Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Juan Diego Flórez

"He vuelto a un canto popular que ha contribuido a mejorar mi técnica"

"El disco ´Bésame mucho´ surgió porque mis seguidores me pedían que grabara los temas de los bises" señaló el tenor

"He vuelto a un canto popular que ha contribuido a mejorar mi técnica"

Regresa a Canarias para actuar junto con el piano de Cecile Restier. ¿Qué destacaría del programa que va a interpretar?

Estoy muy contento de regresar a Canarias para actuar en el Auditorio Alfredo Kraus. Regreso en esta ocasión con un recital en el que presentaré un programa que demuestra lo que estoy haciendo actualmente. Comienza con dos arias de Mozart, que representan el álbum que publiqué el año pasado y por el que recientemente me han otorgado el premio Opus Klassik; continúa con dos arias de Donizetti, entre ellas un aria de Lucia di Lammermoor, que debuté no hace mucho y que interpretaré de nuevo en febrero en Viena; y termina con dos arias de Verdi, entre ellas un aria de La traviata, que debutaré próximamente con una nueva producción en el Metropolitan Opera. La segunda parte también representa lo que estoy haciendo actualmente y lo que haré próximamente. Está más dedicada al repertorio francés e incluye arias de óperas como Manon o Faust, que haré próximamente en la ópera de Viena, o Werther, que he debutado recientemente. Luego habrá seguramente lo que ya se ha convertido en una tradición, que son los bises con guitarra, también en homenaje a mi último álbum Bésame mucho.

¿Ha cambiado en los últimos años el repertorio lírico italiano por uno más francés?

Aunque no he dejado de interpretar óperas de Rossini o del belcanto, actualmente estoy haciendo nuevas óperas sobre todo del repertorio romántico francés. Por ejemplo, recientemente he debutado en óperas como Werther, Los cuentos de Hoffmann y próximamente debutaré en Manon y Faust. Esto se ha debido a que en 2011 aproximadamente hubo un cambio en mi voz, sobre todo experimenté cambios en el centro, lo que me ha permitido poder abordar un repertorio que se mueve más en el centro de la voz y que además da muchas satisfacciones musicales y dramáticas.

Actúa en la primera edición del festival Canarias Música en Otoño, un nuevo proyecto musical. ¿Qué le parece el que Zubin Mehta sea el director artístico honorífico?

Me parece una muy buena noticia. Zubin Mehta es una leyenda, por su trayectoria y por todo lo que ha contribuido a la música clásica y es justo que sea así.

¿Que supone haber recibido el premio Opus Klassik el pasado domingo?

Estoy muy agradecido por este importante reconocimiento de Opus Klassik que ha significado mucho para mí por mi reciente álbum Mozart.

Su disco Bésame mucho es una vuelta al pop, rancheras, tangos y boleros. ¿Por qué ha elegido grabar música ligera?

Hace ya varios años publiqué el disco Sentimiento latino, dedicado a un repertorio popular. Sin embargo, en esta ocasión son canciones sin orquesta, en sus acompañamiento originales si se puede decir, con la intención de no recargar la parte musical y presentar la música en un modo íntimo. Esta idea surgió un poco de mis seguidores que me pedían que hiciera un disco con los bises que yo ofrecía al final de mis conciertos acompañado de una guitarra.

¿No le afecta este cambio a la hora de mantener su técnica?

No me afecta porque nace de mi canto lírico, y simplemente la proyección y la presión del aire no son las mismas. Y también debo decir que hay un elemento nuevo: habiendo vuelto hace unos años a la música popular que marcó mi infancia, ahora no se me dificulta tanto meter aspectos de un canto más popular dentro de mi voz. Creo que esto también ha contribuido a mejorar mi técnica. Sobre todo porque supone poder meter en la garganta diferentes estilos de canto siempre con una impostación sana de la voz.

¿Qué diría de la figura de Montserrat Caballé, fallecida recientemente?

Con Montserrat Caballé tuve la suerte de cantar en La hija del regimiento en 2007. Era una persona fantástica, muy risueña y simpática, y con una voz maravillosa que nos inspirará siempre.

¿Hay algún reto en su carrera que nos pueda adelantar?

En los próximos meses debutaré nuevos roles en óperas como La Traviata, Manon o Faust. Serán también un reto las óperas que he debutado recientemente y que volveré a interpretar, como Werther o Guillaume Tell. Además, me considero una persona bastante autocrítica y trato siempre de mejorar, tanto a nivel vocal como de expresión. En los próximos años, volveré a cantar roles como el de Almaviva en El barbero de Sevilla, y eso también será un reto.

¿Cómo está funcionando su proyecto Sinfonía por el Perú?

Lo creamos en 2011 y siete años después el proyecto está beneficiando ya a más de 7.000 niños y jóvenes en todos los lugares del país. Estamos muy orgullosos de cómo se ha ido desarrollando y de ver cómo la música está transformando la vida de estos niños y jóvenes, y por consiguiente de sus familias y comunidades.

¿Cómo definiría el resultado?

En 2014 llevamos una rigurosa Evaluación de Impacto para mostrar los efectos positivos que tiene el programa. Los resultados fueron realmente impactantes: se demostró cómo la participación en Sinfonía por el Perú aumentaba su autoestima, su creatividad o el rendimiento escolar, entre otros. Además, mejoraba el ambiente familiar, se reducía la violencia familiar verbal y psicológica, así como la prevalencia del trabajo infantil.

Su última visita a Gran Canaria fue en 2016 en el 32ª festival de Música con la Orquesta Filarmónica de Londres, pero ha venido con regularidad, ¿qué le parece el público canario?

En las Islas Canarias debuté obras tan importantes como L'elisir d'amore, La hija del regimiento y también Los pescadores de perlas. Fui regularmente en los primeros años de mi carrera y es un lugar donde siempre se me acogió muy bien, donde se entablaron amistades y por eso me alegra mucho regresar a menudo.

Compartir el artículo

stats