Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los mil y un talentos de Galdós

‘Benito Pérez Galdós. La verdad humana’ encumbra al autor canario como la figura más relevante de la cultura española en su época y lo presenta como un hombre polifacético

Los mil y un talentos de Galdós

Los mil y un talentos de Galdós

La historia de Galdós se quedó confinada en la Biblioteca Nacional de España pero, por fin, ha llegado al número seis de la calle Cano. Allí donde nació y vivió sus primeros años de vida el universal escritor grancanario. La crisis sanitaria desencadenada por la Covid-19 obligó a retrasar el traslado de la exhibición Benito Pérez Galdós. La verdad humana hasta Las Palmas de Gran Canaria desde Madrid, donde la visitaron más de 70.000 personas. La muestra invita a hacer un recorrido por la vida del novelista y lo presenta como un hombre talentoso, polifacético y comprometido con la sociedad que describía de forma magistral en sus obras. La exposición se puede visitar en la Casa Museo Pérez Galdós desde hoy hasta el 15 de diciembre y, a continuación, viajará hasta el Instituto Cabrera Pinto, en La Laguna, donde abrirá sus puertas el 30 de enero de 2021.

El objetivo de este proyecto es redescubrir al Galdós novelista, periodista, editor, político, músico, dramaturgo, dibujante, pintor y coleccionista de arte y colocarlo en el lugar de la historia que le corresponde. “En su tiempo era el hombre más importante de la cultura española”, apunta el comisario de la muestra y catedrático emérito de Literatura Española, Germán Gullón, quien detalla que el autor de los Episodios Nacionales fue eclipsado por algunos enemigos que “le tiraban con bala”, entre ellos apunta a autores como Miguel de Unamuno, Pío Baroja, Azorín o Ramón María del Valle-Inclán.

Según Gullón, Pérez Galdós tuvo mala fortuna con su proyección internacional. “No ha llegado a ser una figura universal como lo es Blazac o Dickens porque el éxito le vino demasiado pronto”, detalla el comisario de la exposición. Sus primeras obras fueron traducidas con rapidez a muchos idiomas, sin embargo, sus novelas más destacadas, las que van desde La desheredada a Miau, tuvieron que esperar muchos años y su figura se desdibujó. “Esta circunstancia lo nubló, él tenía que haberse convertido en uno de los grandes escritores como lo es Cervantes”, sostiene Gullón.

Galdós no caduca. La construcción realista de sus personajes es intemporal. Su facilidad para hacer hablar a los protagonistas y su ironía los llena de humanidad. Sus historias continúan vigentes y el lector sigue identificándose con ellas. Galdós se fijaba en lo cotidiano, en el día a día, no miraba a los poderosos sino al paisanaje llano de los lugares donde residió. Fue capaz de inventar una imagen moderna del ser humano, retrataba con sus palabras a hombres y mujeres reales. Gullón explica que “sus quijotes decimonónicos no eran hidalgos, sino abogados, empleados, médicos, comerciantes, profesores, maestros y mujeres admirables”. Todos ellos eran reflejo de la sociedad en la que vivió y que supo plasmar en sus relatos como ningún otro autor.

Los mil y un talentos de Galdós

La muestra empuja al visitante a recorrer la vida de Galdós para descubrir los mil y un talentos del escritor, al que sus amigos calificaban como reflexivo y retraído. Era una persona a la que le gustaba más escuchar que hablar. Con fotografías familiares, la exhibición recuerda los primeros años de su infancia, su formación en el Colegio de San Agustín y su primer amor, su prima Sisita. Manuscritos de obras como Marianela o Gloria, galeradas como las de El caballero encantado o ejemplares del periódico Ómnibus, atestiguan al Galdós escritor y periodista, pero también se pueden ver señales de sus otros talentos a través de algunos objetos personales como sus obras pictóricas, su paleta de pintor o el gramófono en el que escuchaba a Beethoven o Mozart.

Político y amante

La carrera de Pérez Galdós como político arrancó de la mano de Sagasta, quien lo llevó a ingresar en el Congreso como diputado por Guayana. Esta experiencia, recogida en la exposición a través de documentos oficiales, le valió como observatorio para analizar y plasmar la realidad de la sociedad española en sus novelas. Retratos, fotografías y esculturas sirven para repasar las importantes amistades que cosechó en Madrid con personalidades como Fernando León y Castillo, Menéndez Pelayo, Clarín y Pereda. Pero también para rememorar las historias de amor vividas con la gallega Emilia Pardo-Bazán, cuya infidelidad lo llevó a escribir dos novelas sobre el adulterio, y con Lorenza Cobián, la madre de su única hija. La exhibición también invita a conocer su casa de San Quintín, en Santander, en la que volvió a mirar al mar; y los dos retratos que le hizo Joaquín Sorolla, quien plasmó a la perfección la mirada del escritor grancanario.

En el patio de la Casa Museo se pueden ver entrevistas a autores contemporáneos como Almudena Grandes, Elvira Lindo, Manuel Longares, Antonio Muñoz Molina, Care Santos y Andrés Trapiello, quienes reflexionan sobre la influencia que la obra de Galdós ha tenido sobre su estilo literario y repasan los textos galdosianos que más les han enriquecido como lectores. La exhibición contempla también una selección de obras de diferentes especialistas dedicadas al estudio de Benito Pérez Galdós; así como las traducciones de títulos como Fortunata y Jacinta en chino y japonés, o la versión rusa de Doña Perfecta.

Los mil y un talentos de Galdós

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, tras visitar la exposición, recordó que el último pleno de la Corporación decidió nombrar Hijo Predilecto de Gran Canaria a Galdós coincidiendo con el Centenario de su fallecimiento. Algo que, paradójicamente, nunca antes se había planteado. Morales señaló que Galdós, al que definió como “el escritor más trascendental de la literatura hispana después de Cervantes”, marca un antes y un después en el discurso de las letras españolas “formulando la regeneración de la España moderna, denunciando las desigualdades y defendiendo las voluntades de la mujer desde los ámbitos de la búsqueda de la igualdad, con su escritura luminosa y realista. Galdós fue comprometido con su tiempo y todo ello está recogido en esta magnífica exposición”, advirtió el presidente.

Por su parte, Juan Márquez, viceconsejero de Cultura del Gobierno de Canarias, señaló que esta muestra “tiene por objetivo difundir el copioso legado de Galdós dentro y fuera de Canarias, explicar su vida y su pensamiento, así como su aportación al mundo de las letras y de la cultura”. Además, Márquez destacó la conjunción de voluntades institucionales que se han sumado para la organización de este evento, que devuelve a Galdós a la actualidad.

La muestra llegó por mar en un container al puerto de Las Palmas de Gran Canaria el pasado día 10 de septiembre, para cuya descarga se necesitaron hasta seis camiones. La exposición, organizada por el Gobierno de Canarias, la Biblioteca Nacional de España, Acción Cultural Española y el Cabildo de Gran Canaria, se encuentra enmarcada dentro de las actividades del amplio programa denominado Canarias, la tierra de Galdós, dedicado a conmemorar el centenario del fallecimiento del escritor, organizado por el Cabildo insular, el Ejecutivo regional y el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. Se pueden hacer visitas guiadas a la muestra de martes a domingo, de 10.00 a 18.00 horas, con entrada gratuita, aunque es necesario hacer una reserva previa.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats