestó que la violencia de género se corresponde con un problema de "personas individuales".

"Sus palabras sobre el último caso de violencia machista en Canarias fueron muy desafortunadas y se inscriben en la ausencia de políticas de prevención de la violencia de género, como un asunto de índole pública, por parte del Gobierno de Coalición Canaria", apunta Nebot. "La medida de Alonso va a rebufo de las declaraciones de Clavijo para quedar bien en el escaparate pero, si rascas, ves que no hay nada que rascar, porque esta estrategia sólo sirve para desenfocar aún más las cosas".

Por otra parte, la consejera celebra la iniciativa del Instituto Vasco de la Mujer (Emakunde) de promover cultura libre de mensajes sexistas, en tanto "propuesta educacional, no prohibicionista". "De hecho, esta entidad ni siquiera tiene potestad para prohibir; lo que hace es fomentar otro tipo de música con el objetivo de propiciar otra corriente de pensamiento y de sentir, en la línea del respeto y de la igualdad", señala.

"Prohibir es sancionar y, en el ámbito de la cultura, no soy partidaria de prohibir, sino de encauzar las cosas a través de iniciativas que promuevan contenidos igualitarios, que celebro que se lleven a cabo desde las instituciones públicas", sostiene Nebot.

A su juicio, "los mensajes y comportamientos machistas, lamentablemente, impregnan nuestra cultura y nuestras relaciones sociales y personales". "Por eso es tan importante educar en igualdad e insistir en esta línea, no sólo a través de la prevención de la violencia, sino a través de distintos canales de expresión, como el arte o la música, que promuevan mensajes cargados de contenidos igualitarios entre mujeres y hombres, lejos de los estereotipos de género o de los modelos de belleza", concluye.

Compartir el artículo

stats