Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Celso Albelo

"El público tiene miedo al falso elitismo de la música clásica"

"No me paro a pensar si los 25 roles que he hecho son muchos o pocos, sigo cantando", reconce el tenor

El tenor tinerfeño Celso Albelo en una imagen promocional.

El tenor tinerfeño Celso Albelo en una imagen promocional. JOAN TOMÁS / FIDELIO ARTIST

¿Qué supone comenzar el año en Canarias con su primer concierto en el Festival de Música y el debut en el Requiem , de Verdi, este fin de semana, en los dos auditorios capitalinos?

Estrenar en casa el año, y sobre todo por el clima, te da cierta tranquilidad, porque uno pasa demasiado frío. Y con mucha ilusión porque es mi primera aparición en el Festival de Música de Canarias, debutando en una de las obras fetiche de cualquier tenor como es el Requiem de Verdi, y con la Filarmónica de Gran Canaria. La verdad es que estoy bastante ilusionado con el tema.

Tras haber cantado Falstaff, Rigoletto y La traviata , esta última en los roles de Duque de Mantua y Alfredo¿le faltaba un Requiem para ampliar el repertorio de Verdi que ha frecuentado desde los comienzos de su carrera profesional?

Hasta ahora me había centrado sobre todo en Stabat Mater o Pequeña Misa Solemne, siempre de Rossini, y la verdad y aunque forma parte de la evolución natural que creo que va teniendo la voz, pero siempre tratando de hacer lo mejor.

Como tenor, entiendo que decide asumir nuevos retos, nuevos roles, cuando la voz está preparada para ello.

Efectivamente. No nos podemos quedar en la teoría y tenemos que que pasar a la práctica a ver cómo responde el instrumento. Lo digo por aquello de que no conviene cambiar de repertorio..., pero la evolución natural de la voz es la que es.

¿Se cierra un círculo en torno a Verdi?

Con este Requiem empiezo a abrir el ciclo de Verdi. Llevo muchos años cantando Donizetti y todavía no he cerrado el círculo con él porque siempre cubro cosas nuevas, así que imagínate con Verdi.

Maneja usted unos 25 roles entre Donizetti, Bellini y Verdi.

Si, efectivamente, es lo que me ha tocado. Las cosas van saliendo en su tiempo. Cuando uno fuerza la máquina, antes o después te va a llegar. Son 25 roles que han ido viniendo con el dinamismo del trabajo. así. No me paro a pensar si son muchos o pocos roles, sigo cantando.

¿Cómo ha preparado el estreno? ¿Ha trabajado antes con los otros cantantes?

Es la primera vez que voy a trabajar con Karel Mark Chichon -director titular y artístico de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria-, y tengo muchas ganas. En cuanto a los cantantes, ¿quién no conoce a Bryn Terfel? He cantado con Marianna Pizzolato, y con Mariangela Sicilia no he hecho el Requiem pero si otras cosas. Lo importante es ir a trabajar, hacer música y divertirse haciendo en este caso una de las cosas que más me gusta.

El Festival de Música de Canarias lleva dos ediciones con Jorge Perdigón al frente. ¿Qué le parece la programación y el papel que tiene el certamen que cumple 35 ediciones?

El Festival de Música es una delas manifestaciones culturales más importantes de Canarias, y creo que todos debemos empujar para que tenga el apoyo, sea de público, de las instituciones, porque lo merece. Todos están trabajando en esta dirección y seguramente se verán los frutos en breve.

El debate sobre la renovación del público siempre llega con este Festival y con otras manifestaciones culturales. Por su experiencia, ¿aprecia usted que el público joven se acerca a descubrir la ópera, la música sinfónica o de cámara?

Soy una persona optimista por naturaleza. Lo que ocurre es que a veces el público tiene miedo a un falso elitismo que se suele achacar a este tipo de manifestaciones artísticas. Lo que siempre digo es que la música es universal, lo que si es verdad es que a lo mejor y para disfrutar de este tipo de música se requiere de un mínimo de preparación. Con esto quiero decir que hoy por hoy, te metes en redes sociales, por ejemplo, lees cuatro titulares pero no lees la noticia, y ya te crees capaz de tener una opinión. Es la banalidad que existe, y hay que profundizar en las cosas que es la manera como verdaderamente se disfruta.

