Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música

El PSOE renuncia a la Orquesta por las “intromisiones” de Antonio Morales

La salida de la Fundación OFGC está motivada por el “capricho personal” del presidente, según Pérez, al intervenir en áreas que no son de su competencia

Guacimara Medina, en primer término, ayer junto a Miguel Ángel Pérez en la sede de la OFGC. | | EFE/QUIQUE CURBELO

El grupo socialista en el Cabildo renuncia a la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC) por las “intromisiones” del presidente de la institución insular, Antonio Morales (Nueva Canarias) en la gestión de la Fundación OFGC. El vicepresidente primero del Cabildo, Miguel Ángel Pérez, y la consejera de Cultura, Guacimara Medina, ambos del PSOE, formalizaron ayer su salida de la Fundación OFGC debido a las reiteradas discrepancias con Morales. Hasta ayer, Medina ostentaba la presidencia del Patronato y de la Comisión Ejecutiva de la Fundación OFGC; y Pérez la vicepresidencia del Patronato, además de la plaza de vocal en la Ejecutiva.

El detonante de esta maniobra del grupo socialista tiene que ver con las diferencias de criterio con Morales ante las medidas a adoptar por los distintos conflictos, situaciones laborales y administrativas de dudosa legalidad en la Orquesta, que afectan e implican al actual director titular y artístico Karel Mark Chichon.

Por un lado, las tres demandas e investigaciones en curso por presunto acoso laboral en el seno de la OFGC, que implican a Chichon, con contrato hasta 2023, que es además nulo de pleno derecho, según los servicios jurídicos del Cabildo; y de otro, irregularidades que se le imputan al director entre gastos no justificados y las contrataciones de músicos de refuerzo por un millón de euros.

El respaldo de Morales a Chichon, con denuncias de acoso laboral, ha sido determinante

decoration

Las demandas han sido formuladas por el gerente de la OFGC, Christian Roig, en este caso referidas a tutela del derecho a la integridad moral, del derecho al honor y por acoso moral en el ámbito laboral; la jefa de producción de la Filarmónica, Isabel Turienzo; y uno de los músicos de plantilla que se encuentra de baja laboral. Sobre estos dos últimos, el Cabildo ha recibido informes externos de la empresa Igualia en los que se evidencian indicios de acoso laboral por parte de Chichon.

“Responsabilidad política”

De nada de eso se habló ayer en la comparecencia de Guacimara Medina y Miguel Ángel Pérez en la sede la Orquesta Filarmónica para dar cuenta de esta decisión fruto de la “repulsa” del grupo socialista a la gestión de la Fundación de la OFGC. “Es un ejercicio de responsabilidad política”, señaló Medina para justificar esta renuncia sin abundar en más detalle que las diferencias insalvables con Antonio Morales respecto a la Orquesta. “No pedimos absolutamente nada a cambio, no es un acuerdo entre partes”, recalcó la consejera insular de Cultura.

Según Miguel Ángel Pérez, “hace tiempo que no compartimos ni la visión ni la forma de gestión que pretende el presidente del Cabildo, Antonio Morales, y por coherencia, por responsabilidad, hemos decidido renunciar a nuestras competencias en la Fundación de la OFGC”.

Una decisión, que tal como reiteró en varias ocasiones, “no condiciona ningún acuerdo firmado ni pacto previo con nuestros socios de gobierno y queremos dar garantía de estabilidad al pacto de gobierno insular, que a día de hoy rige Gran Canaria”.

El problema es con Antonio Morales y no con Nueva Canarias. “Por encima del capricho personal del presidente del Cabildo, está la estabilidad y el bienestar de la sociedad grancanaria”, publicaba ayer Miguel Ángel Pérez en Twitter tras hacer pública la renuncia.

Antes dejaba claro que “esto no afecta a las relaciones del partido socialista con nuestros socios de Gobierno, Nueva Canarias y Podemos, pero sí me gustaría dejar claro que se trata de una discrepancia evidente con los criterios por parte de Antonio Morales respecto a la forma de gestionar la orquesta y de participar en el día a día en la administración de la Fundación”.

“La renuncia es oportuna”

Medina y Pérez insistieron ayer que “la renuncia es lo oportuno en estos momentos” toda vez que dan por imposible reconducir una situación con posiciones enconadas sobre el futuro de Karel Mark Chichon, que cuenta con el apoyo de Morales, tal como ha venido manifestando: y del actual gerente Christian Roig, que ha sido cuestionado por el presidente.

