Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Dúo Cassadó

"Estamos comprometidos con la difusión del patrimonio musical español"

"Siempre que tocamos, sea donde sea, hay alguna parte de música española", afirma Damián Martínez Marco y Marta Moll de Alba

Los componentes del Dúo Cassadó, Damián Martínez Marco y Marta Moll de Alba, en una imagen promocional. DÚO CASSADÓ

Rojo es el título del nuevo álbum de Dúo Cassadó, formado por el violonchelista Damián Martínez Marco y la pianista Marta Moll de Alba. Un disco que incluye la primera grabación de Fantasía española, una composición de Ernesto Halffter, datada en 1952 y dedicada a su amigo el violonchelista y compositor Gaspar Cassadó. Una obra maestra del patrimonio musical español que dialoga en este disco con la Saeta perteneciente a la Sonata en la menor del propio Cassadó y con obras de dos compositores rusos: Preludio, Aria, Intermezzo y Valse de Yuri Shaporin, y la primera sonata de Nikolai Miaskovsky. Tras completar una gira que les ha llevado a China, Corea del Sur y Japón, Dúo Cassadó comienza otra gira de conciertos por toda España para presentar Rojo.

¿Es la primera vez que se graba la Fantasía española de Halffter?

Marta Moll de Alba: Sí, se trata de la primera grabación mundial. Es una obra muy especial por varios factores. Forma parte del patrimonio musical español, por el que siempre hemos apostado y que llevamos años difundiendo tanto en nuestro país como en el extranjero. Además, Fantasía Española es sin duda una de las grandes composiciones españolas del siglo XX. Es una obra poética de gran complejidad y muy rica en matices y colores. Halffter la compuso en 1952 y la tocó por todo el mundo con Gaspar Cassadó, al que se la dedicó. Halffter fue el único discípulo de Manuel de Falla y fue un compositor de un talento inmenso. En esta obra encontramos momentos sublimes de gran delicadeza y versatilidad.

¿En qué reside esa dificultad para el chelista?

Damián Martínez Marco: Es una obra que tiene una parte experimental muy interesante y particular. De hecho, en la parte del violonchelo se percibe la mano del propio Cassadó. Halffter lleva muy al extremo la, digamos, música colorista española, la música del folclore español. Es una pieza de gran virtuosismo, que experimenta también con la tonalidad y con las corrientes modernas de la música de mediados del siglo XX.

¿Y para el pianista? ¿Es tan compleja?

M. M. A.: Es compleja para ambos y al no tener referencias sonoras, es algo fascinante porque la obra la descubres desde la pureza de su escritura sin tener una idea preconcebida. A nivel instrumental esta obra exige para el piano otros aspectos que para el violoncello, ya que es muy extrema en cuanto a expresión.

¿Por qué no se grabó antes?

D. M. M.: Es una buena pregunta. Lo primero que puedo decir es que se trata de una pieza muy muy difícil de interpretar. Lleva al músico al límite, y le pone ante una dificultad tras otra. Y también puede pesar que sea una pieza en ciertos aspectos experimental para el violonchelo. Tiene un virtuosismo y un lenguaje muy genuino y arriesgado.

Cassadó debió de ser un auténtico virtuoso con el chelo.

D. M. M.: Sí, ha sido uno de los chelistas más importantes de la historia. Era un virtuoso que buscaba siempre nuevos caminos para el instrumento.

Además del nombre, ustedes han heredado de él también ese respeto por el patrimonio musical español.

D. M. M.: La verdad es que nosotros, como dúo, pensamos que tenemos una misión en este ámbito de recuperar y difundir nuestro patrimonio musical. Es una tarea importante y gratificante, con la que te llevas sorpresas como encontrar esta pieza, que no la encontramos nosotros sino que nos encontró ella. Pasó que el hijo de Ernesto Halffter, D. Manuel, vino a uno de nuestros conciertos y nos la descubrió. Yo creo que es una de las piezas más importantes para violonchelo y piano de la música española del siglo XX.

M. M. A.: Gran parte de nuestro enfoque va por ahí, por dar a conocer y mantener vivo el patrimonio musical español, al que no se da suficiente importancia en nuestro país, siendo uno de los más ricos del mundo. Para nosotros es imprescindible mantenerlo vivo, darlo a conocer. Y siempre que tocamos, aquí o en el extranjero, hay alguna parte de música española. Estamos muy comprometidos con esta difusión, nos sentimos obligados a darle voz.

Tuvieron la ocasión de tocar la pieza en la Salle Gaveau de París, donde se estrenó. ¿Qué supuso para ustedes?

M. M. A..: Fue un momento muy emocionante por varias razones. Fue en el marco de un importante festival de violonchelo en París y en una sala, como es la Salle Gaveau, que tiene además mucha historia y por la que han pasado todos los grandes. El poder acudir a ese festival para tocar esta obra en la misma sala en la que Halffter y Cassadó la estrenaron... pues fue muy emotivo, y todo un honor.

En el disco incluyen además una composición de Cassadó, una saeta.

M. M. A.: Es un movimiento que pertenece a la Sonata de Cassadó. Es un guiño que queríamos hacer a nuestro nombre artístico y a la amistad de Halffter y Cassadó, pensábamos que era bonito reunirlos en un disco. Es una saeta muy visual, todo el aire español se deja ver en la obra, pero siempre con este refinamiento con el que escribía Cassadó.

Completan el disco con composiciones de Shaporin y Miaskovski. ¿Cómo funciona el diálogo entre los compositores españoles y los rusos?

M. M. A.: Ha supuesto un gran reto unir el lenguaje ruso con el español, pero tenía mucho interés para nosotros porque la pasión rusa y española son muy cercanas. En el propio título, Rojo, hacemos alusión a un color que puede unir ambas culturas, que tiene las mismas resonancias pasionales y de belleza en la cultura rusa y en la española. En ruso antiguo, la misma palabra identificaba al color y el adjetivo de bello, bonito. Por eso se llama así la Plaza Roja de Moscú: es la plaza de la belleza, de los edificios bonitos. Queríamos unir ambas culturas, ambos temperamentos, y hacerlo a través de toda esa simbología relacionada con la pasión y la belleza que están ligadas al color rojo.

Compartir el artículo

stats