Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Teatro

La inclusión se viste de alegría

La comedia musical 'Guayarmina, de La Isleta al Refugio' se estrena esta tarde a favor de la Asociación Síndrome de Down de Las Palmas

3

Personajes de la obra 'Guayarmina de La Isleta al Refugio'

La inclusión, la tolerancia y la solidaridad son los valores que promueve la comedia musical Guayarmina, de La Isleta al Refugio, una adaptación con acento canario de Priscilla, reina del desierto. Sus protagonistas, Luis Valido, René Zevallos y Mingo Ávila se convertirán esta tarde, al subir al escenario del Teatro Pérez Galdós, en Jhony, Bernadette y Dick. La representación, dirigida por Rubén Darío, asegura las carcajadas y la diversión, pero también invita al público a reflexionar acerca de la realidad social que acontece. La entrada tendrá un precio de diez euros y el dinero recaudado irá destinado, íntegramente, a la Asociación Síndrome de Down de Las Palmas.

Luis Valido es un integrante de la asociación y constituye un claro ejemplo de esfuerzo y progreso. Tiene 24 años y un espíritu de lucha muy admirado por sus compañeros de escenario. Lleva seis meses ensayando su personaje, pero la expresión de su rostro es incapaz de negar la felicidad que siente. "Yo disfruto en el teatro más que nadie, porque me divierto mucho. Hay que actuar siempre con garra y con fuerza, eso es lo que yo hago, y lo que deberían animarse a hacer otros compañeros", expresa el joven, muy ilusionado con el proyecto que va a llevar a cabo. Y sin borrar la sonrisa de su cara, ni un solo segundo, agrega que se vestirá de mujer. "Me pondré un vestido largo, plateado, con muchas lentejuelas. Además, llevaré una peluca, porque en algún momento de la obra me convertiré en la cantante Mónica Naranjo".

Por su parte, René Zevallos, cónsul honorario del Perú en Las Palmas de Gran Canaria, garantiza que lo que se va a ver en la obra "será el recorrido de una realidad en la que habrá mucha diversión, reflexión, pero sobre todo, se podrá apreciar el resultado de nuestro esfuerzo". En este sentido, el cónsul quiso destacar la perseverancia de Luis, y asegura "que en una semana ya se sabía todos los textos de memoria, y no se equivocaba en nada. Es admirable lo que es capaz de llegar a hacer una persona, cuando de verdad quiere conseguir algo. Nosotros nos hemos quedado atónitos".

En cuanto a las características de los personajes que van a representar, el actor Mingo Ávila destaca que Dick, la figura que personifica, "es un hombre homosexual, tiene un niño de diez años con su ex mujer, pero por circunstancias de la vida, no lo ha conocido. Trabaja en un local nocturno de la Isleta. Un día, ella lo llama para decirle que ya es hora de que lo conozca, por lo que lo invita a ir al casino que ella regenta". Sin embargo, apunta el actor, "Dick tiene miedo de la reacción de sus amigos al conocer la noticia de que, en un momento de su vida, fue heterosexual". Asimismo, Ávila expone que, aunque no lo creamos, "la homosexualidad continúa siendo un tema tabú, aún en pleno siglo XXI, por lo que es un asunto que hemos querido abordar".

Zevallos encarna a Bernadette, una mujer que nació hombre, pero que decidió someterse a una operación de cambio de sexo. Un tema que , a día de hoy, continúa sorprendiendo a muchos. "Dick me embarcará a lo que se supone que será mi último espectáculo, pero yo no quiero ir, porque recientemente ha fallecido mi pareja. Sin embargo, no dejo de tener la ilusión de encontrar a otra persona. Si la encuentro o no, lo sabremos esta tarde.

Por lo que respecta a Valido, dará vida a Jhony. Se trata de un adolescente homosexual, que es un amante del espectáculo. "Mi personaje es el más divertido, voy a cantar, a reír y a darlo todo. Tienen que venir a ver la obra, porque va a ser espectacular".

En la representación participarán además otros actores profesionales, que tendrán un papel secundario, pero a la vez importante. Entre ellos destacan Guacimara Correa, Maikol Hernández o Kevin Sánchez. Además, habrá más integrantes de la Asociación Síndrome de Down, y un grupo de bailarines.

"Esto lo hacemos por amor al arte, y la solidaridad es el otro mensaje importante que queremos transmitir al público. No obstante, hay que decir que el verdadero mérito lo tienen los chicos como Luis, que afrontan sin miedo cualquier tipo de reto", apunta Zeballos, muy orgulloso de labor que ha realizado el equipo.

Por último, Valido ha querido lanzar un mensaje que pone de manifiesto su compromiso con el proyecto en el que participa. "Lo que hay que hacer siempre es sacar todos los trabajos adelante, no hay que tener miedo". Y añade que, "mis compañeros están muy emocionados, y yo estoy muy contento de ser uno de los protagonistas. Me encanta actuar".

Compartir el artículo

stats