Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un drama muy deslumbrante

El grupo sevillano Lõbison publica el disco 'La industria de los sentidos', que lo confirma como una de las propuestas más brillantes e intensas del país

Un drama muy deslumbrante

Un drama muy deslumbrante

El grupo sevillano Lõbison está construyendo una de las carreras más deslumbrantes en el panorama musical alternativo nacional. Y todo gracias a una propuesta que transita por un territorio tan personal e hipnótico como intenso y misterioso que no tiene precedentes claros por el momento en este país, aunque estén claras las referencias a las cuales el oyente poder agarrarse. Y aunque ya nos pareciera que con su anterior trabajo, Sólo, el trío había tocado techo en cuanto a esa manera única de fusionar el rock de culto con las esencias de la música popular, en este La industria de los sentidos han dado un paso de gigante logrando elaborar una obra brillante y compacta a la vez que, desde luego, se perfila como principal candidata a mejor disco del año en estos pagos.

La misma portada define perfectamente ese repertorio entre cercano e inquietante. Porque lo que incluye es una verdadera inmersión por un conjunto de canciones que tienen a la exquisitez como elemento denominador con una poesía urbana y descreída repleta de alusiones al sexo, las drogas la amistad y las ansias de vivir. Así sucede ya con el primer tema, La ira, con su comienzo decadente a lo crooner contemporáneo para cambiar radicalmente en el ecuador y sorprendernos con un crescendo realmente oscuro y embriagador. Algo similar ocurre en la sorprendente Habitantes imposibles que desprende la esencia de los Birthday Party de Nick Cave con un aroma arty a lo Jello Biafra.

La atmósfera de tensión y locura de Ansia brutal cambia 180 grados en la emocional Desde la casi nada. En Placer y miedo, sin embargo, se introducen por un terreno más cercano al afterpunk de la primera generación con ramalazos de Siouxsie o The Cure. Y para finalizar, el grupo reserva dos temas que recrean el blues sucio de los años cuarenta como De vuelta y Hermanos 211070s. Más cercanos ahora al noise y al rock pantanoso, en detrimento del blues y el folk latinoamericano, la banda se reafirma en formato de trío con Juamba d´Estroso (voz y guitarra), Santi García ( bajo) y Jaime Neria (batería) en una obra que, aunque pierda lirismo con respecto a sus dos anteriores trabajaos -los también imprescindibles Perro amor y Solo- , gana en fuerza instrumental y recupera algo de la oscuridad decadente de la banda antesala Falso Cabaret de la que no está de más recordar que una de sus mejores canciones llevaba el título de este sobresaliente proyecto que lidera D'Estroso .

Compartir el artículo

stats