Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música

La victoria mundial de Nereida

La cantante y militar ingeniense gana en el quinto capítulo de '¡A cantar!', el primer 'talent show 'musical de Netflix, dedicado a bandas sonoras

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Cuando la cantante y militar ingeniense Nereida Peña estaba a punto de tocar el cielo del éxito internacional con su voz extraordinaria, la cuarentena contra la pandemia de la Covid-19 la sorprendió con el secreto mejor guardado de su carrera: acababa de erigirse en ganadora de ¡A Cantar!, el primer talent show musical de Netflix. La cantante se alzó triunfal en el quinto episodio de este programa, dedicado a Canciones de películas, con una proyección mundial en más de 190 países, donde su versión de Shallow, de Lady Gaga, entre otras, inundó de aplausos el plató por su interpretación magistral, con una afinación del 65%.

Grabado a finales de 2019 en Reino Unido, el estreno del nuevo programa-concurso musical de Netflix se produjo el pasado 24 de julio, y Nereida pudo compartir por fin esta alegría silenciada durante meses, tanto con sus seres queridos como con el resto del mundo, puesto que "en la cadena nos pedían confidencialidad total". "Cuando volví a verme en el programa hace dos semanas, me emocioné muchísimo y volví a llorar como lloré allí", revela la artista por teléfono. "Esto me explotó en la cara porque no me lo esperaba, y para mí ha supuesto un paso fundamental para apostar por mi carrera en la música", añade.

En realidad, la vida de Nereida Peña, militar profesional del Ejército del Aire, experimentó un giro crucial el pasado 2017, cuando decidió enfilar su trayectoria artística y perfeccionar su técnica en canto en la Sociedad Musical Villa de Ingenio, de la mano del profesor y cantante Rubén Pérez, quien hoy es, además, su marido. "Él fue el único que supo que había ganado el concurso y con quien pude desahogarme durante los meses de espera en el confinamiento", revela la cantante, entre risas, toda vez que reconoce que "él siempre me ha apoyado porque decía que me veía un potencial brutal".

Y efectivamente, a partir de aquel año, el ascenso de Nereida fue imparable y conquistó con su voz distintos escenarios de las islas como integrante de diferentes bandas de rock isleñas, así como en distintas producciones musicales. "Cantar siempre ha sido mi pasión y siempre he sabido que tenía un talento, pero no fue hasta 2017 cuando decidí tomármelo en serio y empecé a puliar ese talento para sacarle el mayor partido", apunta.

Después de participar en el montaje El Polizón, de José Buceta, en el que interpretaba el papel de Carmencita, su primer gran espaldarazo escénico vino de la mano de Acelera Producciones el pasado 2019 con el espectáculo Cuento de Navidad, dirigido por Mingo Ruano y adaptado por Luis O'Malley, donde la cantante compartió escenario con actores y actrices como Mariano Peña, Mari Carmen Sánchez o Víctor Formoso, a lomos de una gira por todo el Archipiélago. "Esta experiencia fue un aprendizaje puro y duro, donde no solo aprendí de los mejores sino que, además, me dio muchas tablas a la hora de poder controlar emociones encima de un escenario", explica.

Entonces se cruzó en su camino el primer casting para el programa original de Netflix, presentado por Ricky Merino, pero no fue hasta que superó la segunda prueba en Madrid cuando supo que concurría para un programa de esta plataforma internacional. "Yo no supe que el casting era para un programa de Netflix hasta tres días antes de la grabación, igual que el resto de los participantes", revela Nereida. "A mí me temblaron las piernas cuando lo supe". Además, la cantante afirma que "el nivel de mis compañeros y compañeras de programa era altísimo, con voces de mucha calidad".

Pero la potencia de su voz soulera, en la estela de sus referentes musicales femeninos como Aretha Franklin, Etta James y, sobre todo, Whitney Houston, se abrió paso entre los aspirantes como la ganadora definitiva del quinto episodio de bandas sonoras. "Siempre me han dicho que tengo voz de negra y yo tengo gustos musicales muy variopintos, aunque siempre me he sentido identificada y fascinada con Whitney Houston, y con las grandes voces negras, porque siempre me he sentido muy cómoda con esos repertorios", indica la cantante.

Con todo, Nereida concluye que "ha sido muy bonito revivir esta experiencia tanto tiempo después, con un confinamiento tan duro de por medio". "Para mí, esto ha sido un sueño cumplido y espero que esta semillita germiney dé sus frutos", añade, e ilustra esta ilusión con una anécdota personal: "Mi primer estudio de grabación fue mi habitación cuando era niña, donde tenía una cinta que llamaba Popurrí y donde grababa mis canciones favoritas para imaginarme sobre un escenario con público. Ahora esa fantasía se ha convertido en realidad y eso ha marcado un antes y un después. Por eso me gustaría lanzarme y enfocarme profesionalmente en la música, que siempre ha sido el sueño de mi vida".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats