Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pou: “Algunos de los políticos de hoy deberían mirarse en Cicerón”

El actor y director catalán protagoniza ‘Viejo amigo Cicerón’ en el Cuyás | Una obra que invita a reflexionar sobre “los límites de la democracia y el respeto a las leyes”

El actor y director teatral José María Pou, ayer en el Teatro Cuyás.  | | EFE/ELVIRA URQUIJO

El actor y director teatral José María Pou, ayer en el Teatro Cuyás. | | EFE/ELVIRA URQUIJO

El actor y director teatral José María Pou (Mollet del Vallès, Barcelona, 1944) regresa al Teatro Cuyás de la mano de Cicerón, el jurista, político, filósofo, escritor y orador romano, sobre el que pivota Viejo amigo Cicerón. Esta pieza con texto de Ernesto Caballero y dirigida por Mario Gas, recala en la capital grancanaria tras aplazar la fecha de junio del pasado año, y es el primer espectáculo del año en el Teatro Cuyás, con todo vendido, reducción de aforo a un 33 por ciento, y funciones a las 19.30 horas, hoy viernes y mañana sábado.

Viejo amigo Cicerón es “una reflexión de la vida política en la que quizás deberían de mirarse los políticos de hoy en día”, sostuvo ayer José María Pou en el Cuyás en la presentación de la obra, cuyo reparto completan Alejandro Bordanove y Maria Cirici. Fue Cicerón “el hombre que solo utilizó las armas de la elocuencia”, y cuya figura y discurso, según Pou, tiene “una actualidad enorme”.

“Fue un maestro de la elocuencia que reunía a miles de personas como los raperos en los grandes estadios”

José María Pou - Actor y director

decoration

“Los clásicos hablan de la esencia del hombre, que no aprende, y hay que seguir mirándose en ellos”, apuntó el actor acerca de esta pieza que “reflexiona sobre los límites de la democracia y el respeto a las leyes”.

Y es que si Ciceron formara parte de la clase política española “se sentiría muy solo, y es terrible pensar que le cortaron la cabeza con la que pensaba y las manos con las que escribía”. En su opinión, tenemos “bancos parlamentarios de patio de colegio, donde el arte de la oratoria ha desaparecido de a vida pública”.

El gran orador

El actor dejó claro que aunque la obra sigue en la estela de Sócrates, juicio y muerte de un ciudadano, también con Mario Gas, con la que estuvo en 2015 en el Cuyás, rehusó hacer “una mirada a la historia antigua, sino un personaje”, que fue Cicerón. “Ahora nos íbamos a la Roma antigua, y no a un filósofo sino a un político, y digo político con salvedades porque Cicerón era muchas cosas más”. Entre ellas, fue “un maestro de la elocuencia, que reunía a miles de personas simplemente para escuchar sus discursos como los raperos en los grandes estadios, que llegó un momento de su vida en el que vio que tenía un compromiso con sus conciudadanos, quiso ser un político activo para colaborar y mejorar su sociedad, y eso lo llevó a la muerte”.

“Es terrible pensar que a Cicerón le cortaron la cabeza con la que pensaba y las manos con las que escribía”

decoration

Con un espacio escénico presidido por una biblioteca y “personajes de hoy en día”, como son dos estudiantes y una tercera figura que se interesa por el trabajo de éstos, los protagonistas “sin darse cuenta se asoman tanto al pozo de la historia que terminan cayendo”. La reflexión entre pasado y presente deriva, según Pou, en “un juego metateatral”.

Estrenada en 2019 año en el Festival de Mérida, el actor recordó ayer que la obra llegó a Barcelona en octubre de ese año con la sentencia del Procés. “Cuando ardía Barcelona se representaba Cicerón, el teatro lleno todas las noches, una experiencia alucinante”.

“Nos hemos convertido en guardianes de la cultura para soltar amarras cuando llegue el momento”

decoration

Viejo amigo Cicerón permite al espectador encontrarse “con un viejo amigo que, quizás, no conocía”, aventuró el actor, que ayer se felicito por estar en el Cuyás, “al que vengo viniendo cada uno o dos años , es un referente y motivo de felicidades”. Y agradeció que la cultura siga viva pese a la pandemia. “Nos hemos convertido en guardianes militantes de la cultura, sabiendo que hay que alimentar ese tesoro para soltar amarras cuando llegue el momento”.

Compartir el artículo

stats