Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música

La música que esconde la palabra

Heriberto Cruz graba ‘Canciones con Ángel’ con una selección de textos de Ángel Sánchez | Un disco que produce el CAAM en el marco de la retrospectiva del artista

La música que esconde la palabra | N. G. O.

La música que esconde la palabra | N. G. O.

La poesía del artista grancanario Ángel Sánchez se convierte en música de la mano de Heriberto Cruz en Canciones con Ángel. Un proyecto discográfico que produce el Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM) con motivo de la retrospectiva que brinda al Premio Canarias de Literatura 2018 hasta el 7 de marzo. Amuleto es la primera pieza de adelanto de este trabajo que da otra perspectiva a la poesía visual de Sánchez.

Los caminos del artista y escritor Ángel Sánchez (Gáldar, 1943) y el músico Heriberto Cruz (Santa María de Guía, 1973) se cruzaron en febrero de 2016 en la Casa Museo Antonio Padrón con motivo de la presentación del libro Cuaderno de Campo. Cruz aceptó el ofrecimiento que le lanzó entonces César Ubierna, responsable del centro, de convertir en canción uno los textos de Sánchez, Mala sombra. Fue la primera vez que Heriberto Cruz se asomaba a la poesía de Ángel Sánchez- “Ahí me enganché con y surgieron muchas cosas”, explica Heriberto Cruz. El verso de Sánchez le ha perseguido desde entonces, y la relación que fue trabando con el artista ha llevado al músico a construir Canciones con Ángel, un disco en el Cruz se atreve a musicar una selección de textos del autor de La casa vestida y El signo insular, que produce y edita el Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM) con motivo de la retrospectiva que dedica al artista grancanario. La citada muestra, que reúne una selección de un centenar de piezas de poesía visual de Ángel Sánchez, creadas desde 1974 hasta 2019, con el comisariado del historiador y director de la Casa-Museo León y Castillo, Franck González, le ha permitido a Cruz materializar un proyecto que venía buscando hace años.

La poesía del artista grancanario Ángel Sánchez se convierte en música de la mano de Heriberto Cruz en Canciones con Ángel. Un proyecto discográfico que produce el Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM) con motivo de la retrospectiva que brinda al Premio Canarias de Literatura 2018 hasta el 7 de marzo. Amuleto es la primera pieza de adelanto de este trabajo que da otra perspectiva a la poesía visual de Sánchez.

“Las metáforas de Ángel las asumes como si fueran tuyas y es muy excitante”, sostiene el músico

decoration

Los caminos del artista y escritor Ángel Sánchez (Gáldar, 1943) y el músico Heriberto Cruz (Santa María de Guía, 1973) se cruzaron en febrero de 2016 en la Casa Museo Antonio Padrón con motivo de la presentación del libro Cuaderno de Campo. Cruz aceptó el ofrecimiento que le lanzó entonces César Ubierna, responsable del centro, de convertir en canción uno los textos de Sánchez, Mala sombra. Fue la primera vez que Heriberto Cruz se asomaba a la poesía de Ángel Sánchez- “Ahí me enganché con y surgieron muchas cosas”, explica Heriberto Cruz. El verso de Sánchez le ha perseguido desde entonces, y la relación que fue trabando con el artista ha llevado al músico a construir Canciones con Ángel, un disco en el Cruz se atreve a musicar una selección de textos del autor de La casa vestida y El signo insular, que produce y edita el Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM) con motivo de la retrospectiva que dedica al artista grancanario. La citada muestra, que reúne una selección de un centenar de piezas de poesía visual de Ángel Sánchez, creadas desde 1974 hasta 2019, con el comisariado del historiador y director de la Casa-Museo León y Castillo, Franck González, le ha permitido a Cruz materializar un proyecto que venía buscando hace años.

