Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El territorio de la vanguardia

El grupo guipuzcoano El Desván del Macho saca un quinto trabajo que lo mantiene como una de las bandas clave de la música experimental del país

El Desván del Macho en directo.

El Desván del Macho en directo. LP / DLP

Son un tesoro oculto dentro del pop español. Desde que comenzara su andadura en 1992 con aquel sorprendente Hermana violencia el grupo de se ha mantenido en un segundo plano en cuanto a repercusión mediática se refiere, aunque sus discos sean todas una gozada para el oyente exigente. Sorprendentes fueron sus cuatro anteriores obras. Y así ocurre nuevamente con esta joya que debería estar obligatoriamente en las listas de los mejor trabajos de este 2017 que se precien sensatas y serias. Quizás sea el grupo español que mejor ha sabido recoger la herencia del post-punk británico y la no wave norteamericana aplicada a una idiosincracia castiza.

Todo ello aliñado con la libertad del art-rock para recoger ingredientes de todas las manifestaciones vanguardistas de una manera inteligente. Grupos como Betunizer o incluso Triángulo de Amor Bizarro le deben mucho a ellos. Y su estilo enlaza además con los ambientes densos y obsesivos que mantiene la esencia de una experimentación nacional en su vertiente más visceral pero, a su vez, cerebral como también sucediera con Mar Otra Vez o Mil Dolores Pequeños.

Por otro lado, los textos aluden a toda la gama de vísceras animales cuando no abordan la putrefacción del organismo humano o la influencia de los cultos religiosos. Este Funeral económico, publicado cinco años después del anterior trabajo, incluye títulos como Pocilga, que es puro That Petrol Emotions. Los Birthday Party de Nick Cave aparecen reflejados en Cuadriceps y Diaminobutano. La envolvente Distancia entre corazón y axila se desliza por el terreno del swing sucio y pervertido creando un clima deudor de las ambientaciones obsesivas de The Moodists o Lydia Lunch.

La esencia del punk se resume en la arrasadora Bálido felpudo. Aunque los momentos más intensos lleguen en Madre arcada o La castidad del omoplato que recuperan los ambientes apocalípticos del sobresaliente Lumbar, su obra maestra hasta el momento, con cambios rítmicos siempre matemáticos y precisos, que conectan con dos referencias claves en su sonido como Killing Joke o The Stranglers. Para concluir dos joyas. La primera, Ana y caníbal, mantiene lo mejor de los primeros ambientes góticos de Siouxsie and The Banshes. La segunda, Dentera, absorbe toda esa oscuridad deudora de su grupo antesala Matrona Impúdica. Otra nueva obra de un grupo fundamental en el ámbito de la vanguardia nacional. Lástima que no sean más prolíficos.

Compartir el artículo

stats