Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Álvaro Urquijo

"Las desgracias nos han unido más que las alegrías y los éxitos"

"Puedo decir 25 grupos que me gustan de La Movida y que ninguno sea de Madrid", señala el músico

Álvaro Urquijo.

Álvaro Urquijo. LP / DLP

¿Celebrar los 40 años de Los Secretos es sólo una excusa para seguir tocando?

Hemos dependido del público toda nuestra vida, no somos el típico fenómeno salido de una lista de éxitos o de una campaña promocional. Si tenemos una carrera de 40 años es porque el público nos ha apoyado.

¿Qué tienen estos 40 años de Secretos de empeño personal de Álvaro Urquijo?

Veo varias circunstancias para haber cumplido 40 años. Por ejemplo, la suerte, pero también la mala suerte, que hace milagros. Un grupo cuando más desgracias pasa más unido está. Las desgracias nos han unido mucho más que las alegrías o los éxitos que muchas veces disuelven las bandas por egos personales. Nosotros éramos unos chavales jovencitos que jugaban a ser músicos y a los que se les dio la oportunidad de hacer lo que más les gustaba: grabar discos, comprar instrumentos de calidad, experimentar para crear un estilo, componer.

Eso de que la desgracia les ha unido no sé si es de celebrar...

La verdad es que la cambio enseguida. Estoy convencido de que si ninguno hubiera muerto también seguiríamos tocando.

¿Ha sentido alguna vez que ese estilo o esa manera de componer habían pasado de moda?

No entiendo quien pueda decir que la música tiene una fecha de caducidad o que una canción es para una época. Nosotros siempre hemos hecho nuestro estilo, que nos ha proporcionado ciertos éxitos atemporales pero también muchos disgustos. En 1983 nos echaron de nuestra primera discográfica porque no éramos de la Movida. Yo creo que hemos hecho bien nuestro trabajo, hemos dejado una huella de la que no avergonzarnos.

Ustedes no serían de la Movida pero se les asocia a ella...

La muerte de nuestro batería, Canito, fue un poco la llama que vieron las discográficas, una especie de pistoletazo que puso en boca de mucha gente una serie de grupos que compartíamos locales. Pero la Movida no nació estilísticamente de forma espontánea. Estaba ligada internacionalmente a la new wave de los 70 y que llegó hasta el neorromanticismo de mediados de los 80. Nosotros nunca compartimos esos estilos, éramos precoces porque teníamos nuestro propio estilo antes de todo eso, y ninguno de esos estilos modernos lograron sacarnos de nuestros raíles. No sabemos hacer otra cosa.

¿La movida madrileña se ha magnificado?

Yo no digo Movida madrileña, sino movida a secas, porque pienso en ella me viene a la cabeza Seguridad Social que son de València, o los Siniestro Total que son de Vigo. Te puedo decir 25 grupos que me gustan de aquella época y ninguno es de Madrid. Que Madrid se apropiara de ese nombre es mucho morro porque fue un fenómeno que ocurrió en todo el mundo.

Ahora algunos exigen que Sabina se retire porque abandonó un concierto por una afonía. ¿Qué opina?

Si Sabina fuera francés o norteamericano no sólo no dirían eso, sino estarían preocupados y le darían todo el apoyo para que siga por muchos años. Si te hubieras metido con Johnny Halliday porque está viejo, te enfrentas al pueblo francés entero. En España siempre se habla de la parte negativa de los demás.

¿Cómo han logrado Los Secretos que a tantos españoles les guste esa melancolía tan americana de sus canciones?

Lo que tu llamas melancolía yo lo llamo letras de canciones que me gustan. Cógete un bolero o la mejor canción de los Rolling y tienen el mismo tipo de letras.

Parafraseando a Nick Hornby, ¿hace pop porque es melancólico o es melancólico porque hace pop?

La música, como ciertos olores o ciertas imágenes, nos evocan a emociones y no hace meternos de cabeza en ellas. La música nos acompaña desde nuestro nacimiento, es una cuestión de especie. Es terapéutica, es algo más que un negocio. Por eso me quejo que se deje de lado la creatividad, los creadores están desanimados porque ven que las grandes compañías digitales no se acuerdan de ellos. ¿Qué pondrá esta gente en las redes sociales cuando hayan acabado con los creadores?

¿Esa falta de amor de la industria es la que hace que Los Secretos no saquen disco desde 2010?

Hay que ser honestos. Uno no sólo saca discos porque le motive económicamente, sino cuando cree que sus composiciones están al nivel de lo que le apetece escuchar. Nosotros siempre hemos sido muy celosos de que nuestro producto sea de calidad. Somos muy exigentes y no vamos a sacar cualquier cosa. Reivindico la nostalgia de la valía de una banda que suena con una calidad determinada y con particularidad.

¿Cómo cambió su vida la muerte de su hermano Enrique?

Estuve todo un año sin oír música ni tocar la guitarra, despreciando todo lo relacionado con mi mundo. Y fue al volver del verano del 2000 que miré con mi hermana la situación económica de mi sobrina María, la hija de Enrique, y decidí llamar a un montón de amigos para hacer un disco de homenaje por una cuestión económica pero también moral, por dejar la imagen de mi hermano no dónde había quedado. Todos me dieron tanto buen rollo que en un mes el disco estaba hecho. Eso nos volvió a picar el gusanillo, hicimos una pequeña gira y desde ese punto hasta hoy ha sido una carrera con mucha humildad, mucho talante, sabiendo que hemos perdido por el camino algunos miembros y aún así aún tenemos aplomo, ganas y la intención de seguir mejorando.

Usted siempre ha defendido que Enrique no fue víctima de las drogas sino de una depresión ¿Hemos sido injustos con él?

La gente es muy cariñosa con su recuerdo. Murió en unas circunstancias que si hubiese sido hoy serían mediáticamente desastrosas, se hubiera publicitado y malinterpretado, habría fotos de él tirado muerto en el portal. Enrique llevaba mucho tiempo sin tomar ningún tóxico, no era ajeno a que era un enfermo y se cuidaba, pero tenía sus pequeñas recaídas que duraban poco pero que llamaban mucho la atención. Un toxicómano al uso no hubiera hecho los éxitos que hizo él ni hubiera llevado una banda como la llevaba él.

Compartir el artículo

stats