Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mapas urbanos en 12 miradas

El escritor ghanés Nii Ayikwei Parkes presentó una antología coral en la que una docena de autores africanos recrea la ciudad que les inspira

A la izquierda, el escritor Nii Ayikwei Parkes y, a la derecha, la periodista y escritora Ángeles Jurado.

A la izquierda, el escritor Nii Ayikwei Parkes y, a la derecha, la periodista y escritora Ángeles Jurado. sabrina ceballos

"La nostalgia de los lugares despierta en un aroma", reflexionó ayer el escritor, editor y agitador cultural ghanés Nii Ayikwei Parkes, aunque germina también en los sabores, las conversaciones, los ojos de quien amamos y los instantes fugaces diluidos en un callejón de Hong Kong, Ciudad del Cabo, Dakar o París. Esta es la leyenda que fundamenta el mapa literario coral Doce relatos urbanos. Doces voces africanas, coordinado por la escritora y periodista Ángeles Jurado dentro de la Colección de Literatura de Casa África, que reúne una docena de cuentos escritos por el mismo número de autores africanos, que evocan la geografía urbana que marcó su cartografía emocional y creativa.

Junto a Ayikwei, esta compilación de ciudades literarias reúne los cuentos de autores africanos de referencia, entre los que desfilan Zoe Wicomb, Véronique Tadjo, Trifonia Melibea Obono, Théo Ananissoh, Noo Saro-Wiwa, Nii Ayikwei Parkes, Ken Bugul, Edwige-Renée Dro, Chimamanda Ngozi Adichie. Boubacar Boris Diop, Armand Gauz y Antonio Lozano. El libro, además, está dedicado a este último in memoriam.

El escritor Nii Ayikwei Parkes presentó el volumen Doce relatos urbanos. Doce voces africanas ayer en la 31ª Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria, en el marco del ciclo Africalias, acompañado por Jurado y por el arquitecto y profesor Vicente Díaz, uno de los tres académicos que firmó el texto que ganó la quinta edición del premio de ensayo de Casa África, que también gravita sobre la ciudad africana.

Símbolo

Después de sostener un encuentro mañanero con el Club de Lectura de Casa África, el escritor Nii Ayikwei Parkes puso de manifiesto ayer que las ciudades constituyen territorios simbólicos que espejan el alma y las relaciones que establecen quienes las habitan. En representación del resto de autores de la antología, el autor, que reside a caballo entre Ghana y Londres, desgranó ayer los entresijos de su relato, titulado Guingillas Scotch Bonnet, que designa a una variedad de chile denominada así por su parecido con una boina escocesa. Su aroma aliña un relato trufado de sentido del humor y, sobre todo, de símbolos sobre la convivencia vecinal, toda vez que su origen se remonta a la disección de nuestra propia relación con el entorno.

"Siempre he comprado esta variedad de pimientos ultrapicantes, hasta que un día, de repente, descubrí que procedían de Kenia, y me consternó no haberme interesado por su origen hasta entonces", reflexiona el autor. En esta línea, Ayikwei Parkes destaca que este cuento parte de la reflexión sobre "aquello con lo que vivimos y que no vemos, así las cosas que vemos y de las que no hablamos", como la realidad de la inmigración y el racismo en una ciudad cosmopolita como es Londres. Lejos del afán de reventar el final de su cuento breve, el autor ghanés rinde homenaje a Kenia a través de su protagonista y de una situación que transforma "lo que no puede ser visto y lo que no se puede decir en un sonido".

Junto al resto de postales urbanas que conforman este libro, Doce relatos urbanos. Doce voces africanas da la vuelta al globo pero hunde sus raíces en un territorio literario múltiple y diverso, como es África, donde bullen y se entrecruzan historias diferentes bajo la certeza de que, en palabras de Jurado, "la gran mayoría de los africanos del siglo XXI será urbanita".

Compartir el artículo

stats