Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Pilar Rodríguez

"La Gran Canaria Women's Band no sobrevivirá sin un apoyo económico"

"Hago una labor de investigación para que el repertorio bandístico tenga la repercusión que merece", manifiesta la directora musical

Pilar Rodríguez durante un concierto de la Gran Canaria's Women Band.

Pilar Rodríguez durante un concierto de la Gran Canaria's Women Band. LP / DLP

¿Cuáles son los objetivos principales de su trabajo con la Gran Canaria's Women Band?

Básicamente es una labor de investigación que yo hago para que el género bandístico tenga el reconocimiento que debe y, a su vez, de visualizar el trabajo de las mujeres en la música. El problema es que todo lo que suele ser escuchar música en los conciertos es siempre orquesta, y el género bandístico se suele poner en un segundo plano como si sólo se utilizara para que la banda del pueblo interprete un pasodoble. Es todo un poco peyorativo. Pero en estos últimos 50 años se han hecho obras sinfónicas increíbles que incluyen instrumentos de viento y madera, violonchelos y contrabajos, con un volumen sonoro bestial. Por eso todas las obras de este programa, como todas las que interpreta la Gran Canaria's Women Band, han sido compuestas e interpretadas solamente para banda. Para querer dar la relevancia de que hay una cultura importante.

Como en todos los conciertos de su formación, aquí también incluyen un tema de estreno exclusivo que es el inicial.

Abrimos con una obra de estreno mundial, Amor y lucha, que le he pedido a una compositora canaria que vive en Bélgica llamada Ylenia Álvarez. He buscado que todo el concierto gire sobre la figura de la mujer. Tanto en las obras, como las temáticas de las propias piezas, las compositoras y las intérpretes.

El segundo tema tiene la particularidad de que el instrumentos solista es uno tan poco frecuente como el bombardino.

Se titula Rapsodia para bombardino y cuenta con la participación de Zoraida Hernández como músico solista. Es quizás la única solista que hay en Canarias de este instrumento. Actualmente en la isla, profesionalmente, sólo hay una chica que pueda tocarlo frente a 30 o 40 hombres. Y este tipo de instrumentos, como la tuba, trombas, trombón, trompetas y demás, me cuesta sudor y lágrimas conseguir intérpretes femeninas pero a nivel Canarias yq que también hago convocatorias para participar por toda la Isla. El problema es que siempre, por volumen y capacidad, suelen ser designados a hombres. Lo que pasa es que cuando una niña se apunta a una Escuela de Música, o al Conservatorio, casi nunca les suelen ofrecer este tipo de instrumentos, y por eso he querido que este año el bombardino sea el instrumento solista.

¿Y no puede ser porque dicho instrumento requiera una fuerza pulmonar específica que no puede alcanzar la mujer?

Eso es un error que suele creer mucha gente. En las escuelas de música todo se pone al alcance de los niños que empiezan. Incluso se les hace instrumentos más pequeños a los originales para que ellos puedan acceder sin problemas. Cuando un niño o una niña quiere estudiar un violonchelo o tromba se le facilita un instrumento acorde a sus posibilidades. Y la capacidad pulmonar la va a ir adquiriendo poco a poco. Por otro lado, tampoco tiene nada que ver con el volumen del instrumento porque si ves una flauta travesera no imaginas el fondo que tienes que tener para tocarla correctamente. Hay, por tanto, una falsa relación entre que tiene que haber capacidad pulmonar, en cuestión de la música, para determinados instrumentos, que no es real. Yo, como pedagoga, se lo intento inculcar a las familias para que no siempre apunten a sus hijas a flauta y violín y no se piense que el trombón es para machotes.

Llama la atención uno de los temas de la primera parte del programa titulado Dakota .

Es sobre los ataques de los americanos a estos indígenas. Tiene cinco movimientos y refleja las invasiones americanas a estas pobres tribus. Es de Jacob de Haan. Está basado en un hecho real muy trágico. Los norteamericanos fueron a ver a los nativos para desalojarlos y firmar la pipa de la paz, pero uno de ellos tenía una escopeta. En el encuentro el americano intenta forcerjear con él para quitarle el arma, pero se produce un disparo fortuito que da lugar a una batalla campal que provoca 500 víctimas incluidos 30 mujeres y niños.

Usted afirmó en la presentación que Klezmer Classics es la pieza más compleja de todas.

Tiene un nivel cinco, que es el de dificultad más aloa. La peculiaridad es que incorpora un acordeón interpretado por una canaria. Es una obra sobre la fiesta judía con varios movimientos entrelazados que trata sobre el encuentro entre los novios, la boda, etc. Un obra muy compleja de Johan de Meij que es uno de los grandes de este tipo de piezas.

La segunda parte del programa incluye bandas sonoras.

Es cuando se sube el coro femenino, la Coral Chelys Odalys, con 83 miembros que cantarán en obras como Los chicos del coro o Jesucristo Superstar. A continuación se subirán los 40 niños del Aula de Música y Movimiento de la Escuela Municipal de Música de Santa Lucía de Tirajana. Primero intervendrán en Coldplay Classics junto a la Coral Chelys Odalys, y luego en El Sol Redo ellos solos.

¿Cómo ha evolucionado la formación en estos cinco años?

Empezamos con 35 integrantes en 2016 actuando en la Sala Gabriel Rodó. En 2017 en la sala Jerónimo Saavedra colgaron el cartel de todo vendido en pocas horas y el Auditorio vio que había una demanda importante.

¿Cuáles han sido los principales problemas que han tenido?

Si para orquesta cuesta sudor y lágrimas sacar el trabajo adelante, para banda no digo nada, aunue eso no ocurre en Holanda, Estados Unidos o Inglaterra, que tienen compositores importantes en este tipo de repertorios. Luego hay que sumar que cada municipio tiene una banda, pero no hay ninguna mujer que la dirija. Se ha relacionado este tipo de profesiones al hombre. En mi caso, como directora, no he sufrido ningún tipo de discriminación, pero te preguntas si estará en el sitio adecuado o no. A Ylenia le decían"es que escribes de modo muy masculino". Y olvídate que una mujer directora de banda pueda vivir de dirigir. Yo soy flautista y doy clases de música. En la Gran Canaria's Women's Band no tenemos ningún tipo de partida presupuestaria ni para comprar material, ni local de ensayo. Tocamos a las puertas. Los instrumentos de percusión se los tengo que pedir a la Filarmónica.

¿Y puede verse agravado porque no sea un formato habitual?

No nos pueden meter en la federación de bandas porque no cumplimos los requisitos. Y la singularidad de nuestro proyecto, necesita un mínimo soporte económico. Nadie gana un duro por esto, y por eso reclamo un apoyo económico porque si no llegar un día que la ormación no sobrevivirá. Aunque sea sólo para comprar una batería porque todo lo hacemos por amor a la música y visualizar a la mujer.

Compartir el artículo

stats