Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música

El gerente de la Filarmónica demanda a Morales en el proceso por acoso laboral

Roig da trámite a una ampliación de la acción judicial contra la Fundación OFGC y Karel Mark Chichon, el mismo día que el presidente asume el control de la orquesta

Antonio Morales, ayer durante la celebración del Pleno del Cabildo de Gran Canaria.

El gerente de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, Christian Roig Puig (Valencia, 1977) , ha presentado una demanda por acoso laboral, integridad moral, derecho al honor e imagen contra el presidente del Cabildo, Antonio Morales. Se trata de una ampliación de la acción judicial emprendida por Roig a finales de octubre del pasado año contra la Fundación OFGC y el director titular y artístico Karel Mark Chichon, y que ahora también implica a Morales.

La ampliación de la demanda se presentó el pasado jueves 25 de febrero ante el Juzgado de lo Social número uno de Las Palmas de Gran Canaria, el mismo día que Guacimara Medina y Miguel Ángel Pérez, consejera insular de Cultura y vicepresidente primero del Cabildo, respectivamente, renunciaran a sus cargos en la Fundación OFGC, ante las discrepancias con el presidente de la institución insular, Antonio Morales; y por las intromisiones reiteradas de éste en la gestión de la OFGC, que tienen que ver con las demandas e investigaciones por acoso laboral y otras irregularidades que implican al director titular y artístico, Karel Mark Chichon.

El demandante sitúa a Morales como defensor de la “ilícita actuación” del director

decoration

La petición de ampliación de la demanda de Christian Roig, que también implica y afecta a Guacimara Medina por su condición de presidenta de la Fundación OFGC cuando el gerente inició el proceso judicial, señala a Antonio Morales como la persona que “ha venido arropando, y empoderando al codemandado Sr. Chichon en su ilícita actuación frente al actor, desde la Presidencia del Cabildo Insular de Gran Canaria, e incluso desde la Presidencia de la Fundación codemandada”.

En este contexto, el abogado que representa a Christian Roig, relata en su escrito que Antonio Morales accedió a la presidencia de la Fundación el pasado 15 de enero -tras revocar y devolver las competencias a Medina en 24 horas-, “cargo que ostentó para públicamente denigrar al actor”.

La renuncia de Medina y Pérez a la presidencia y vicepresidencia del Patronato de la Fundación OFGC deja ahora este órgano en manos de Antonio Morales, y será quien tome las decisiones respecto al futuro inmediato del director y gerente. Las diferencias de criterio entre los socialistas y el presidente, de Nueva Canarias, propiciaron la salida de los primeros de la Fundación en “un ejercicio de responsabilidad política”.

El escrito recuerda que el presidente usó el cargo para “públicamente denigrar” a Roig

decoration

Hasta la fecha, Antonio Morales ha defendido el trabajo de Karel Mark Chichon, cuyo contrato, ampliado en mayo de 2018 hasta 2023, y tareas que desempeña no se ajustan a la legalidad, según los servicios jurídicos, y sin emprender acción alguna ante las demandas por acoso: la de Roig, y las formuladas por la jefa de producción de la OFGC, Isabel Turienzo, y por uno de los músicos, con informes externos que evidencian los indicios de acoso laboral por parte del director titular de la Filarmónica.

De otro lado, el presidente del Cabildo se ha significado, por sus actuaciones y forma de proceder, en contra del gerente, que ahora lo incluye en su demanda. Christian Roig accedió al cargo en julio pasado, el contrato en pruebas se extingue este fin de semana, y su continuidad depende de Morales.

El gerente reclama el pago de una indemnización de 40.000 euros por “el daño moral sufrido”

decoration

“Protección blindada”

En el escrito, en el que Roig reclama además una indemnización de 40.000 euros por “el daño moral sufrido”, se insiste en los motivos de la renuncia de Medina, toda vez que se produjo “al no poder ésta, según ha manifestado públicamente hoy [por el jueves], seguir soportando la injusta protección blindada” de Antonio Morales hacia Karel Mark Chichon, “frente a las denuncias por acoso y mobbing formuladas contra él, además de por el actor, por otros trabajadores de la Fundación”.

La ampliación de la demanda lleva pareja la citación de interrogatorio de Antonio Morales; y la testifical de Guacimara Medina.

Compartir el artículo

stats