El área de Filología Francesa del Departamento de Filología Moderna, en colaboración con la Facultad de Filología de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), organiza una conferencia el martes 25 de septiembre, a las 12 horas, en el Aula de Grados del Edificio de Humanidades (Campus del Obelisco), que lleva por título Lo que no tiene precio, a cargo de la escritora surrealista Annie Le Brun.

En palabras de Le Brun, lo que no tiene precio, es la guerra, una guerra que se desarrolla en todos los frentes. "¿Hasta cuándo consentiremos en no ver que la violencia del dinero persigue acabar con nuestro mundo sensible, para hacernos olvidar lo esencial, la búsqueda apasionada e indispensable de lo que no tiene precio?"

Annie Le Brun, nacida en 1942 en Francia, conoce a André Breton y toma parte en el movimiento surrealista. Se ha especializado en el estudio de Sade, Aimé Césaire, Alfred Jarry y Raymond Roussel. Ha escrito numerosos libros de poesía y ensayos, y ha participado en el documental Naked War acerca del movimiento Femen. Reivindica la necesidad de la utopía y del sueño, sin minusvalorar la lucidez sin concesiones. Le Brun denuncia la complicidad entre finanza y cultura, "seducciones del totalitarismo mercantil", mercantilización del mundo y de buena parte del arte contemporáneo que "nos hacen asistir a esa grandiosa transmutación del arte en mercancía y de la mercancía en arte". Ataca esa exacerbación de la estética de la mercancía, un "capitalismo artista" que tiende a hacernos olvidar lo esencial, es decir, el enigma de la belleza, la diversidad y lo ilimitado de las pasiones, la singularidad de nuestra sensibilidad, nuestra libertad, lo que Le Brun designa como "la búsqueda apasionada de lo que no tiene precio"

Su obra incita a mirar más allá y de otra forma, a desertar los papeles que la sociedad atribuye a cada uno ya que Annie Le Brun ocupa una posición - crítica, política, poética - en margen de todo, fuera de todo. Como compañeros de lucha en su insurrección permanente, tan sólo reconoce a la Encyclopédie des Nuisances (Jaime Semprun, René Riesel7? o Jean-Marc Mandosio), que intenta articular una crítica social en sintonía con George Orwell, Guy Debord o Günther Anders.

En sus ensayos, en su discurso crítico y en su revuelta en general, Annie Le Brun se mantiene fiel a la filosofía del surrealismo. "La novedad del surrealismo es de subvertir completamente la relación del pensamiento con el amor, que ya no es tema sino fin en sí mismo. 'Reduciremos el arte a su expresión más simple que es el amor', escribe Breton en Poisson soluble.