La soprano lírica y jazzística de Arkansas, Barbara Hendricks, inundó con su extraordinaria voz el Auditorio Alfredo Kraus, anoche, en un emotivo concierto de casi una hora y media al abrigo del programa Road to freedom, junto a Matthias Algotsson, al piano y órgano, y a Ulf Englud encargado de la guitarra y las luces. Con una paleta melódica de blues, gospel, jazz y espirituales negros, la cantante y activista trazó un recorrido musical que relata la lucha de los esclavos por la libertad y el fin de la segregación racial. La velada se celebró al abrigo del Festival Mar Abierto, que saldó esta cuenta pendiente con la diva tras un intento hace unos años, que se aplazó por temas de salud. LP / DLP