"He creado el armario de la mujer contemporánea. He formado parte de la transformación de mi era", dijo el modisto Yves Saint Laurent, una manifestación que realizó consciente de que sus creaciones formaban parte del cambio social de la mujer.

Después de conseguir su gran oportunidad para formar parte del equipo de alta costura Christian Dior, Yves Saint Laurent abrió su propio taller y transformó la alta costura para una "nueva era de mujeres jóvenes, fuertes e independientes". Sus diseños cambiaron el curso de la moda, introduciendo el concepto del diseñador preparado para dirigirse a una clientela más amplia.

Así lo expresa Laurence Benaïm, periodista francesa especializada en moda, en el libro Yves Saint Laurent: The Impossible Collection. Fue fue un adelantado, supo crear un estilo de mujer basada en un concepto masculino de la sastrería y a su guardarropa incorporó el traje de pantalón a rayas, la chaqueta de safari de color caqui, la tradicional sahariana, y el esmoquin, piezas bajo las que incluía escandalosas, para la época, blusas transparentes.