Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS Cultura contra la pandemia

El Teatro Cuyás clausura su vigésima temporada y se diversifica contra la crisis

La sala inicia la devolución de entradas de todos los espectáculos suspendidos el 25 de mayo con cita previa

Ni el Ballet Nacional bailará los fantasmas de la tragedia de Electra, ni nos estremecerán los delirios del Rey Lear o la violencia patriarcal de la Jauría de Kamikaze, antes del verano en el Teatro Cuyás. La sala capitalina baja el telón ante el golpe de la crisis de la Covid-19 y pone punto final a su vigésima temporada 2019/20, que vertebraba una programación continuada de espectáculos representativos de su trayectoria teatral desde el pasado septiembre hasta junio como homenaje y celebración de esta efeméride redonda.

Pero el show debe continuar y, lejos de cerrar sus puertas por completo hasta que escampe, el equipo del Cuyás pone en marcha un dispositivo para la devolución de entradas de los espectáculos suspendidos y, en paralelo, ultima un programa de actividades culturales que se desarrollarán a caballo entre el patio del Cuyás y la Sala Insular de Teatro (SIT), situada en la Avenida Primera de Mayo, en ambos casos para aforos restringidos, a partir del próximo junio.

"Nuestra sensación es de mucha tristeza, pero también de ilusión", declaraba ayer Manuel Pineda, gerente de la Fundación de las Artes Escénicas y de la Música de Gran Canaria, que aglutina los espacios del Teatro Cuyás y la SIT. "La pandemia ha dado de lleno en la celebración del 20º aniversario, para el que pusimos toda la carne en el asador, pero después de muchas reuniones telemáticas queremos transmitir que no nos vamos a rendir ni a quedarnos de brazos cruzados, sino que vamos a luchar para seguir adelante con las herramientas y en las condiciones que nos permitan".

Así lo manifestó Pineda ayer cuando se abría al público el servicio de solicitud de cita previa para el reembolso de las entradas pagadas en efectivo, que puede realizarse en los teléfonos 928 432 180/181, o bien a través de la web del Cuyás. Las citas concertadas se inician a partir del próximo 25 de mayo en turnos escalonados, toda vez que las entradas abonadas con tarjeta de crédito se reembolsan automáticamente.

Para evitar las aglomeraciones y garantizar la seguridad del público durante los trámites, el recinto ha habilitado tres puntos de taquilla dotados con todas las medidas sanitarias, higiénicas y de distanciamiento entre personal y público, que incluyen la señalización de las filas de acceso y de separación interpersonal y la protección de los espacios con mamparas, mascarillas, guantes o dispensadores de gel hidroalcohólico. En principio, el plazo para la devolución de entradas se extiende hasta finales de junio, aunque Pineda ha avanzado que "vamos a ser completamente flexibles" con respecto a las solicitudes que se produzcan tras este periodo.

La interrupción de la vigésima temporada del Cuyás a causa del coronavirus ha conllevado el sacrificio de un total de 12 espectáculos, así como de ocho proyectos culturales en la SIT, pero Pineda insiste en considerarlos "suspendidos" en lugar de "cancelados". "Este matiz es muy importante: nuestra intención ha sido suspender, no cancelar, y reprogramar los espectáculos a medida que sea posible tanto por parte de la situación sanitaria como por la de las compañías", indica el gerente.

Reinvención

Esta tesitura propicia un giro de timón en los próximos meses para el Cuyás, que la semana próxima anuncia un programa de actividades paralelas, con el acento puesto en la música, en el patio del recinto y en la SIT, entre los meses de junio y julio. "Las restricciones de aforo que marca Sanidad nos hacen pensar que tanto el patio como la SIT pueden funcionar muy bien con estos aforos, ya que no dan tanta sensación de vacío como las grandes salas", apunta el gerente, quien insiste en la idea de "seguir luchando por mantener la cultura viva en los espacios donde sea posible".

En cuanto a la reanudación de su ritmo habitual y de los proyectos aplazados del Cuyás, Pineda admite que "estamos totalmente supeditados a las indicaciones sanitarias". "Nosotros distinguimos tres periodos en nuestra estrategia: a corto plazo, que es lo que ocurre desde ahora hasta julio; a medio plazo, a partir de septiembre, y a largo plazo, el próximo 2021. Pero para estos últimos no tenemos ningún tipo de visibilidad porque el escenario puede cambiar mucho, así que iremos detrás de lo que marque Sanidad", anuncia. "Lo que tenemos claro es que vamos a generar espacios con las medidas oportunas para generar seguridad al público, y que vuelva a disfrutar del teatro".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats