Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus La cultura en tiempos de pandemia

Galdós, confinado en su centenario

La crisis sanitaria paraliza la programación conmemorativa del año galdosiano - La macroexposición exhibida en la Biblioteca Nacional de España resiste en Madrid

Montaje de la exposición 'Benito Pérez Galdós. La verdad humana', en la Biblioteca Nacional de España, en Madrid.

Montaje de la exposición 'Benito Pérez Galdós. La verdad humana', en la Biblioteca Nacional de España, en Madrid. BNE

Las crónicas de Benito Pérez Galdós sobre las dos últimas pandemias de cólera en el Madrid decimonónico [en 1865 y en 1885] describen el mismo escenario de desórdenes, temores e incertidumbres que ha paralizado este 2020 la celebración del centenario de su fallecimiento por la crisis sanitaria del coronavirus.

"Parece que a Galdós lo persiguen las pandemias", suspira Victoria Galván, directora de la Casa-Museo Pérez Galdós, que la pasada semana debía abrir sus puertas a la macroexposición Benito Pérez Galdós. La verdad hu mana, procedente de la Biblioteca Nacional de España (BNE), en Madrid, donde superó las 67.000 visitas entre noviembre de 2019 y el pasado febrero. Este ambicioso proyecto expositivo comisariado por Germán Gullón y Marta Sanz recorre las múltiples etapas, facetas y disciplinas que ejercitara el escritor grancanario a través de más de 200 obras, que engloban manuscritos, libros, esculturas, grabados y lienzos de las colecciones de la BNE y otras entidades, como la misma casa-museo.

Pero este poliédrico universo galdosiano permanece confinado en un contenedor en Madrid dentro del paréntesis que ha congelado el conjunto de la programación conmemorativa del centenario de Galdós para este 2020, que arrancó el pasado 4 de enero, fecha de su muerte, con un abultadísimo programa de celebraciones en Las Palmas de Gran Canaria y en Madrid. Precisamente, la previsión era iniciar el traslado del contenedor a la Isla la misma semana en que se decretó el estado de alarma en todo el país.

"Todo ha quedado interrumpido", apunta Galván, quien integra la comisión coordinadora del centenario de Benito Pérez Galdós junto a otros representantes del Cabildo de Gran Canaria, Gobierno de Canarias y Ayuntamiento capitalino. "Todas las reuniones han quedado suspendidas, y las instituciones estamos haciendo colaboraciones online", señala en relación a los actos virtuales previstos para este domingo 10 de mayo, en el que se cumple el 177º del aniversario del autor de Tristana.

Aunque no se han establecido fechas de reanudación, Galván se muestra optimista. "No he querido hacer ningún drama, porque lo primero es garantizar la seguridad", manifiesta. "Creo que lo lógico sería abrir esta exposición desde que sea posible y que luego viaje a Tenerife, como estaba previsto". La agenda pre-Covid contemplaba las exhibiciones de La verdad humana desde el 29 de abril al 30 de agosto en la Casa-Museo Pérez Galdós, y en la sala Cabrera Pinto de La Laguna, del 12 de septiembre al 8 de noviembre de 2020, junto a un programa paralelo de actividades y conferencias que "en unos casos, se suspenden y, en otros, se reubican o se adaptan online".

Extensión a 2021

En este sentido, Galván reconoce la posibilidad de que el centenario se extienda a 2021, aunque coincida con los actos previstos para el centenario de Emilia Pardo Bazán, íntimamente ligada a Galdós. "Mi idea es ir rodando todo, aunque nos alarguemos hasta 2021", afirma. "Por otro lado, también pienso que los homenajes a Galdós se están celebrando en su tierra natal desde 2018 por su 175 aniversario, y el pasado 4 de enero, cuando arrancó el centenario, fue apoteósico", reflexiona.

"Con esto me refiero a que ha habido una explosión de homenajes en la isla y en Madrid, así que espero que esto solo sea un paréntesis. Y además, Galdós tiene fuerza suficiente como para sobrevivir a este contratiempo". Entre tanto, la Casa-Museo ha reforzado su presencia en sus redes y canales de difusión, lo que, a juicio de Galván, constituye "una oportunidad para visibilizar todo ese patrimonio que custodia la Casa-Museo y que una gran parte de la ciudadanía desconoce, desde las crónicas de Galdós sobre las pandemia hasta sus menús o sus viajes".

Compartir el artículo

stats