Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La historia gráfica de Los Gofiones

Una exposición en Ámbito Cultural recorre 50 años de trayectoria de la agrupación, y arropa la edición del disco de aniversario grabado en marzo de 2018 en el Galdós

La historia gráfica de Los Gofiones

La sala Ámbito Cultural de El Corte Inglés en la capital grancanaria acoge hasta el 26 de noviembre la exposición Los Gofiones...siempre. Un recorrido gráfico por los 50 años de historia de la agrupación folclórica que coincide con el lanzamiento del disco de aniversario, 50 años por ti. La efeméride de Los Gofiones se cobró hace dos años, en marzo de 2018, la celebración del espectáculo 50 años por ti, en el Teatro Pérez Galdós, con la revisión de 25 de sus composiciones más populares y emblemáticas, y que ahora se edita en disco con el mismo título.

Dos años después de aquellos conciertos la historia de Los Gofiones se asoma de nuevo a la ciudad con motivo de esta exposición de fotografías y cartelería, y el lanzamiento del citado disco, con nuevos arreglos, grabado en el mismo escenario que les dio la alternativa un 3 de julio de 1969.

Los Gofiones...siempre es el título de la muestra que ocupa la sala Ámbito Cultural, en la sexta planta de El Corte Inglés de Mesa y López nº 18. Una ventana gráfica a la trayectoria de Los Gofiones a través de “una cuidada selección gráfica” en la que se retratan todas las épocas, así como la itinerancia en los escenarios de las Islas y en el exterior. “El 50 aniversario lo celebramos en 2018 en el Pérez Galdós, se grabó un disco y por causas ajenas a nuestra voluntad, se retrasó y se ha editado en estos días, y vimos la oportunidad de organizar esta exposición”, explica Sergio García-Beltrán Suárez, presidente de honor y miembro fundador de Los Gofiones.

Según detalla, “es verdad que este 50 aniversario merecía una gran exposición, pero lo que hicimos fue una muestra de las vivencias en estos 50 años”. El disco de aniversario ya está disponible tras “llegar a un acuerdo con El Corte Inglés para la venta, y nos cedieron la sala para la exposición”.

La historia de Los Gofiones, que en el año de las bodas de plata recibió el Premio Canarias de Cultura Popular, da para mucho más de lo que aquí se ofrece. La muestra permite situarse en octubre de 1968 cuando se aunaron voluntades para formar una agrupación cuyo norte era revitalizar la música popular del Archipiélago, un folclore que por aquel entonces, y según sus promotores, estaba “falto de pureza y estilo tradicional.

“Se podrían haber incluído muchísimas fotografías”, explica Sergio García-Beltrán, y “lo que hicimos fue una especie de paneles, en los que junto a las fotos se añade un pequeño texto”. Así, se asoman a esta exposición las primeras actuaciones y los trabajos discográficos pegados a tierra; la apertura al repertorio latino; espectáculos como Cronistas de la Música Popular (2002), La Trastienda (2004), Zafra (2012), El Crimen de la Perra Chona (2014) o Castillos en el Aire (2016); y cartelería e imágenes de las giras y conciertor por Argentina, Chile, Colombia y Cuba, entre otros.

‘Así empezó todo’ 


La primera época de Los Gofiones es un relato en blanco y negro. El comienzo de esta cronología de compromiso con la música popular tiene en la exposición un panel presidido por la leyenda Así empezó todo, y que incluye las fotos del primer encuentro de los futuros Gofiones, en el Jardín Canario, el acta fundacional, o imágenes del primer ensayo que se hizo, “con gente que asistió al primer ensayo y que luego no estuvo en los conciertos”. Recuerda Sergio García-Beltrán que “al principio todo el mundo estaba con ilusión por participar hasta que vieron que tenían que venir una o dos veces por semana a ensayar, y estaba el trabajo, los hijos, la mujer”. Este encuentro de Los Gofiones es un documento excepcional, tal como destaca García-Beltrán. “Hay fotos que pocos grupos tienen como la primera reunión del 3 de octubre de 1968”, subraya. Fue entonces cuando el timplista Totoyo Millares, que sería el primer director musical, “comenzó a llamar a amigos que sabían tocar y cantar, y esa misma noche se hizo una especie de acta de constitución, que se incluye en la exposición”. Este material y las actas, así como el referido a un segundo encuentro, el 7 del mismo mes en el Club Náutico, entre otros documentos fue cedido por Totoyo Millares. | D. F. H. 

Compartir el artículo

stats