Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ‘verdadera’ Santa Teresa de Ribera sale a la venta en Londres

Es el antecedente de la ‘Santa Teresa’ sin firma que en Valencia también se atribuye al ‘Españoleto’

La ‘verdadera’  Santa Teresa de Ribera sale a la venta en Londres

La ‘verdadera’ Santa Teresa de Ribera sale a la venta en Londres

Un coleccionista privado ha puesto a la venta en Londres por 250.000 libras (272.600 euros) una pintura del valenciano José de Ribera dedicada a Santa Teresa de Ávila. Esta obra, que Ribera pintó en Nápoles en 1644 cuando ya era uno de los artistas más respetados y populares de la época, guarda muchas similitudes con otra Santa Teresa de Ávila atribuida también al pintor de Xàtiva y que se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Valencia.

Eso sí, entre la Santa Teresa de Londres y la de Valencia hay una diferencia notable: la primera está firmada por el propio Ribera y la segunda no. De hecho, hasta el momento no se ha encontrado ningún documento que certifique que la Santa Teresa que se expone en el Bellas Artes valenciano sea obra del ‘Españoleto’, aunque expertos como Nicola Spinossa la hayan atribuido a Ribera.

La Santa Teresa que se atribuye a Ribera que está en Valencia.

Otros especialistas han preferido ser más cautos sobre la autoría del cuadro que se expone en el antiguo San Pío V. En 1998 el entonces director del Bellas Artes de Valencia, Fernando Benito, declaraba que “es casi seguro que no sea de Ribera, pero es de su entorno”. “Aún así -añadía-, y no estando firmada, se puede presentar como obra propia, pero justificando que se trata de un trabajo de taller”. En aquella ocasión, también saltaron a la palestra las dudas de varios historiadores, como Elías Tormo o Felipe Garín, sobre la verdadera autoría de la Santa Teresa que está en la ciudad de Valencia.

De la existencia de la Santa Teresa que se pone ahora a la venta en Londres no se sabía apenas nada hasta que en 1998 la casa Sotheby’s la sacó a subasta y fue adjudicada por 150.000 libras. Hasta entonces, lo único que se suponía era la existencia de una Santa Teresa original pintada por Ribera que después le habría servido de modelo al artista o a algunos de sus discípulos para otros cuadros similares dedicados a la religiosa de Ávila. Es el caso de la Santa Teresa que se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Murcia, otra que está en el Bellas Artes de Sevilla, otra la colección de la Casa de Alba y la de Valencia.

Entre estos cuadros y el que ha salido ahora a la venta hay algunas diferencias, aunque la figura principal sea la misma. Tienen un tamaño similar, su protagonista se enfrentan a la escritura, cambia la postura de la calavera depositada sobre el mismo libro, se mantiene la paloma, hay un movimiento del brazo de Santa… Sin embargo, ninguna de las réplicas está firmada.

El cuadro era desde 1850 de un particular francés y volvió a ser vendido en 1998 y 2014

decoration

Por eso la aparición en 1998 de una Santa Teresa en la que aparece el nombre del autor escrito en el lomo del libro que sostiene la protagonista fue un pequeño acontecimiento artístico. Según el catálogo de Sotheby’s, esta obra pertenecía desde 1850 a una colección privada francesa, que la puso en venta el 9 de julio de 1998. El comprador fue otro coleccionista privado, en este caso “europeo”, según Sotheby’s, que la vendió de nuevo el 3 de diciembre de 2014 por 125.000 libras al actual propietario, que ahora pide por ella 250.000 libras.

Hay un dato cuanto menos curioso sobre el comprador de esta pintura en 1998. En diciembre de 2004 la Fundación Fórum Filatélico, con sede en Madrid, expuso en el Museo de la Ciudad de Valencia su magnífica colección de pintura flamenca y española, considerada la más importante que había entonces en España en manos privadas. Entre los 55 lienzos que formaban la serie que llegó a Valencia se encontraba la Santa Teresa original de Ribera.

Pero, como es sabido, la sociedad de bienes tangibles Fórum Filatélico fue intervenida en mayo de 2006 acusada de estafa, blanqueo de capitales, insolvencia punible y administración desleal. Entre otras posesiones, el juez ordenó la venta de la colección de pinturas en varias tandas a través de Sotheby’s.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats