Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Hendrik Röver

Hendrik Röver: "El trap y el reguetón son modas, pero el rock permanecerá siempre"

"Empezar a autoeditar nuestros propios discos en 2005 fue como encontrar la felicidad de repente" informó el cantante

Los cuatro integrantes actuales del grupo Los Deltonos.

Los cuatro integrantes actuales del grupo Los Deltonos. LP / DLP

Su último disco es otro ejercicio de rythm and blues en su pura esencia donde todo suena como al comienzo de su carrera.

Yo prefiero llamarlo rock que engloba muchas más cosas. Al final son 30 años de escuchar música de raíces americana y el sonido tiene mucho de rythm and blues, pero también un poco de country, un poco de soul y un poco de rock sureño y esa mezcla personal es la que hace que suene a los Deltonos.

¿El concierto se centrará básicamente en interpretar estas nuevas canciones?

Cierto. Aunque está a punto de salir el nuevo disco, que será a principio del año que viene, pero técnicamente aún estamos en la gira de presentación de este nuevo trabajo homónimo. Pero estarán los clásicos, desde Todavía no sabes mi nombre hasta Horizonte eléctrico.

Precisamente, tras más de treinta años de carrera, lo han titulado de forma homónima.

Era el primero que grabábamos con nuevo batería, Javier Arias, que lleva dos años y medio y, nos dimos cuenta, por otro lado, que no teníamos ninguno homónimo, así que no hubo que pensar mucho más.

Sus letras suelen ser muy diáfanas y fácilmente entendibles, pero ¿en este álbum hay algún concepto que lo presida todo?

Las letras son una mezcla de lo que lees, lo que ves y lo que se te ocurre, pero no hay mucho contenido oculto porque, cuando escribo, prefiero que se entienda todo a la primera y que el oyente no tenga que pensar demasiado.

¿Actúan con su clásico formato de cuarteto?

Venimos con la formación completa que ha grabado el nuevo disco. Me acompañan Fernando Macaya a la guitarra, Pablo Z Bordas al bajo y Javi Arias a la batería.

¿Es fácil mantenerse activo en un grupo que empezó su carrera a mediados de los ochenta?

Una de las cosas que influye en la buena salud de Los Deltonos en todo este tiempo es que todos tenemos cosas paralelas. Vivir exclusivamente de un grupo es difícil, y por eso nos hemos diversificado. Tenemos un estudio de grabación, yo tengo mi carrera paralela en solitario, y todo el mundo tiene alguna otra cosa que hace que no estemos las 24 horas del día pensando en Los Deltonos. Por eso, el día que nos reunimos, es un poco la alegría con la que se junto un grupo nuevo.

¿Cree que los dos discos que grabó en solitario con el nombre de Hank no han sido suficientemente valorados?

Puede ser. Pero igual no fue el momento adecuado para esos dos discos, y hubo un poco de confusión porque aquello era un proyecto paralelo y no que sustituyera a los Deltonos. Para el rythmandbluesero medio que escuchaba a Los Deltonos por aquella época, esos trabajos se salían de lo que se esperaba y algunos se confundieron. Pero son dos discos a los que les tengo mucho cariño y, en algún momento, llegamos a grabar demos para un tercero de Hank que seguramente algún día lo editaré.

¿Podría quedarse con algún disco claves de su carrera?

No, y eso es otra causa de la feliz longevidad de Los Deltonos, que andamos todavía a la búsqueda de la canción imposible de olvidar y el disco perfecto. Y creo que podemos decir que cada vez lo hacemos mejor, pero el disco y la actuación perfectos no han llegado.

Por lo que queda Deltonos para mucho rato.

Cierto, aunque también es verdad que todo el mundo desea jubilarse en algún momento.

¿Con qué grupos españoles que se sienten más afines?

Lo que son de nuestra quinta como Los Enemigos o Sex Museum que son de los pocos supervivientes de aquella época. Nos mantenemos fieles a la idea de que hay que hacer un trabajo bien hecho e intentar hacerlo cada vez mejor.

Muchos músicos de rock comentan que los jóvenes, con el trap y el reguetón, no aprecian demasiado el rock porque no están acostumbrado al sonido de la guitarra eléctrica.

Hay de todo, pero creo que la gran diferencia es que me hablas de modas, de estilos pasajeros, pero el rock siempre va a estar ahí. Y las modas son una cosa que sube y baja, pero dentro de poco empezaremos a ver ya los hijos de nuestra generación repoblando los conciertos a saco. Al final es una cosa de educación. Si no has tenido ningún contacto con el rock ni en casa ni en tu entorno más cercano, pues es difícil que sepas lo que te estás perdiendo. Pero no conozco a ningún hijo de músico que haya tenido contacto con una buena discoteca de sus padres que no aprecie la grandeza del rock. Por cierto, una cosa que está ayudando mucho es la popularización de las matinée, la cosa de hacer conciertos al mediodía a los que pueden ir los niños, eso está bastante contribuyendo a normalizar la situación.

¿Podría citar cuáles son los grupos que le han influido de una manera más contundente?

Simplificándolo mucho diría que, entre los clásicos, la influencia de ZZ Top, Los Fabulous Thunderbirds, y alguno más, fue fundamental. Y de los más actuales destacaría a Jayhawks, Wilco o Steve Earle. Pero son tanto años de escuchar música que me cuesta reducirlo.

¿Cómo describiría la evolución de la banda desde la publicación de su primer disco, en los noventa, hasta ahora?

Nosotros, durante nuestra primera época, fuimos poco prolíficos. Sobre todo porque tuvimos algún lío extramusical. Y hasta que no empezamos a autoeditarnos en 2005, que fue como descubrir la felicidad de golpe, a partir de entonces nos volvimos más regulares. Y si hasta el momento hemos sacado quince disco, diez son de esta última época. Hemos conseguido regularizar las etapas entre discos. Y, aparte, desde que descubrí que también me gustaba ser cantautor y empecé a hacer canciones en ese contexto, me resulta mucho más fácil hacer canciones luego para Los Deltonos. Ahora hacer un nuevo disco es poner una fecha de tres o cuatro meses y grabarlo. Como todo oficio la práctica de componer y actuar facilita mucho el trabajo.

¿Y es compatible el formato intimista del cantautor con el rock alegre y festivo?

Precisamente, yo he hecho la gira titulada No teman a los cantautores porque queremos luchar contra esa idea de que ir a un concierto de un cantautor es un paliza. Pero un cantautor puede ser lo que los norteamericano llaman un Singer Songwriter que queda mejor. Pero yo siempre digo que un cantautor no tiene que tener esa imagen de un tipo aburrido tocando temas lentos y de desamor. Algunos son supercañeros y sus conciertos superdivertidos. Y creo que he cogido el buen estado para eso.

¿Tienen muchas conexiones con Canarias?

Tenemos muy buenos amigos en Canarias. No se si se debe a la rocosidad de las islas, que hace que el corazón sea más rockero.

Compartir el artículo

stats