Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Historia

SIM, el rostro de la República

La Fundación Juan Negrín exhibe la primera retrospectiva en España del artista gaditano José Luis Rey Vila, quien defendió la causa republicana a través de su arte

El coleccionista Johannes Peter con una de las carpetas de SIM en la Fundación Juan Negrín. | | LP/DLP

El coleccionista Johannes Peter con una de las carpetas de SIM en la Fundación Juan Negrín. | | LP/DLP

El legado artístico del dibujante José Luis Rey Vila (Cádiz, 1900 - París, 1983) ha permanecido en la sombra a pesar de que, bajo el seudónimo de SIM, firma las estampas más emblemáticas en defensa de la Segunda República Española durante la Guerra Civil. La Fundación Juan Negrín inaugura la primera exposición retrospectiva sobre su vida y obra, fruto de su colaboración con el coleccionista Johannes Peter, que recorre tres etapas diferenciadas de la trayectoria del artista, si bien su puesta de largo en la institución grancanaria se aplaza, sin fecha, hasta que mejore la situación sanitaria en la Isla.

La defensa artística de la Segunda República en la piel de la Guerra Civil española cristalizó en un legado de acuarelas expresionistas de trazo grueso en blanco y negro bajo las enigmáticas siglas de SIM, seudónimo del artista José Luis Rey Vila (Cádiz, 1900-París, 1983) entre los años 1936 y 1937, en los que se erigió en uno de los artistas más destacados y relevantes en el período de la contienda.

Después de décadas en la sombra más allá de las lindes del mercado del arte, la Fundación Juan Negrín abre sus puertas a la primera exposición retrospectiva en España sobre la vida y obra del dibujante gaditano, apodado como “el rostro de la República” por parte del coleccionista berlinés afincado en Gran Canaria, Johannes Peter, a quien pertenece esta valiosa relación de 120 piezas testimoniales que intercala dibujos, litografías, estampas, carteles, portadas, publicaciones y recortes periodísticos.

La muestra se divide en tres fases diferenciadas en Cádiz, Barcelona y el París ocupado

decoration

Esta muestra histórico-artística constituye un proyecto expositivo absolutamente inédito en España, que solo ha visto la luz durante tres días en Saarbrücken (Alemania) el pasado septiembre de 2020, pero cuya puesta de largo en la institución grancanaria se pospone hasta que prospere la situación epidemiológica.

Una ilustración de Rey Vila, bajo la firma de Sim, de 1937. | | LP/DLP

No obstante, el coleccionista ya acomete el montaje expositivo en una de sus salas, donde divide su itinerario en tres etapas diferenciadas: el contexto biográfico de Rey Vila desde 1900 a 1929, desde sus primeros años en Cádiz hasta la publicación de sus primeros dibujos, con 18 años, en homenaje a los soldados de la Primera Guerra Mundial (por lo que inaugura el eje temático sobre el que pivotaría toda su trayectoria creativa); su establecimiento en Barcelona entre 1928 y 1937, consolidándose como el primer gran artista en defensa de la causa republicana; y por último, su primera etapa exiliado en París, de 1940 a 1944, testigo excepcional de la ocupación alemana y liberación de la ciudad por parte de los aliados.

La inmersión en el archivo de Rey Vila, alias SIM, por parte de Johannes Peter arrancó cuatro años atrás en el marco de una investigación en torno al arte en la Guerra Civil española. “En este contexto descubro a SIM, que permanece a la sombra de Picasso, pero que se convirtió en la verdadera cara republicana de la Guerra Civil hasta el final de 1937, cuando la anticipación internacional del Guernica en el Pabellón de la República de la Exposición Universal, en París, donde coinciden ambos artistas, se consagraría como el reclamo internacional a favor de la República y causa de la revolución”, apunta.

El ‘Guernica’ de Picasso tomó el relevo en París como reclamo internacional

decoration

Pero lo cierto es que, desde que el golpe de Estado del 18 de julio de 1936 sorprendiera al artista en Barcelona, donde residía y trabajaba como ilustrador, Rey Vila se lanzó a las calles para dibujar las atmósferas, cuerpos y escenarios en el corazón de la ciudad, donde pergeñó las carpetas de dibujos Estampas de la Revolución Española. 19 de julio de 1936, encuadernadas en espiral en tres idiomas para promocionar la defensa de la República en el extranjero; y más adelante las 12 estampas de la guerra.

La carpeta de dibujos ‘12 escenas de guerra’, bajo la firma de Sim. | | LP/DLP

Miembro del Sindicato de Dibujantes Profesionales de UGT, el éxito internacional de las primeras estampas, publicadas por el sindicato CNT-FAI en los Talleres Graphos, se traduce en el segundo encargo por parte de UGT. En ambas carpetas, el dibujante camufla su identidad bajo la firma de SIM en tinta china, que Johannes Peter atribuye a la abreviatura de Simone, por la escritora y militante izquierdista Simone Weil, que Rey Vila conoció y retrató en París. A esta colección se suman numerosos carteles, postales, dibujos e ilustraciones para importantes cabeceras progresistas, que arropan artículos de corte republicano como, entre otros, una pieza dedicada a Federico García Lorca en la revista Nova Iberia.

Tras su exilio en París, Rey Vila no regresa a España, pero retoma su nombre real para esbozar, no sin riesgos y con reminiscencias de sus años en Barcelona, la ocupación y liberación de París como artista y refugiado. En esta serie desfilan columnas enteras de soldados y vehículos de la Gestapo, pero culmina con la celebración artística de la liberación en 1944.

Puesta de largo aplazada


La Fundación Juan Negrín conmemora hoy el 129 aniversario del nacimiento del doctor Juan Negrín López -ocurrido el 3 de febrero de 1892 en Las Palmas de Gran Canaria-, para lo que tenía prevista la inauguración de la exposición retrospectiva SIM. El rostro de la guerra, sobre la vida y la obra del dibujante José Luis Rey Vila, que puso cara a la Segunda República. Sin embargo, las restricciones sanitarias impuestas con motivo de la pandemia obligan a la institución grancanaria a aplazar su inauguración hasta que la situación sanitaria lo permita. Por su parte, el coleccionista alemán Johannes Peter, afincado en Gran Canaria, dueño del archivo de Rey Vila, avanzó ayer en el proceso de montaje de la muestra que “esta es una exposición muy importante para Gran Canaria y, en general, para España”. “La obra de SIM es menos conocida, pero se sigue reproduciendo hasta hoy y tiene un importantísimo significado histórico, ligado además a la trayectoria de Juan Negrín”, expuso. La muestra verá la luz por primer vez en España en la Fundación Juan Negrín, aunque Johannes Peter revela que ya ha trabado contacto con las embajadas de Madrid, Barcelona y Cádiz, así como con París, para promoverla en un gran recorrido internacional. | N. N.


Compartir el artículo

stats