Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Raquel Troyano

"Las campañas que se están haciendo de educación vial y de la DGT no funcionan"

"Hace falta más ayuda psicológica a víctimas y familiares justo en los primeros momentos del accidente, donde se necesita un refuerzo", afirma

La directora Raquel Troyano. VINCENT MARTÍ

¿Cómo definiría en pocas palabras Una mañana fría ?

Una mañana fría es la voz de las familias víctimas de siniestros viales.

Teniendo en cuenta de lo que trata, ¿es un documental duro?

Dentro de la dureza del tema, no puedo decir que Una mañana fría sea una película dura. No es una campaña de la DGT donde se vea la sangre o cómo ocurre el accidente. No va por ahí. Es un largometraje poético, que juega mucho con las imágenes, con el dron y, sobre todo, con la conexión con la naturaleza para que entendamos que, después de un trauma tan grande como puede ser la pérdida de una persona en un siniestro vial o en cualquier otra circunstancia, hay que tirar para delante y hay que vivir.

El documental gira en torno al accidente de tráfico que hace 33 años acabó con la vida de su tío, Juan Troyano. ¿Qué le movió a sacar a la luz esta historia familiar?

El enfrentarme a ella. Era una historia que tenía enquistada hace muchos años. En mi familia, como en tantas otras, era un tema tabú. Cuando crecí me di cuenta de que había que enfrentarse de alguna manera a este duelo y la forma que encontramos de comunicarnos mi madre y yo fue a través del medio audiovisual, que era el lenguaje en el que yo me podía expresar. Así empezó esta película, en la que se habla, más que de los accidentes de tráfico, del duelo por una pérdida.

Es su madre, Rosi Troyano, hermana de Juan, la que narra en primera persona la historia a través de un viaje que emprenden juntas desde Aranjuez...

Sí, es un viaje al pasado, porque mi madre vuelve a Cantabria, al lugar del accidente, a la curva helada donde se mató su hermano.

¿Cómo reaccionó su madre cuando le propuso el proyecto?

Al principio se quedó parada, porque no podía entender cómo le proponía algo así cuando yo nunca había querido escuchar su historia. Luego me dio un diario en el que ya tenía escrito todo este episodio para que yo algún día lo leyera cuando estuviera preparada. Lo hice y después hablé de nuevo con ella. Entonces me dijo que estaba dispuesta y encantada de contar esta historia si servía no solo para que yo la conociera, sino para ayudar a más personas.

En Una mañana fría explica que ella durante muchos años negó la muerte de su hermano.

Lo que hizo fue refugiarse en su mente y en la idea de que, como ella no había visto el cadáver, su hermano no estaba muerto. Todos los veranos se iba a Reinosa a buscarlo porque decía que no había fallecido y que estaría perdido por allí. Con eso vivió 33 años. Creo que fue una forma de autodefensa y de autoengaño para evitar el dolor.

¿Le ha servido esta película para cerrar el duelo?

El problema de mi madre en estos 33 años es que nunca cerró el duelo, yo creo que ni lo empezó. Pienso que lo ha hecho ahora con la película. Mi madre ha dado un cambio tremendo, ya no es la que era hace unos años. Es muy curioso cómo el cine ha conseguido hacer esa transformación social y mental en ella. Ha sido una especie de catarsis, se ha abierto al mundo, ha contado su historia y ha conocido a más víctimas, que eso es muy bueno porque a veces nos quedamos en eso de que lo mío es lo peor.

En el documental, además de su caso, aparecen testimonios de otros afectados por siniestros viales. ¿Destacaría alguno de ellos?

Sí, dos, los que a mí más me afectaron. Uno de ellos es el de Flor Zapata, una madre que perdió a su única hija en un siniestro vial por un conductor borracho. Lo resalto porque ahora mismo en nuestro país están aumentando los accidentes por alcohol y drogas y me parece muy grave que todavía no seamos conscientes de todo esto. El otro caso que me impactó es el de Carlos Díez, que perdió una pierna por auxiliar a la víctima de otro accidente.

Escuchando sus historias personales, ¿diría que les has sido posible superar su duelo?

He visto cicatrices en todas las víctimas, pero también que han dado el paso de intentar tirar para delante, cada una de una forma diferente. Flor Zapata se agarró a la vida dando clases de educación vial en los institutos. Carlos Díez fue el presidente de la Asociación de Amputados de España (Andade). Son ejemplos de superación.

'Una mañana fría' expone temas como la falta de herramientas para superar una pérdida.

Sí. El documental tiene muchas lecturas completamente abiertas. A través de las reflexiones que hacen cada una de las víctimas se aborda, entre otras cosas, la necesidad de que a los jóvenes se les enseñe cómo gestionar las emociones para que tengan herramientas, por ejemplo, para superar una pérdida.

¿ Es necesaria más ayuda psicológica para hacer frente a estos traumas?

Muchas víctimas hablan de que necesitarían ayuda psicológica justo en los primeros momentos del accidente. Hay mucho apoyo de asociaciones y fundaciones, pero justo en esos primeros instantes donde te da, quizás, el momento de locura, es donde haría falta un refuerzo. También sería necesario hacer una especie de protocolo para comunicar a los familiares de las víctimas que ha ocurrido un accidente.

Es muy crítica con la forma en la que se vivía el luto hace años.

Las tradiciones han hecho mucho daño en nuestro país. Ahí soy muy dura y hablo también de la religión. Ese luto severo que llevó mi familia y que se estilaba en los pueblos de la España profunda ha hecho que la gente casi no vuelva a reír. Esto contrasta con lo que ocurre en las grandes ciudades, donde no se te permite ningún tipo de luto. Allí al día siguiente tienes que estar llevando el mismo ritmo acelerado del resto.

¿Hacen faltas más acciones de concienciación para luchar contra la siniestralidad vial?

Creo que las campañas que se están haciendo de educación vial y de la DGT no funcionan. Se debería dar más voz a las víctimas para que hablaran de sus casos. Creo que desde el corazón se conciencia más que empleando unas imágenes duras que, aunque suene muy mal decirlo, ya las hemos visto todos en los videojuegos.

Tengo entendido que esto mismo se lo transmitió al director de la DGT, Pere Navarro. ¿Qué le dijo él al respecto?

Me dijo que ahora van a hacer unas campañas con las víctimas y de hecho, a partir de este año, están estudiando la posibilidad de que ellas hablen de sus experiencias en las autoescuelas. Así que sí está habiendo un cambio.

Compartir el artículo

stats