“Las visiones no son compartidas, no coincidimos en el modelo de gestión a seguir [en la OFGC], damos un paso a un lado y continuamos con la gestión” en el resto de áreas de Cultura, dijo Medina. Ni la consejera ni el vicepresidente consideran que se pueda calificar de fracaso político la salida de la Fundación de la OFGC. “Todo lo contrario”, subrayó la consejera de Cultura. Según relató Medina, en el año y medio en la presidencia de la Fundación ha primado “el interés general, el bien de la entidad y siempre atendiendo a los irrenunciables criterios de transparencia, de legalidad y de la correcta gestión del servicio público”.

En este sentido, puso de manifiesto que “nada nos ha desviado en absoluto de esta senda y ante las dificultades, que a nadie se les esconde, por las que atraviesa esta Fundación, que en absoluto han venido motivadas por esta presidenta, entendemos que hay decisiones que hay que tomar en beneficio, y velando por el interés de la entidad y la vocación de servicio público”.

Es además una cuestión de “coherencia”, en palabras de Miguel Ángel Pérez, por cuanto las discrepancias con Morales han abortado cualquier consenso sobre la OFGC. “Hemos intentado negociar en varias ocasiones, y tenemos un proyecto político diferente que hemos querido poner en práctica de manera reiterada con intromisiones del presidente del Cabildo, Antonio Morales. No participamos de esas decisiones”.

Los socialistas aseguran que esta decisión no afecta a la estabilidad del pacto de gobierno

decoration

Entre las “intromisiones” a las que se refiere el vicepresidente de la institución insular, que ayer esquivó cualquier respuesta sobre cuáles son los problemas en la Orquesta, y qué es lo que no funciona en la OFGC - “la pregunta que me hace tiene muchas vertientes”, se limitó a decir-, cabe recordar que a mediados de enero Antonio Morales retiró y devolvió en 24 horas, con dos decretos, las competencias a Guacimara Medina en la OFGC. Con ello tuvo acceso a documentación de los litigios abiertos en materia de acoso laboral. “En los últimos meses ha habido numerosos incidentes”, señaló Miguel Ángel Pérez.

“Al presidente del Cabildo le compete tomar ahora las decisiones”, avanzó Pérez al ser cuestionado sobre qué va a ocurrir con el director, el gerente, y las otras denuncias. Se da la circunstancia que el gerente Christian Roig, en el cargo desde julio pasado agota este fin de semana la duración del contrato en prueba. Sobre Roig, Pérez reconoció que “el gerente he hecho su trabajo como creemos que debería haberlo hecho, y entendemos que vaticinar el futuro no es oportuno y creo que no procede dar información”. Y recordó que “a partir de ahora, otras personas ocuparan la responsabilidad de la OFGC”.

Guacimara Medina si anunció ayer que “las demandas ya tienen fecha” para resolver los frentes judiciales, aunque no las desveló y rehusó hacer manifestación alguna en este sentido.

“Dejación de funciones” y “cobardía”

El portavoz de Ciudadanos en el Cabildo de Gran Canaria, Ruymán Santana, lamentó ayer la “dejación de funciones” y la “cobardía” mostrada por el Grupo Socialista tras renunciar a sus competencias en la gestión de la OFGC, que ahora recaen por completo en el presidente Antonio Morales. En un comunicado, Santana ha criticado esta “huida” en un momento “crucial” para la OFGC, que “sigue siendo un auténtico polvorín, con denuncias de trabajadores a su director titular por acoso laboral, refrendadas por informes de una empresa externa”. El portavoz de Cs ha recordado que “hace poco más de un mes, denunciamos que Morales había revocado las funciones de Guacimara Medina como presidenta de la Fundación” para acceder a los expedientes de las denuncias por acoso en la OFGC. Según Santana, el PSOE guardó silencio y dio por buena “esa humillación de Morales a Medina”. Cs se mantendrá vigilante ante las denuncias a Chichon por acoso laboral, “insistiendo en que se resuelvan otras denuncias que tienen que ver con la relación contractual del director gibraltareño - ejerce funciones que no son de su competencia, y disfruta de privilegios que no figuran en su relación laboral- y el de su asistente, Rafael Sánchez Araña”. | LP  


Compartir el artículo

stats