Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Artes escénicas

La tercera obra del 'Laboratorio Galdós' rinde un homenaje inmersivo al teatro

'El último viaje de Galdós' pone el broche al proyecto de experimentación escénica creado en 2018 con una trama coral sobre la vida del autor que inició ayer sus ensayos

La tercera obra del 'Laboratorio Galdós' rinde un homenaje inmersivo al teatro

El Laboratorio Galdós redondea su trayectoria de experimentación escénica con El último viaje de Galdós, que pone el broche a una trilogía teatral que ha alumbrado dos producciones escénicas, Ana (también a nosotros nos llevará el olvido) y El crimen de la calle Fuencarral, como resultado artístico de sus ensayos participativos en el Teatro Pérez Galdós. Esta tercera estación rinde homenaje al emblemático teatro al que presta nombre Benito Pérez Galdós, el escritor universal que inspira e hila este proyecto experiencial y cuyo centenario se conmemora este 2020.

Por eso, El último viaje de Galdós mira hacia dentro y centrifuga su acción en distintos espacios del teatro con una trama coral que revive las figuras y personajes que marcaron la vida y obra del escritor y que, al mismo tiempo, embarca al público en un nuevo experimento inmersivo que remite a la esencia primera de este laboratorio, que es reivindicar el teatro como la casa de todos. Este año galdosiano, atravesado por el paréntesis de la pandemia que bajó el telón en todos los teatros, suspendió las funciones internacionales del segundo montaje previstas en Bogotá, Medellín y Manizales (Colombia), así como dos proyectos del Colaboratorio Galdós con bachilleratos artísticos de la isla y la ULPGC.

Y sin embargo, el tercer viaje del Laboratorio Galdós ya abre sus alas con rumbo a su estreno absoluto los días 8, 9 y 10 de octubre -si el escenario epidemiológico lo permite- y con billetes para una segunda era de refundación del proyecto a escala internacional. "Volver al teatro, después de estos meses, es mágico. Gracias, de verdad", declaró ayer un emocionado Mario Vega, director del Laboratorio Galdós y de Unahoramenos, que coproduce este proyecto nacido en 2018 con el Teatro Pérez Galdós, con el patrocinio del Cabildo y el Ayuntamiento capitalino, al que se suma la colaboración del Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de Agüimes.

Si El crimen de la calle Fuencarral utiliza códigos y referencias teatrales en las antípodas de Ana (también a nosotros nos llevará el olvido), El último viaje de Galdós vuelve a reinventar su terreno de juego con una apuesta envolvente que divide su acción en cinco espacios del teatro, desde el gallinero hasta el foso de la orquesta, donde el público va rotando hasta su desembocadura conjunta frente al escenario, como ya hiciera El crimen de la perra Chona, un montaje anterior de Unahoramenos. La columna vertebral del texto, escrito por los dramaturgos Laila Ripoll y Mariano Llorente, es la vida del escritor en su crepúsculo de ceguera y pobreza, donde se reencuentra con las personas y personajes que marcaron su trayectoria, desde Emilia Pardo Bazán a Concha Morell, pasando por su madre, Doña Dolores, o su prima Sisita, su primer amor.

Con público

El elenco que pone en pie esta trama coral está integrado por Lili Quintana (Dolores), Ruth Sánchez (Emilia), Marta Viera (Conchita), Maday Méndez (Lorenza), Andrea Zoghbi (Sisita), José Luis Massó (El señor circunspecto) y Rubén Darío (Benito Pérez Galdós), quienes enfilan el reto de los ensayos con público para someterse a las variaciones y reescrituras de la obra hasta la antesala de su estreno. Este modelo participativo de ensayo-error donde el equipo muestra las costuras del proceso creativo desde el borrador hasta el estreno constituye la esencia del Laboratorio Galdós y, pese al ejercicio de desnudez y exposición que comporta, "nos permite crecer como artistas a todos los que participamos", revela Vega.

Con todo, este modelo de investigación y producción único en Canarias ya atesora múltiples hitos, entre los que destacan cinco premios Réplica y una nominación a los Premios Max para Ana, así como la recomendación de ambos espectáculos por parte de la Red Española de Teatros, pero la primicia es que el espectáculo continúa después de El viaje de Galdós.

Así lo anunció ayer Vega, quién reveló que la segunda fase del Laboratorio Galdós se prolongará desde 2021 a 2023 con una dimensión tricontinental que redundará en tres coproducciones con festivales internacionales de Europa (Francia), América Latina (Colombia) y África (Burkina Faso), pero que "mantiene como esencia los pilares básicos de innovación, dramaturgia contemporánea y participación ciudadana, y que tendrá como sede el Pérez Galdós", apuntó Vega, antes de iniciar la primera lectura de El viaje de Galdós con elenco y público, un comienzo de viaje cuyo final desconocemos, salvo en que sus caminos culminarán, una vez más, en la casa del teatro.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats