Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El timple cabalga con la Big Band

'Imaginando folías' une a Germán López y la Gran Canaria Big Band en el primer disco íntegro con arreglos para el instrumento | “Es un regalo”, afirma el timplista

El timple cabalga con la Big Band Nacho González

El timple cabalga a lomos de una vibrante Big Band. Un nuevo salto en la evolución que ha tenido el instrumento popular en las últimas décadas desde que comenzó a despegarse de su entorno natural, y que tiene, otra vez, de protagonista a Germán López, y la Gran Canaria Big Band. El timplista grancanario y la formación que dirige Sebastián Gil, de la mano de Jeito Producciones, han grabado el primer disco íntegro para Big Band y timple, Imaginando folías, que se presenta en directo el 13 de febrero en el Alfredo Kraus.

Un disco de folk y jazz, que tiene cabida en el circuito de la world music, como subraya Sebastián Gil, trompetista y director de la Gran Canaria Big Band, “con el que ponemos nuestro grano de arena en la historia; el timple es protagonista cuando lo tiene que ser, y cuando la Big Band tiene ese tutti con todos los vientos, también le deja espacio”.

“Es un regalo”, exclama Germán López acerca de Imaginando folías y cómo, en la estela de su maestro, el timplista José Antonio Ramos, el instrumento sigue tocando otras puertas de estilo y repertorio. Para el autor de Timplíssimo (2006), Silencio roto (2009), De Raiz (2013) y Canela y limón (2016), “escuchar mi música después de haber tocado en formato de cuarteto y quinteto, de llevarlo a dúo con Antonio Toledo, y de repente hacerlo con una Big Band es impresionante, aparte de la sensación, que no por obvia es menos importante, de estar tocando, darte la vuelta y tener a 19 músicos detrás, el aire de todos ellos llegaba. Y es un aprendizaje enorme y una experiencia única para cualquier músico”.

Nueve temas de la discografía de López, más una pieza original de José Antonio Ramos, son el resultado de Imaginando folías. La composición que le da título, que aparecía en el álbum Silencio roto (2009); otros como Gorée, “en una mezcla muy divertida, con una orquesta de jazz tocando merengue con un timple”; Muelle viejo, “uno de los más emblemáticos del repertorio”; o Luz, son parte de un repertorio, en el que según el timplista “buscamos un equilibrio entre temas rápidos y otros más calmados, pero, con una Big Band todo suena muy potente”. Caso aparte es la versión de Puntales, con arreglos de Big Band y desprovisto del timple.

El timple cabalga con la Big Band

“Germán eligió bien los temas”, explica Sebastián Gil. Según el director, “hay que destacar el trabajo de los arreglistas que han puesto la música de Germán en formato Big Band, Rayko León, Yul Ballesteros y José Carlos Cubas, porque en este caso, lo difícil es que el timple esté presente y que la Big Band tenga protagonismo”.

Imaginando folías sería el quinto disco en solitario de Germán López, y el octavo colaborativo. El timplista confía en publicar en los próximos meses un nuevo álbum de estudio, grabado entre Madrid, Los Angeles, Londres, México y Portugal. “El proyecto con el productor americano sigue ahí, ya está grabado, pero todo va muy despacio y y la situación sanitaria ha frenado todas las negociaciones”.

Compartir el artículo

stats