Con preparación y predisposición a descubrir, en este caso, otras músicas a las que no se está habituado.

La finalidad de la música, de cualquier tipo, sea menos clásica o moderna o pop rock, es hacerte sentir algo. Yo puedo ir a un concierto de rock y no voy con ningún tipo de prejuicio, voy a disfrutar de este tipo de música, y la gente tendría que hacer el esfuerzo de quitar la cantidad de polvo y caspa que nos han hecho creer que tiene la música clásica, e ir a disfrutar y dejarse sentir una serie de emociones porque la verdad es que toda la música después de Verdi o Bach incluso, de toda la historia, lo encontramos en la música.

Tras el Requiem regresa a Italia a finales de febrero al Teatro San Carlo de Nápoles para otro debut verdiano, el rol de Riccardo en Un ballo in maschera; y por delante representaciones de Hamlet, Anna Bolena y Rigoletto , además de La traviata con la que vuelve a Napoles en octubre próximo.

Es un año bonito porque estaré en Nápoles, en el Liceo en Barcelona, en Liège, en Bruselas, en Valencia, en Londres y haré una grabación de Ópera rara, de Donizetti, y pasaré por Japón.

¿En 2006 cuando el rol del Duque de Mantua en Rigoletto en Busseto, la ciudad de Verdi, dio un empuje internacional a su carrera, en algún momento llegó a aventurar cuál podría ser su suerte profesional?

Leo mi currículo, los teatros en los que he estado y a los que voy a ir y lo que he hecho, uno se da cuenta, me da un poco de vértigo y no llego a creérmelo, pero es lo que he hecho y ya está. Cuando empecé ni pensaba que tenía talento ni las condiciones para hacer la mitad de la carrera que he hecho. Me siento muy satisfecho y sigo en ello

Antes comentaba que en Londrés grabará disco. En julio de 2017 publicaba con Sony Classical España el álbum Intimamente , su primer trabajo, con obras que según sus propias palabras le han acompañado toda la vida. ¿Tiene intención a alternar la actividad de conciertos con nuevos proyectos discográficos?

Me encantó la experiencia y quizás el público esperaba algo diferente, un disco más de "fuegos artificiales", pero bueno, decidí el formato más íntimo, y no me cierro a otros proyectos diferentes, a otras ideas, pero todavía están en ebullición. Me gustaría ir un poco más allá. Como canario, mi forma de ver la música y la vida en general, siempre ha sido entre las dos orillas, entre la orilla peninsular española y la orilla sudamericana, y de hecho, si te das una vuelta por el folclore de Canarias y está lleno de música sudamericana, influencias peninsulares, y en mi locura musical quise plasmar todo eso desde el punto de vista más ortodoxo.

¿Cuando decía que el público esperaba "fuegos artificiales" se refiere a un disco del gran repertorio lírico?

Sí, tipo arias de ópera, donde el agudo es imposible [risas].

¿Qué retos le aguardan en las próximas temporadas?

Sobre todo, la gente me pregunta por cosas musicales y lo que más me llama la atención, el reto más fuerte, es encontrar el equilibrio entre ser artista y padre. La parte artística, afortunadamente, me ha ido bien, soy un tipo que estudia mucho, muy disciplinado, y tengo cosas firmadas hasta 2023. Abriré la temporada del Massimo de Palermo, y no te digo el título porque no se puede anunciar hasta que lo anuncien ellos; iré a sitios como Omán, volveré a Montecarlo, al Teatro Real, al Liceu barcelones, en el Maggio Musicale Fiorentino con Fabio Luisi, a Tokio...Todo esto es muy bonito y perfecto pero como digo, llega un momento en el que es necesario ese equilibrio. No quisiera que mis hijos digan que su padre que estuvo poco presente. La vida es una y es la que tengo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats