Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vanidades

Freddie Mercury y Queen: 50 años de un mito del rock

Se cumple medio siglo de la incorporación del cantante a Smile, germen de la banda que formó con Brian May, Roger Taylor y John Deacon

Mercury y Deacon, en un concierto en Wembley en 1984.

Mercury y Deacon, en un concierto en Wembley en 1984. N. W.

Si hemos de hacer caso a Bohemian Rhapsody, la película sobre la historia de Queen convertida en el fenómeno cinematográfico del año pasado (con permiso de la oscarizada ( Parásitos), todo comenzó en un aparcamiento. Brian May y Roger Taylor, guitarrista y batería de Smile, lamentaban la deserción de su vocalista, Tim Staffell, cuando se acercó a ellos un joven fan de la banda, de origen parsi y aspecto extravagante. Los músicos no le hicieron mucho caso hasta que el chaval hizo, allí mismo, una demostración de su indomable poderío vocal. Desde ese mismo momento, el joven, de nombre Farrokh Bulsara, se convertiría en el cantante y, rápidamente, en líder carismático de Smile. Y al poco tiempo, grupo y cantante cambiarían de nombre: la formación pasaría a llamarse Queen, y su vocalista, Freddie Mercury.

Aunque parece haber poco de verdad en la escena del aparcamiento, sí que es cierto que Mercury entró en Smile en sustitución de un Staffell desanimado por el poco éxito que estaba cosechando la banda. Un cambio de vocalista que se produjo en mayo de 1970, hace ahora poco más de medio siglo, y que marcó el origen de una de las bandas de rock más importantes de la historia, y de la trayectoria de un Mercury convertido hoy en icono global y figura totémica de la cultura popular.

Realidad y leyenda se mezclan a menudo a la hora de hablar de Freddie Mercury. De prodigiosa voz e inigualable poderío sobre los escenarios, el cantante había nacido en 1946 en Zanzíbar, entonces protectorado británico. Su juventud la pasó entre su patria natal y la India, donde comenzó a tomar clases de música. Pero, al cumplir 18 años, el joven y toda su familia tuvieron que mudarse a Gran Bretaña, ante la creciente inestabilidad política que precedió al nacimiento de Tanzania, estado del que Zanzíbar forma hoy parte. Era 1964.

De 1984 a Smile

Ese mismo año, un jovencísimo Brian May compartía aula, en la escuela Hampton Grammar, con Tim Staffell. May, muy dotado para las matemáticas y la física, sentía pasión por la música, y con su amigo fundó la que habría de ser su primera banda, denominada 1984 por el libro de George Orwell.

Aquella primera formación no tuvo una vida muy prolongada, pero cuatro años después, en 1968, Staffell y May, que estudiaba en el Imperial College de Londres, fundaron un nuevo grupo: Smile. Con Staffell como cantante y bajista y May a la guitarra, les faltaba un baterista para lograr un sonido contundente. Los dos jóvenes optaron por dejar anuncios en el Imperial College, que llamaron la atención de un alumno de odontología: Roger Taylor.

Taylor y Bulsara

Natural de Norfolk, Taylor ya sabía lo que era estar en una banda: entre 1965 y 1968 había formado con The Reaction, primero a los platos y luego también como vocalista, tras la salida del líder del grupo, Johnny Quayle. En Taylor, May y Staffell encontraron a la persona ideal para poner en pie Smile.

En los cuatro años que mediaron entre la formación de 1984 y el nacimiento de Smile, el joven parsi conocido como Farrokh Bulsara realizó varios trabajos no especializados mientras preparaba su ingreso en la escuela de arte Ealing, donde se matriculó en el año 1966. En esa escuela, Bulsara hizo amistad con otro alumno, también un apasionado de la música: su nombre era Tim Staffell.

Cuando Smile nació, Bulsara se hizo fan de la banda, y comenzó a frecuentar sus conciertos musicales. A través de Staffell conoció, se dice, a Roger Taylor, y éste le presentó a Brian May.

La salida de Staffell

La cercanía de Bulsara con Smile propició que, ante la salida de Staffell, la elección del parsi como nuevo cantante fuese vista como algo natural por los otros miembros del grupo. De hecho, unos y otros han declarado que la salida de Staffell fue amistosa: el vocalista estaba decepcionado por la recepción del primer sencillo del grupo y buscaba además trabajar sonidos más jazzísticos. En los años siguientes, Staffell tocaría con las bandas Humpy Bong y Morgan, antes de dejar la música para trabajar como un exitoso diseñador y director de comerciales, sacando partido a sus estudios en la escuela Ealing.

Staffell anunció su salida de Smile en torno a marzo de 1970. Antes de eso, el cantante ya había visto las posibilidades que ofrecía Farrokh Bulsara, al que incluso había invitado a unirse a la banda, como una suerte de suplente. Pero el parsi, centrado en sus estudios, rehusó la oferta.

La posibilidad de suceder a su amigo como cantante principal y su buena relación con Taylor y May llevaron a Bulsara a rectificar su decisión y, a mediados de mayo, se unió oficialmente al grupo. Pero los inicios no serían fáciles.

La puesta de largo de la nueva formación se produjo en el Ayuntamiento de Truro, donde Taylor había pasado su juventud, el 27 de junio de 1970. El segundo fue en otro escenario conocido: el Imperial College, donde estudiaba May, y donde actuaron el 18 de julio de ese año. Para entonces, Smile ya tenía nuevo nombre, propuesto por el propio Farrokh Bulsara: ni más ni menos que Queen.

John Deacon

En aquellos primeros meses, el grupo tenía un cuarto componente: el bajista Mike Grose. Pero el músico solo aguantó tres concierto, siendo sustituido por Barry Mitchell. En el mes de enero del año 1971, Mitchell dejó Queen, y entró en escena Doug Ewood Bogie, cuyo mayor aval era que tenía equipo propio. Para el mes de febrero, y tras verlo en acción, la banda le pidió amistosamente que dejara el grupo.

La búsqueda de un bajista estable para el grupo concluyó el 1 de marzo de 1971, cuando, por recomendación de su amigo John Harris, May y Taylor accedieron a escuchar a un joven introvertido llamado John Deacon.

El bajista, el más joven del grupo, aportaba sin embargo una inesperada dosis de tranquilidad. Natural de Leicester, Deacon había sido un músico precoz que fundó su primera banda, The Opposition, con apenas catorce años.

Cuando conoció a Taylor y May, Deacon estudiaba electrónica en el King's College. Precisamente, los estudios le habían obligado a aparcar la música dos años antes, aunque de cuando en cuando cogía el bajo para algún bolo suelto. Su talento y su carácter, además de su pericia con la electrónica, hicieron que los Queen viesen en Deacon al cuarto miembro que llevaban tanto tiempo buscando.

Con la formación musical ya cerrada y su vocalista rebautizado como Freddie Mercury, Queen afrontó ese año su primera gira, por la región de Cornualles. Sería la primera de las muchas que completó un grupo que, con los años, habría de ganarse la consideración de la banda con el directo más potente del planeta, como probaría, de forma irrefutable, su memorable actuación en el Live Aid, en el año 1985.

Dos años después, en 1973, llegaría su primer disco, Queen. En los años siguientes, su trayectoria sería meteórica, alcanzado fama mundial a partir de la publicación, en 1975, del mítico A Night at the Opera y su no menos célebre sencillo: Bohemian Rhapsody.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats