Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La bola de cristal del fotoperiodismo

El pangolín y el cambio climático, entre las fotos del World Press Photo expuestas en el CCCB

Un visitante ante la Foto del Año, de Yasuyoshi Chiba.

Un visitante ante la Foto del Año, de Yasuyoshi Chiba.

Es 2019: Un hombre sacrifica un pangolín en un restaurante chino donde su carne se vende a 376 dólares el kilo. El australiano Brent Stirton hizo un reportaje fotográfico de este mamífero antes de que fuera señalado como posible origen del coronavirus. 2019: el objetivo del barcelonés Ramon Espinosa certifica los desastres del huracán Dorian en Gran Bahama, fenómenos cada vez más devastadores a causa del cambio climático. 2019: su colega Ricard García Vilanova inmortaliza a un manifestante inconsciente en Irak, tras la brutal represión que acabó con al menos 400 muertos en una de las protestas pacíficas de jóvenes, hartos de paro y corrupción y de no tener futuro. 2019: tras la cámara del estadounidense Mark Peterson, cinco supremacistas blancos celebran el cumpleaños de Hitler en Arkansas, envalentonados por el discurso de Trump.

Son algunas de las fotos ganadoras del World Press Photo, que ha resultado casi una bola de cristal de lo que nos traería el 2020, y que hasta el 20 de diciembre se exponen en el CCCB en una muestra que vuelve a Barcelona, pero que en esta edición pandémica podrá visitarse también on line.

Las imágenes del 2019 y reconocidas por el prestigioso certamen de fotoperiodismo “ya nos avanzaron los grandes temas que nos han llevado a la situación actual y diagnosticaron los retos del mundo antes de la pandemia”, constata Sílvia Omedes, directora de la la fundación Photographic Social Vision, que organiza el concurso.

Pizarro, con la foto de dos linces, especie en peligro de extinción, es el tercer español premiado con Espinosa y Vilanova

decoration

Temas que documentan de la crisis climática y medioambiental, las manifestaciones globales de odio, la desigualdad de género, la “extraña relación con la fauna salvaje” y, en especial, las protestas ciudadanas, de Hong Kong a Perú pasando por Sudán. Es aquí, en Jartum, donde Yasuyoshi Chiba hizo la premiada como Foto del año. En ella un joven, iluminado por móviles, recita poemas mientras el resto clama contra la dictadura.

El sevillano Antonio Pizarro, con la foto de dos linces, especie en peligro de extinción, que se asustan ante el disparo de un cazador en Aznalcázar, es el tercer español premiado, junto a Espinosa y García Vilanova. Es la foto de este último, curiosamente, la única de la exposición en la que se ve una mascarilla: la lleva el sanitario que atiende al joven desvanecido. Pero serán muchas más las que se verán en la edición del año que viene, augura el barcelonés, que, presente en la inauguración, quiso visibilizar a los freelance y a “los numerosos fotoperiodistas que, sobre todo en países latinoamericanos, han muerto de covid cubriendo la pandemia”. Por ello participa en el libro Pandemia (Blume), un proyecto solidario de 26 fotógrafos, cuyos beneficios serán para las familias de los fallecidos.

Omedes: “En 2019 se avanzaron fotos que diagnosticaban los retos del mundo anres de la panndemia”

decoration

No es el único trabajo solidario de García Vilanova, que también publica ahora un libro sobre los refugiados en el Mediterráneo, tema también presente en la exposición y que seguirá ahí, por desgracia, el año próximo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats