Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música

El gerente de la OFGC supera el periodo de prueba sin que Morales lo despida

Christian Roig mantiene su cargo pese a las reticencias del presidente insular, a quien demandó el mismo día en que el nacionalista asumió el control de la Filarmónica

Un concierto de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC), bajo la dirección de Karel Mark Chichon.

Un concierto de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC), bajo la dirección de Karel Mark Chichon.

El gerente de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC), Christian Roig Puig, ha superado el periodo de prueba que culminaba ayer lunes, en el marco de la mayor crisis de gestión en el seno de la Fundación OFGC. Pese a que Antonio Morales, presidente del Cabildo de Gran Canaria y actual presidente de la Filarmónica tras la renuncia del PSOE en el cargo, dejó entrever en el pleno celebrado el pasado noviembre de 2020 que Roig sería despedido al finalizar dicho periodo prueba debido a “dudas” en su procedimiento de contratación, Roig continúa en el cargo en pleno proceso de investigaciones por presunto acoso laboral y distintas irregularidades contra Karel Mark Chichon, director titular y artístico de la OFGC.

“Cuando una persona tiene un contrato, pasa un periodo de prueba y a partir de ahí sigue corriendo el tiempo de contrato”, declaró Morales al respecto ayer durante la rueda de prensa de presentación de los actos por el 8M, que coincidía con la fecha de finalización del periodo de prueba del gerente. En este mismo encuentro, Morales aseguró a los medios que el contrato de Chichon “no tiene ninguna irregularidad” y que el informe remitido a partir de la revisión de dicho contrato “no habla ni de irregularidades ni de ilegalidades en ningún momento”, sino de “distintas maneras de entender cómo se debe plantear un contrato para un director artístico de una orquesta de estas características”.

A esto añadió que se trata de un contrato “de carácter mercantil, y hay juristas que dicen que debe ser con carácter especial de artista o contrato laboral”, lo que supone “distintas posibilidades sobre la mesa para una posible modificación del contrato”.

Morales asegura que el contrato de Karel Mark Chichon “no tiene ninguna irregularidad”

decoration

Asimismo, cabe destacar que Roig ha presentado una demanda por acoso laboral, integridad moral, derecho al honor e imagen contra Morales, que se corresponde con una ampliación de la acción judicial emprendida por el actual gerente a finales de octubre de 2020 contra Chichon y la Fundación, y que ahora también implica a Morales. Esta ampliación de la demanda se presentó el pasado jueves 25 de febrero ante el Juzgado de lo Social número uno de Las Palmas de Gran Canaria, el mismo día en que Guacimara Medina y Miguel Ángel Pérez, consejera de Cultura y vicepresidente primero de la corporación insular, respectivamente, ambos del PSOE, renunciaran a sus cargos en la Fundación OFGC por sus continuas discrepancias con Morales.

Ambos arguyeron como motivo principal las intromisiones reiteradas del presidente insular en la gestión de la OFGC y sus diferencias de criterio ante los múltiples conflictos y situaciones laborales sospechosas en el seno de la Orquesta, que afectan e implican al actual director titular y artístico. A este respecto, Morales insistió ayer en que la situación de renuncia de Medina y Pérez “no daña el pacto de gobierno en absoluto”. “Seguimos y seguiremos trabajando como hasta ahora”, afirmó.

Asegura que la salida del PSOE de la Fundación OFGC “no daña el pacto de gobierno”

decoration

Actualmente siguen en curso las tres demandas e investigaciones por presunto acoso laboral en el seno de la OFGC que implican a Chichon, cuyo contrato hasta 2023 es además nulo de pleno derecho, según los servicios jurídicos del Cabildo, así como un proceso de investigación por supuestas irregularidades de gastos no justificados y contrataciones de músicos de refuerzo por un millón de euros.

Además de por Roig, estas demandas también han sido formuladas por la jefa de producción de la Filarmónica, Isabel Turienzo, y uno de los músicos de plantilla que se encuentra de baja laboral. Al respecto de estos dos últimos, el Cabildo ha recibido informes externos por parte de la empresa Igualia que evidencian indicios de acoso laboral por parte de Chichon. El mismo día de su renuncia, Medina, que ostentaba la presidencia del Patronato y de la Comisión Ejecutiva de la Fundación OFGC, aseguró que estas demandas ya tienen fecha.

Compartir el artículo

stats