La danza se adueña del Teatro Pérez Galdós con una producción propia de la Fundación Auditorio y Teatro. Se trata del espectáculo Otra historia de amor, con dirección artística de Natalia Medina y dirección musical y composición de German G. Arias, que se estrena en el coliseo grancanario del 5 al 8 de febrero con funciones pedagógicas para el público escolar, y un pase el día 8 para el público general.

Con la Banda Sinfónica Municipal de Las Palmas en el foso ejecutando la música en directo bajo la batuta de Óscar Navarro, y una docena de bailarines de la Compañía de Danza Natalia Medina, dramaturgia de Quino Falero y coreografías de Vanessa Medina, el espectáculo se apoya en las partituras de Bernstein y en otras piezas compuestas para la ocasión por Germán G. Arias a modo de transiciones entre los distintos cuadros y coreografías en los que se vertebra Otra historia de amor.

El montaje forma parte de las distintas propuestas que se vienen celebrando este año con motivo de la conmemoración del centenario del nacimiento de Leonard Bernstein.

"Es una gran oportunidad poder trabajar con música en directo y hemos creado una historia sobre el amor y la amistad", explica la bailarina y coreógrafa Natalia Medina acerca de Otra historia de amor. Medina y German G. Arias presentaron los detalles de esta producción de la Fundación Auditorio y Teatro en el escenario del Pérez Galdós en un acto que contó además con la presencia de la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Encarna Galván; el director general de la Fundación Auditorio y Teatro, Tilman Kuttenkeuler; y el subdirector de programación de la Fundación, Manuel Benítez. Además, dos de los bailarines ejecutaron un dúo y un solo de los que se pondrán en escena en el recinto capitalino.

"Los tiempos musicales de Germán G. Arias nos han venido muy bien", subraya Natalia Medina, a la vez que muestra su satisfacción por el hecho excepcional de que "los bailarines canarios podamos estar en el Galdós y en directo con la Banda Sinfónica". La coreógrafa reconoce que en vísperas del estreno y pese a los ensayos celebrados hasta la fecha "tengo respeto" hacia la necesaria sincronización de los bailarines con la orquesta y viceversa. "Hay que buscar el equilibrio entre lo músicos y los bailarines, porque nosotros vamos a toda velocidad".

Según Medina, Otra historia de amor es "un proyecto muy enriquecedor para todos, es un regalo para el público y los bailarines".

Por su parte, el músico y compositor Germán G. Arias apunta que "trabajar con Natalia y Vanessa ha sido una experiencia magnífica, un trabajo con sufrimiento". Arias se mostró confiado en que sea posible en el futuro repetir este tipo de producción. "Ojalá se pueda repetir todos los años para que podamos seguir cultivando a nuevos públicos".