Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nisa Alemán Cuesta: “Un bailarín vive en una crisis continua y ahora todas las pequeñas oportunidades se han esfumado”

"Ahora para colmo todas las pequeñas oportunidades se han esfumado y muchos hemos tenido que abandonar nuestras casas", indica la bailarina

Nisa Alemán Cuesta

Nisa Alemán Cuesta LP/DLP

Su nombre es Nisa Alemán Cuesta, tiene 28 años y es una de las bailarinas profesionales más valoradas por las productoras y las empresas de ocio. Vive en Las Palmas de Gran Canaria y en su currículum destaca haber trabajado en diferentes islas del Archipiélago así como en Ibiza o Formentera. Nisa ha llevado su arte, asimismo, a países como China, Marruecos, Suiza o Egipto, entre otros.

¿Qué le ha supuesto la serie de restricciones que prohíben bailar y mantienen cerrado el ocio nocturno?

Partimos de la base de que un bailarín y en general los artistas vivimos en una crisis continua, teniendo que abandonar nuestro hogar cada pocos meses en busca de oportunidades y lugares donde se nos valore cargando con la incertidumbre de si nos saldrá o no otro trabajo y donde será. Ahora para colmo todas las pequeñas oportunidades se han esfumado y muchos hemos tenido que abandonar nuestras casas, han quitado el vehículo (esencial para aquellos artistas autónomos que trabajan en diferentes localizaciones y necesitan trasladarse con sus vestuarios a cuestas) a compañeros por no poder pagarlo ya que no reciben ningún tipo de ayuda.

¿Cómo ha sobrevivido, económicamente hablando, al parón?

Personalmente me siento muy agradecida de aportar salud como entrenadora personal en el centro de entrenamiento Health4life que me abrió sus puertas y me dio la oportunidad de continuar trabajando, hasta hace dos semanas que han cerrados gimnasios y cada vez nos ponen mas difícil las cosas. Es una profesión bastante efímera por lo que sería difícil calcular dada la inestabilidad económica en la que se nos acostumbra a vivir.

¿Ha recibido alguna ayuda o tiene la sensación de que nadie se ha preocupado por atender y mejorar a los y las profesionales que desarrollan su actividad en discotecas, eventos, galas de Carnaval, animación turística…?

Básicamente los que reciben ayudas son quienes se tiran a la piscina dándose de alta como autónomos y pudieron agarrarse a la mínima del cese de actividad, muchos otros no han recibido nada y lo poco que tenían lo han invertido en migrar a otros países en busca de oportunidades ya que ahora mismo en España ni queriendo trabajar de lo que les salga han tenido oportunidad.

La contratación para la animación en cruceros ha sido también un salvavidas al cual se aferraron muchos y muchas bailarines pero la crisis sanitaria mantiene paralizado ese sector turístico. ¿Conoce casos de personas afectadas por ese parón?

Varios profesionales muy buenos se veían obligados a embarcarse durante meses y como decía antes ahora no se puede pagar ni un alquiler. Y no olvidemos a aquellos que son padres y madres.

¿Y qué se puede hacer?

La situación se ha agravado ya que no es solo que la cultura cada vez está más reducida, sino que con las nuevas fases los bailarines que han emprendido montando escuelas de danza se han visto obligados a cerrar sin ningún tipo de amparo.

¿Cómo ve el futuro?

Soy bastante optimista pero la verdad que no sabría decirte… Tener planes de futuro es tan del 2019 que ahora mismo estoy en blanco.

Compartir el artículo

stats