La música que esconde la palabra

Heriberto Cruz había editado en 2013 el disco Canciones al óleo, inspirado en la pintura de Antonio Padrón, que implementó como proyecto educativo para alumnos de Primaria y Secundaria entre 2014 y 2017; y en 2016, se acercó a la poesía modernista a través de la música con Versos a tiempo, y un repertorio sobre textos de Saulo Torón, Alonso Quesada y Tomás Morales.

“Un ‘shock’

Ángel Sánchez era una empresa bien distinta a todo lo anterior. Mala sombra, que estará en este disco, fue mi acercamiento a Angel Sánchez en todos los sentidos”, recuerda el músico. “ Empecé a leer sus libros y fue un shock, porque la poesía discursiva de Angel Sánchez, todo su trabajo requiere, de ganas de observar, y creo que el mundo de hoy necesitaría de más personas como Ángel Sánchez”.

Heriberto Cruz le dio a Sánchez una copia de su disco Canciones al óleo “para que viera lo que estaba haciendo”, y al tiempo, pasados dos o tres meses, el músico recibió una libreta con el siguiente título: Diez textos de Ángel Sánchez para ser musicados por Heriberto Cruz si le peta hacerlo. Eran diez textos originales “sobre temas de los que habíamos hablado en el de par de veces que nos habíamos visto”, recuerda Cruz. Con esa libreta tocó a la puerta del CAAM en busca de colaboración para un espectáculo que aunara música, teatro y audiovisuales. “No pretendía hacer un concierto al uso”, explica Heriberto Cruz. En este caso, la obra de un creador multidisciplinar debía igualmente proyectarse en distintos formatos.

El CAAM no podía asumir este formato, y así se lo trasladó su director Orlando Britto. El centro museístico de Vegueta tenía en el horizonte la retrospectiva de Ángel Sánchez, y “me llegó la propuesta de musicar algunos textos, que hiciera una selección distinta a ésta, de cara a un formato tradicional de disco, y es donde surge la historia de este disco”.

La música que esconde la palabra

La música que esconde la palabra

Recuerda el músico que  “volví a hundirme otra vez en un mundo y en unas letras fantásticas, y fue un trabajo duro, pero tiene el mismo grado de dureza que de divertimento y satisfacción”. No es tarea fácil porque, tal como reseña, “hay que leer, seleccionar, volver a leer lo seleccionado, empezar a quitar, unas me sonaban desde el principio, otras estrofas sueltas que vas dejando, y al mismo tiempo que vas aprendiendo de Ángel aprendes de ti mismo, te vienen imágenes, las metáforas de Ángel las asumes como si fueran tuyas, y es muy excitante”.

De esta manera fue haciendo las canciones hasta completar las seis del disco: se incluye la citada Mala sombra y Amuleto, está última estaba en la libreta de los diez textos; un Arrorró que Sánchez escribió para su nieta; o Versión atardecer, “un instrumental que nos gustó como quedó en el estudio”.

Canciones con Ángel se registró en los estudios Jessisma, en Gáldar, con Jesús Mendoza, y la complicidad de los músicos David Álamo, que aportó los arreglos de guitarra y bajo, “uno de los músicos más versátiles de las islas en todas las ligas, y he tenido la suerte de contar con él en todos los discos”, según Cruz; y Jorge Soroa, en la batería y percusión. Teniendo en cuenta el protagonista del álbum, Heriberto Cruz quiso probar con las programaciones para completar un trabajo en el que “siempre he ido buscando lo que me diga el texto, a veces muy oscuro y otros bastante claro”.

Piezas para descubrir al autor


“Siempre he tenido presente que lo que hiciera pudiera tener otro uso y que llegara un poco más allá que unas simples canciones”, reflexiona Heriberto Cruz. “No se si lo he ido logrando pero los proyectos que me han ido saliendo a partir del primero así van encaminados en esta línea”. El músico grancanario confía en que el trabajo sobre Ángel Sánchez tenga recorrido. “Y espero que quienes no lo conozcan o no se hayan atrevido con Ángel Sánchez, lo hagan a través de estas canciones”. | D. F. H.

Compartir el artículo

stats